Miércoles 28 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Mallorca cierra locales de jubilados por jugar al bingo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

OPINIÓN / ¿País dirigido por alienígenas o por bufones?

La siguiente noticia, aunque podría pertenecer a la sección de bromas grouchianas, por el alto grado de surrealismo y de esperpéntica credibilidad, la traigo a escena porque entiendo que es un claro indicativo de la lógica que siguen quienes nos están liderando, quienes nos están conduciendo a no se sabe dónde.

La policía cierra tres locales de la 3ª edad por jugar al bingo a 10 céntimos el cartón, alegando competencia desleal

He de confesar, antes de que me detengan que, en mi casa, en alguna que otra ocasión he jugado con mis hijos al parchís, a la oca, al bingo e incluso a las cartas (juego de parejas). Confieso que mis hijos son menores y ello podría dar lugar a que por fin, los Servicios Sociales de mi localidad, Villafranca de los Barros, junto con la Dirección General de Infancia y Familia y el apoyo de la Consejería de Educación, por fin, encontrasen un indicio ‘razonable’ para seguir avanzando en esa falta de protección hacia ellos.

He de confesar, antes de que me detengan que, en mi casa, en alguna que otra ocasión he jugado con mis hijos al parchís, a la oca, al bingo e incluso a las cartas

Por otro lado, no tengo licencia para apostar unos caramelos, unos pocos cigarrillos de cacao, unas enormes monedas de chocolatina e, incluso, algunas liliputienses monedas eurianas, en este ‘casino casero’ que a veces ilegalmente monto, aún a sabiendas de que es una desleal forma de competir con bingos y establecimientos de juegos. Al menos, a mi favor tengo que no admito tarjetas visa oro y otras suculentas cartas de presentación… claro que también es otra forma de ocultar el juego clandestino e ilegal que a veces, sobre todo cuando la climatología no acompaña, reabro.

Mientras mi hijo con esos ‘vicios’ aprende los números, su orden, escritura de los mismos, secuenciación, agilidad visuoespacial, retención, entrenamiento atencional, desarrollo memorístico, organización, planificación, desarrollo de la lógica, competencias varias e, incluso, se entretiene, ríe, discute y razona (como otras actividades que realizaban a quienes les cerraron esos locales ilegales que se cuenta en la noticia con enlace anteriormente referenciado) yo si fuera un buen padre debería ser consciente de los graves delitos que estoy cometiendo hacia su desarrollo y su aprendizaje, exponiéndolos a graves peligros para su desarrollo armónico, enseñándoles ilegalidades e indecencias; e incluso mostrándoles cómo competir sin pagar impuestos con casinos y salas de juego; es decir, incluso engañando al fisco.

Con el camino que llevan las múltiples bufonadas de esta amodorrada sociedad que nos ha tocado sufrir, espero que llegado el momento, esta confesión voluntaria pueda ser tenida en cuenta por un juez y paliar en parte esa ‘merecida condena’, cuando vengan a detenerme por tales viles actos de irresponsabilidad hacia mis hijos y hacia el Estado mismo. Lo confieso, soy culpable…

Por todo ello, ruego a quienes lean esta confesión se solidaricen con mi defensa y me aporten alguna cantidad económica para intentar sufragar posibles gastos que abogados defensores como el de sucesos como el caso Malaya, la trama Gürthel o similares pudieran representarme en mi complicada defensa, llegado el caso.

Mientras tanto, esperando tan dilatada muerte en vida, queda prohibida cualquier mísera partida de dominó, parchís o tute

Respecto a estos ‘presuntos estafadores e ilegales practicantes de estos turbios negocios de juego y corrupción’, todos ellos abuelos y desgraciadamente criadores de cuervos ajenos y de cucos acorbatados, que les pagaron en muchos casos con la granjerización en residencias, donde la desidia, la falta de actividades, proyectos, planes de dinámica social y recreativa; apoyo psicoterapéutico; emocional y motivacional, darán lugar finalmente a que sus expectativas en el mejor de los casos sea que le limpien sus excrementos, a menudo, expulsados con bastante antelación, pero quitados cuando terceros entiendan o puedan, mientras sus principales ‘hobbies’ serán preguntar una y otra vez por la hora que es y lo que aún falta para comer o cenar… tiempo interminable como el de la puesta en efectivo de la Ley de la Dependencia, esa que llega en muchos momentos cuando el paciente ya ha pasado a ser finado enterrado. Mientras tanto, esperando tan dilatada muerte en vida, queda prohibida cualquier mísera partida de dominó, parchís o tute, mientras la emoción consista en ganar unos pocos céntimos, incluso el tener un buen día y llegar con las espléndidas ganancias a un jodido café; ese tan mal calculado por un tal ZP.

Buen criterio, sin duda alguna, para hacer efectiva la ley de dependencia y el pago de pensiones, pues a la larga no habrá casos de dependientes e incluso menor número de pensiones… sólo absortos, tristes y abundantes casos de muertos por interminables esperas y mucho, mucho aburrimiento.

Misión cumplida para quienes se denominan garantes sociales.

¡Señor, Señor!


Titular y destatacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario