Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

¿Qué pasa con Evo? Hambre por hambre

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
‘¿Qué pasa con Evo?’ es una serie de reportajes sobre el conflicto en Bolivia desde el terreno

La aprobación de una renta vitalicia de 20 euros mensuales para todos los mayores de 60 años sin pensión provoca el llamamiento a la huelga de hambre en los departamentos rebeldes a Evo

Image
Evo presenta la firma del proyecto de Ley en La Paz (Gob. Bolivia)

SANTA CRUZ DE LA SIERRA (Bolivia)-// ¿Puede haber algo que lleve a varios gobiernos regionales a convocar una huelga de hambre masiva? En Bolivia sí. Se llama Renta Dignidad y es un programa anunciado por Evo Morales el pasado 13 de octubre por el que el Gobierno destinará 200 pesos bolivianos (unos 20 euros) mensuales a cada anciano mayor de 60 años que no disfrute de jubilación, que son la inmensa mayoría.

La ‘Ley 3791 de Renta Universal y Vitalicia de Vejez, Dignidad’ fue aprobada definitivamente a las 23.56 horas del pasado martes, entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2008 y se calcula que beneficiará a más de 676.000 ciudadanos de la tercera edad. Además, los que sí cuenten con una pensión no se quedan fuera del todo: recibirán 150 pesos bolivianos al mes.

Pero, ¿de dónde saldrán los 209 millones de dólares necesarios para financiar esta medida? El propio Morales lo dejó claro: “La única forma de que la renta sea sostenible es con los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH)”.

Y es el IDH el que quita las ganas de comer a políticos y empresarios de los departamentos de ‘la Media Luna’: Pando, Beni, Tarija y Santa Cruz, a los que ahora se le suma también el de Cochabamba y Chuquisaca. Todos los prefectos (presidentes) de estos departamentos están en contra de esta medida porque la nueva ley establece como fuente de financiamiento el 30%
de los recursos que perciben las prefecturas por concepto del IDH. Es decir, los políticos ven como para los presupuestos que tenían aprobados para 2008, el 30% del dinero previsto en gastar no estará en las arcas.

Cae la popularidad del Gobierno

Según una encuesta realizada entre el 12 y el 18 de noviembre en las principales ciudades del país y que publica hoy el periódico ‘La Razón’, de La Paz,el 52% de los bolivianos aprueba la gestión de Evo Morales, mientras que el 42% la desaprueba y el 6% no precisa. En octubre de este año la aprobación era de 58%.

El nivel más bajo de aprobación del Presidente está en Santa Cruz, con
23%, seguido de Cochabamba con 50%. Las mayores puntuaciones las obtiene en sus feudos de
La Paz, con el 72%, y El Alto, con un 82%.


El Senado, en contra

El proyecto de ley fue aprobado en la Cámara de Diputados con ausencia casi total de la oposición, pero no en el Senado, donde el MAS de Evo Morales tiene un escaño menos que el opositor Poder Democrático y Social (PODEMOS, liderada por el ex-presidente Jorge Quiroga).

La cámara alta propuso que en lugar de financiar esta ley con el 30% del IDH, se hiciese con las utilidades del Banco
Central de Bolivia, el Impuesto a las Transacciones Financieras, los recursos de condonación de la deuda externa, los ingresos del
Tesoro General de la Nación y los réditos que se recibirá la
estatal petrolera de la venta del crudo reconstituido. Evo lo desestimó y esta misma mañana ha dicho a través de su portavoz que
si el Senado no convierte el proyecto en ley, “a partir del 1 de enero de 2008 la renta Dignidad se comenzará a pagar a través de un decreto supremo”.

Reducción de la pobreza

La otra cara de la moneda es, lógicamente, la de los beneficiados por esta medida. El representante de la Organización de Adultos Mayores de La Paz,
Manuel Chana, señaló a la Agencia Boliviana de Noticias que la renta Dignidad “nos ayudará
a sobrevivir”. “Nuestro profundo agradecimiento por esta medida, una medida excelsa”, señaló Chana.

Además, según el Gobierno, la renta Dignidad supondrá un fuerte espaldarazo al Plan Nacional de Desarrollo. El plan pretendía reducir la extrema pobreza del actual 37,7% hasta el 22,2% para el 2015. Pero con la
renta Dignidad “la extrema pobreza se reduciría en Bolivia del 37,7 por ciento al 19,7 por ciento”, según el Ministerio de Hacienda.

Anteriores:

¿Qué pasa con Evo? La Bolivia de las autonomías

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Periodista y emprendedor social. Co-fundador de Bottup.

4 Comentarios

  1. Anónimo 13/07/2008 en 19:50

    Angelica, antes de opinar, APRENDE A ESCRIBIR un saludo

  2. Anónimo 03/12/2007 en 12:08

    Yo croe q este colla e mierda es un rasistaa colla infelis a quien se le ocurre elegir presidente a este hombre dios mio toos los bolivianos estaran sufriendo con este colla infelis sin mas q decir me oy

  3. Anónimo 30/11/2007 en 15:15

    Estimado Enrique,

    Muchas gracias por tu comentario. En mi artículo no digo en ningún momento que nadie se oponga a la renta Dignidad, sino -precisamente tal y como usted dice- a su forma de financiación.

    Un saludo

  4. Anónimo 30/11/2007 en 14:34

    Lo que dice vuestro articulo es incorrecto. NADIE se opone a la famosa renta “dignidad” del gobierno sino a su financiamiento. El estado boliviano tiene un superavit de $ 5000 millones según el propio presidente Morales. Esa suma es más que suficiente para pagar la famosa renta. Pero Evo quiere pagarla solamente recortando el presupuesto de los departamantos y la parte del impuesto a los hidrocarburos que les corresponde por ley. Esa renta dignidad no tiene por objeto “servir al pueblo” como dice hipócritamente Morales, sino el de empobrecer a las provincias más “ricas” (o menos pobres) que piden autonomía. Una autonomía sin dinero es absolutamente inviable. ¿Aceptaria, por ejemplo Cataluña, si el gobierno central en Castilla decidiera que el dinero de su presupuesto sea reducido en 70% para pagar una renta a los ancianos de Andalucía, de Galicia o del pais Vasco? Que se les pague todas las rentas que les de la gana, SI, siempre que el dinero venga del presupuesto Nacional del reino de España y no del presupuesto individual correspondiente a las provincias autónomas españolas, es decir sin quitarles a cada una de las provincias un 70% de su presupuesto provincial. En realidad, esa renta NO tiene como propósito el favorecer a los ancianos sino debilitar a las autonomías. Lo demás son cuentos. Por otro lado la suma total del costo de la renta es de $209 millones y la suma descontada a UNO solo de los departamentos, como Pando por ejemplo, sobrepasa el total de la renta “dignidad” y en Bolivia hay 9 departamantos!!!! Es fácil sacar la cuenta.

Participa con tu comentario