Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

¿Por qué no votar a PSC-PSOE?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Y los deshaucios… ¿otra cortina de humo?

Barcelona. Si la respuesta a la pregunta ¿por qué no votar a  CIU…? es por la gran corrupción, la contraria del título sumaría a la total corrupción la quiebra fraudulenta del país España, y la nación, o como quieran llamarla, Cataluña.

Si Jordi Pujol centra y personifica o lidera corrupciones en cadena, el PSC-PSOE es en sí mismo una estafa ideológica, que bien se puede personalizar en Narcís Serra

Insistir repitiéndo en ¿por qué no votar a CIU?, contestándome por el saqueo legal e ilegal de las arcas públicas desde 1980 en que conquistaron la Generalitat, no reflejaría el panorama actual en Cataluña de no añadir la participación, juntos o separados, de PSC-PSOE. La ‘sociovergencia’ tan precisa y bien descrita en el Caso Pretoria.

Si Jordi Pujol centra y personifica o lidera corrupciones en cadena, hasta que en la actualidad un juez embarga por el caso Millet la sede social de CDC, el PSC-PSOE es, repito, en sí mismo una estafa ideológica, que bien se puede centrar y personalizar en el multimillonario en sueldos y devengos Narcís Serra, con corrupciones desde el Ayuntamiento a la quiebra de CatalunyaCaixa.

Revolver los primeros suicidios causa de la burbuja inmobiliaria con los sucesos del Madrid-Arena, deliberada corrupción y anarquía para vender droga, admito que puede resultar tan demagógico y desagradable como intentar escamotear la situación actual con una imposible independencia, federalismo, o sursuncorda.

Más de lo mismo… En España no hay más problema que los parados, las quiebras, y la gran corrupción que condujo a la burbuja inmobiliaria, creación exclusiva de PSOE, PP, y CIU, alcanzando al tripartito, y votar a cualquiera de ellos es de lerdos, o conformistas y de los diferentes pesebres.

Se debe dinamitar (en sentido figurado) el régimen, la cerrada partitocracia, empezando por primarias con listas abiertas, borrando la casta que ha monopolizado la política, convirtiéndola en la más segura y mejor pagada profesión que existe en España, además de fuente de multimillonarios político-financiero-inmobiliarios.

Y para que los políticos se decidan a abrir sus corrompidos partidos, ¡que mejor que no votar!

Por añadidura y como triste reflexión: no se entiende que precisamente las quebradas y nacionalizadas Bankia y Catalunya Caixa se enzarcen en una carrera de desahucios.

En España no hay más problema que los parados, las quiebras, y la gran corrupción que condujo a la burbuja inmobiliaria, creación exclusiva de PSOE, PP, y CIU

¿Encienden el fuego desde arriba para después apagarlo? ¿Otra cortina de humo?, y título en La Vanguardia:

“Esto es terrorismo de Estado y de los banqueros”

Las dos entidades, paradigma de la gran corrupción, almacenan decenas de miles, ¡cientos de miles!, de hipotecas basura y estafa, que ni pagarán los actuales ocupantes… ni otros tras el desahucio, pues en léxico de los técnicos inmobiliarios ese “sector de mercado” se halla en el paro y la ruina absoluta. A quien saquen de un piso le tienen que colocar en otro similar, y no solo por la Constitución y humanismo, sino porque miles, ¡centenares de miles!, de familias durmiendo en la calle… no es saludable ni estético políticamente, ¡y sobran viviendas!

Repito e insisto desde 2007: en las cajas de ahorros sus dirigentes y ‘mafias internas-externas’ se lanzaron a la creación de hipotecas para conseguir dinero colocándolas en los mercados internacionales y ¡más burbuja! ¡Más créditos a sus inmobiliarias! ¡Todos debíamos comprar un piso y firmar una hipoteca! Y de no haber suficientes compradores… se inventan DNIs y nóminas falsas. En las notarías, registros de la propiedad, tasadoras o auditorías, ¡todo vale! e ¡impune!

Wikipedia:
Narcís Serra
“Narcís Serra i Serra (Barcelona, 30 de mayo de 1943) es un economista y político. (…) Otro de sus cargos relacionados con la caixa, Serra se incoporó en abril de (…)”.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario