Lunes 23 de enero de 2017,
Bottup.com

¿Puede cambiar la situación en Honduras?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Seguidores de Zelaya en la frontera entre Honduras y Nicaragua


El general Golpista Romeo Vasquez declara que el ejército no disparará contra el pueblo a pesar de contabilizarse un muerto por bala en la frontera con Nicaragua

Las Fuerzas Armadas Hondureñas anunciaron ayer en un comunicado una salida negociada al conflicto y acogerse a la resolución que se hizo en el marco de San José de Costa Rica, auspiciadas por el Premio Nobel de la Paz y Presidente del país caribeño Oscar Arias. El Ejército ha dado un giro inesperado y constitucional, si se llegan hacer realidad dichas afirmaciones.

En la frontera hondureña con Nicaragua se ha decretado el toque de queda y hay un despliegue de 3.000 soldados

El general golpista Romeo Vasquez declaró que las fuerzas armadas no dispararán contra el pueblo a pesar de contabilizarse un muerto por bala en la frontera con Nicaragua.

Manuel Zelaya, presidente depuesto, sigue a salvo en las montañas del norte de Nicaragua, atendiendo llamadas de mandatarios internacionales, como las del brasileño Luiz Ignacio Lula da Silva, el paraguayo Fernando Lugo y el Mexicano Felipe Calderón.

Por su parte, el presidente ‘faccioso’ Micheletti recibió a una delegación republicana del Congreso de los EEUU, que fue una representación de una nostalgia de tiempos no muy lejanos, guerra centroamericana, Chile, Argentina y recientemente Irak.

En la frontera hondureña con Nicaragua se ha decretado el toque de queda y hay un despliegue de 3.000 soldados y militares, que hace que el transporte de mercancías por carretera esté totalmente parado y los incidentes son el pan de cada día en la frontera.

Manuel Zelaya tiene previsto viajar en breve a EEUU, que ha criticado con dureza, junto a la comunidad internacional, su intervención en la frontera entre Nicaragua y su país estos pasados días, catalogando de “irresponsabilidad”, pues la cuestión es evitar provocaciones que puedan conllevar un baño de sangre.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario