Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

Madrid se une a Valencia y Murcia en su rechazo a los ordenadores de Educación

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El peligro de la miopía deja a los niños valencianos, y ahora a madrileños y murcianos sin ordenadores el próximo curso escolar

Una de las asignaturas pendientes que tenemos en España, es la firma de un gran pacto por la Educación. Ello traería consigo que, con independencia de la ideología del grupo político que gobernase, no se alteraría el proyecto educativo. Todo parece indicar que se puede suscribir en el año 2010.

Y digo ‘parece’ porque hay datos que manifiestan que determinados gobiernos autónomos están poniendo sibilinos obstáculos que impiden el acuerdo final.

Sabemos de la gran apuesta que el Gobierno de Rodríguez Zapatero hace por lograr la implantación del proyecto Escuela 2.0. Dentro del mismo, la digitalización educativa es la base del trabajo que profesores y alumnos utilizarían como soporte del nuevo método de enseñanza. Para ello, dotarían a los profesores de pizarras digitales y a los alumnos de un ordenador personal debidamente conectados ambos.

Lo que, a todas luces, supone un avance y adaptación desde los inicios a las nuevas tecnologías

La gran asignatura pendiente de España es la firma de un gran pacto por la educación

imperantes en el mercado; sin embargo, puede ser por casualidad, tiene a tres de las Comunidades Autónomas donde el Partido Popular gobierna con mayoría absoluta, opuestas al tipo de ordenador asignado.

Hace unos días era el consejero de Educación de la Generalitat Valenciana quien argumentaba que los niños se pueden quedar miopes por el tamaño de la pantalla del Toshiba NB 200. Personalmente, califico la argumentación de estupidez política.

Pero, hete aquí, que ahora el Gobierno de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid también ve peligrar la salud de los alumnos por mirar la pantalla. Y, como no podía ser de otra manera, también el Presidente de Murcia, igualmente aprecia peligro de enfermedad.

A veces, con el propósito de obstaculizar la acción del Gobierno de signo distinto, se cae en este tipo de acciones que lo único que consiguen es que nos preguntemos: ¿nos considerarán necios a los padres, madres y al resto de la sociedad?

Hay dos argumentos irrebatibles: Uno, el mercado está plagado de ordenadores de este tamaño y cada día son más las personas que los utilizan por su reducido peso y calidad de imagen. Dos, nunca, nunca podemos utilizar a los niños y niñas como instrumentos de oposición política. El partido político que lo haga, desde mi punto de vista, considero que realiza una acción aberrante.


Titular, subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario