Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

¿Nueva subida de tipos del BCE?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

INTERPRETACIÓN / La nueva recesión de la zona euro augura la decisión por parte del BCE en el segundo semestre de 2012

Según el elconfidencial.es, el Banco Central Europeo ha mantenido los tipos de interés en el 1%, pero su presidente, Mario Draghi, ha señalado que “ve riesgos inflacionistas en la Eurozona y ha advertido del efecto adverso de las tensiones en la deuda sobre el crecimiento económico en la región”, con lo que se aleja la posibilidad de llevar a cabo una tercera edición de la conocida como ‘barra libre’ de liquidez tras la inyección de más de un billón de euros en el sistema bancario de la zona euro en los últimos dos meses con un par de operaciones de financiación a tres años, no siendo descartable una subida de tipos de interés por parte del BCE para el segundo semestre de 2012 (entre 0,25 y 0,50 puntos).

Tras la inyección de más de un billón de euros en el sistema bancario de la zona euro, el BCE podría subir los tipos de interés, actualmente en el 1%

Dicha subida vendría motivada por el riesgo de un escenario de estanflación, al conjugarse las tensiones inflacionistas (2,6% en los países de la Eurozona en el primer trimestre del 2012), con el regreso de la Eurozona a escenarios ya olvidados de Double Dip en 2012 (-0,5% del PIB, con las excepciones de Irlanda y Alemania con crecimientos del 0,2% y el 0,3%) y tendría un inmediato impacto en hipotecas y préstamos bancarios, con la consiguiente asfixia económica de amplias capas sociales y un dramático aumento de la morosidad y los embargos de viviendas y locales comerciales. Todo lo anterior, junto con la inevitable depreciación del euro frente al dólar debido a los problemas de deuda soberana en la Eurozona y el alza galopante del precio del crudo (rondando el Brent los 120 dólares debido a factores geopolíticos desestabilizantes), podría coadyuvar a un nuevo crash bursátil en 2012.

Dicho estallido bursátil tendría como efectos benéficos el obligar a las compañías a redefinir estrategias, ajustar estructuras, restaurar sus finanzas y restablecer su crédito ante el mercado (como ocurrió en la crisis bursátil de 2000-2002) y como daños colaterales la ruina de millones de pequeños inversores todavía deslumbrados por las luces de la estratosfera, la inanición financiera de las empresas y el consecuente efecto dominó, con incrementos de las tasas de paro hasta niveles desconocidos desde la II Guerra Mundial. Así, según la agencia Reuters que citaría fuentes de Eurostat, la tasa de desempleo en la Eurozona habría alcanzado en febrero las mayores cifras de paro desde junio de 1997 (el 10,8%), lastrado por países como España (23,6 %), Grecia (21%) y Portugal (15%).

Riesgo de desaparición de la Eurozona

Por último, podríamos asistir en el horizonte de 2014 al inicio de la desmembración de la actual Eurozona y su sustitución por una constelación de países satélites dentro de la órbita de la alianza franco-germana (la llamada Europa de los Doce), debido a las exigencias del BCE de cumplir con el límite marcado para el déficit público del 3% para 2013.

La economía europea se encuentra en double dip, con una inflación del 2,6% y un crecimiento negativo de -0,5% del PIB

Dicha empresa se antoja harto complicada para los países fleco de la Eurozona (periféricos y emergentes) que superarán con holgura el primitivo listón fijado por el BCE (3%) y agravado por la severa crisis de su deuda soberana, corren el riesgo de ser excluidos en el horizonte de 2014 y retornar a sus monedas nacionales.

En el caso de España, significaría el regreso a la peseta, la subsiguiente depreciación de la misma, regresión a niveles de renta propias de la década de los 90 e inicio del éxodo al medio rural de una población urbana afectada por la asfixia económica, embargo de viviendas e ingreso en las listas del paro, con la consiguiente revitalización de extensas zonas rurales, rejuvenecimiento de su población y el regreso a escenarios ya olvidados de economía autárquica.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario