Domingo 18 de noviembre de 2018,
Bottup.com

Inés del Río puesta en libertad

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

OPINIÓN/Inés  del Río, ex terrorista, puesta en libertdad después de cometer 24 asesinatos…¡Qué Dios la perdone!

Y siguen cayendo lágrimas de mis ojos… Uno se pregunta de qué van a vivir nuestros hermanos violentos. Solamente sabían y saben matar…por dinero. ¡Maldito dinero! Sé muy bien que es harto difícil perdonar, pero, quizá, el olvido sea el mejor remedio para esta clase de desgracias.

Puede ser también que, en algún tiempo, el ser humano vino en conocimiento de que además de poder destruir a los animales, también podía matar a sus semejantes, incluso podía destruirse a sí mismo.

Siguen llorando mis ojos…Niños y adolescentes miran y se divierten cuando visionan televisión, contemplando escenas e imágenes  cargadas de violencia con resultado final de ‘muertes violentas’. Muchos psicólogos manifiestan que la pequeña pantalla puede llegar a convertir a niños y adolescentes…en futuros suicidas, drogadictos, malhechores…¡Esto es mala medicina!

La madre del que fue concejal del Ayuntamiento de San Sebastián, señor GregorioOrdóñez, víctima del terrorismo, se dirigió a los autores del asesinato en los siguientes términos: “Decid a vuestros hijos que paren de matar; vosotras podéis hacerlo, pues próximamente hablaréis con ellos en los centros penitenciarios ubicados en la autonomía vasca. Yo, si quiero hablar con mi hijo, tengo que ir al cementerio”. Triste y real reflexión.

                        Lágrimas de dolor, blancas como la nieve, que entristecen a todo el mundo…se nos forman en nuestros ojos todos los días del Señor, o  sueños de angustias que uno lleva encima muchas veces. Lloramos y volvemos a llorar por todas las víctimas del terrorismo español: ¡Qué fueron muchas…horas de angustia llevadas dentro de nuestros corazones! Se me viene a la memoria que…siempre son, sin duda, y  fueron los violentos quienes han ejercido la crueldad, causando muertes irreparables, temor, terror, detenciones ilegales, asesinatos…

No puedo estar de acuerdo con la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), cuando han rechazado el recurso interpuesto por España-en relación con la condena que en su día se le impuso a la ex terrorista Inés del Río-, al haber aplicado a esta última la doctrina Parot  . Esta sentencia, posiblemente, supondrá la supresión de la ‘doctrina Parot’, y abra las puertas de par en par- los centros penitenciarios españoles- para que otros presos con graves delitos a sus espaldas se amparen en ella. ¡Todos a la calle!

 

Fueron y son los violentos quienes han ejercido la crueldad causando muertes irreparables, temor, terror, detenciones ilegales, asesinatos…, no respetando nunca los derechos y libertades de cualquier estado democrático, y el primero de los derechos: el derecho a la vida. La regeneración pudiera ser creíble siempre bajo un marco que abarcase dos premisas ’sine qua non‘: a) la entrega de las armas, y b) que los condenados –por delitos comunes de sangre– cumpliesen y cumplan las penas integras. (Si no me equivoco esta última premisa estuvo en los programas del PSOE y del PP: ninguno de los dos fueron consecuentes con sus promesas, que fueron como plumas de palomas que se la lleva el viento… hacia los cielos de la inmensidad. No se comprometieron ni se comprometen tampoco ahora. ¿Cuestión de votos? ¡Cualquiera sabe!)

El terrorismo español (así lo llamó yo, pues uno piensa que los vascos también son españoles) es un dragón de mil cabezas. Éste se extinguirá cuando los partidos democráticos españoles así lo procuren. ‘El Dragón’ tuvo su santuario político-armado en tierras francesas durante más de catorce años. Contó con la anuencia del Ejecutivo francés, quien concedió a los terroristas el poder acogerse a la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 14, es decir, les concedió el derecho de asilo a personas que mataban( y que siguen matando en Francia, marzo de 2010)en virtud de ideales políticos. Matar es y será siempre un delito común, y vemos que, contra los violentos, es inservible llevar sobre nuestros pechos el lazo azul de la paz.

Siguen llorando mis ojos…Desde siempre, y amaneciendo las civilizaciones hasta nuestros días, los humanos estamos conectamos por un hilo interminable de angustias, frustraciones, soledades…Los hombres y la mujeres, intercomunicados entre si, que, venciendo el instinto primario de de conservación, no obstante, se quitan la vida antes de llegar al final natural de sus vidas mortales. Como señaló el antropólogo Ashley Montagu: “Aprender a hablar cuenta muchos meses. Aprender a amar puede costar años.

Ante tantas muertes de seres inocentes, como son los niños, uno no entiende como no resuelven, y de una vez por todas, el calvario que supone ‘morir de hambre’ en este mundo de la superabundancia, donde cada ‘perro/a’ tiene su asiento en muchos hogares( quiero hacer constar que no tengo nada contra los perros…), es tapado con suaves mantas a su medida, y hasta he sido testigo de cargo… cuando pude comprobar que una buena señora…paseaba a su ‘perrita’ en un coche similar al que usan los niños(¡ Increíble!). Mas me ratifico en lo que expreso: El Globo Terráqueo que habitamos no es el paraíso precisamente, y uno-en infinitas ocasiones- no comprende ni qué Dios es el verdadero: aunque quiero entender…que es ‘el Dios de todas las religiones’ (uno es católico pero la nuestra es una religión más dentro de las muchas que existen, que rezan al mismo Dios). Y siguen las lágrimas cayendo de mis ojos poco a poco…

“Pasan los días, se vienen los meses, y mi lágrimas negras ya de tanto llorar, me aconsejan que me marche de mi casa, y deje a mis dos hijos del alma–polluelos aún– solos. Mi esposo me pega todos los días. Parece ser que… es por costumbre, por afán de maltratar por maltratar, por afán de superioridad, por fuerza bruta–de lo cual doy fe de que la posee…–, y estoy amenazada de muerte”, así rezaba una misiva que recibí de una buena amiga de mi juventud, de estudios que cursamos juntos. Su nombre es Estrella: delicada, preciosa, inteligente y sufridora donde las haya… Está viviendo su historia, ahora y no antes, su historia del miedo de las mujeres ante los hombres, y con su corazón dentro de las tinieblas –sangrando dolor femenino–ante la falta de protección en la que se encuentra…

Converso con mi pensamiento, y él me dice: “¿Para qué sirve tanta riqueza en nuestras manos?” Si la riqueza fomenta compasión, uno desea ser pobre; si la pobreza genera odio, uno no desea ser rico (ni la compasión ni el odio son buenos compañeros de viajes). Y es que el hombre es insaciable en cuanto a la posesión de riquezas (por bienes terrenales). “El dinero es como el abono que se echa a la tierra: de nada sirve si no se extiende”, dejó escrito Francis Bacon (pintor).

“Cuando me asomo a la ventana me olvido de todas mis preocupaciones”, me decía  un pobre amigo mío-, “que son muchas a lo largo del día”. Y uno se dice así mismo: “Si quieres vivir-ríe y llora-, escucha las voces del agua y de los pajarillos perdidos…, sus cantos. Y el viento que rompe y amenaza…; y la lluvia, la nieve…; lloran las razas. Todo vive en la noche oscura, pero no escuches latidos corazones muertos; si quieres vivir…: vive”.

 

Fingir, fingir, y siempre fingir y representar: éste es el maravilloso papel, que nos toca representar a todos los humanos en este valle de lágrimas llamado tierra. Nacemos, vivimos y morimos-arropados siempre-por una gran sábana-fantasma llena de fingimientos y mentiras. Y es que lo estamos viendo, a menudo, en nuestra cotidiana vida: finjamos y representemos nuestros papeles, que nos han sido asignados en la gran comedia del mundo. Mas tras el cuadro de la vida que nos encontramos, y en variadas ocasiones, vemos y escuchamos verdades que son mentiras, mentiras que son verdades…Siempre luces y sombras, sombras y luces presentes en nuestro intelecto.

La Coruña, 18 de noviembre de 2013

© Mariano Cabrero Bárcena es escritor

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

(...)He nacido en Madrid, 8 de Noviembre de 1938. Estoy casado y con dos hijos. Soy esscritor, poeta y ensayista. Funcionario de La Administración del Estado(escala Ejecutiva), jubilado, pero con unas ansias enormes de seguir escribiendo para aprender de los demás. Informar, tratar de ilustrar y entretener forman parte de mi bagaje cultural, que renuevo a diario. Y en todo momento trato de transmitir tranquilidad y esperanza a la sociedad actual: todo dentro de una ética periodística adecuada a cada momento. Busco como articulista el informar cuanto antes lo que acontece a mi alrededor. Lo demuestro con mis humildes obras( hijos propios salidos de mis sueños): "Periodismo: ¡Difícil profesión!" (1995) y "Mi compromiso con el periodismo" (1998). Intento penetrar en el difícil mundo de la poesía, y lo lleva a cabo con silencios, diálogos con muertos y con la exaltación del amor a la mujer: el ser más maravilloso sobre la tierra. Trato de demostralo con mis libros de poemas : “Reminiscencias de mi juventud, Poemas" (1994), "Miscelánea de muertes, sueñosy recuerdos, poemas" (1995), "La realidad de mis silencios, poemas" (1997) y "La travesía de la vida, poemas" (2001).Siempre escribo para aprender de los demás, de sus críticas, de sus consejos...He tratado de no mentir, más uno lo haría en dos casos muy concretos: a) para salvar la vida de un ser humano, y b) para elogiar la belleza de una mujer –parto de la base de que para uno existen tan sólo mujeres menos guapas, pues toda mujer tiene su encanto...-.

Participa con tu comentario