Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

¿Qué hizo la humanidad entre 2010 y 2012 para enfrentar los desafíos del Cambio Climático?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

ENTREVISTA / Paul Hohnen ha sido director de Greenpeace Internacional y Asesor Especial del Pacto Global de las Naciones Unidas

Nos cuenta como las generaciones futuras podrían hablar sobre lo hecho en este período

Érase una vez… La historia de cómo enfrentamos los seres humanos los desafíos del Cambio Climático

“Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla”, Nicolás de Avellaneda (1837-1885).

A escasos 39 días para que comience una nueva conferencia global sobre el Cambio Climático (COP-16, Cancún, México), una inquietud respecto a si “(…) la humanidad tomará, o no tomará, decisiones (…)” acordes “(…) a los retos (…) del Desarrollo Sostenible y el Cambio Climático (…)”, circunda los pensamientos de quienes entienden la impostergable necesidad de que los gobiernos del planeta asuman cuanto antes ‘compromisos reales’.

A criterio del ex diplomático australiano y Asesor Independiente sobre Desarrollo Sostenible, Paul Hohnen, al escribirse “(…) la historia del siglo XXI, es casi seguro que los años 2010-2012 (…)” serán el referente en base al cual las generaciones venideras ‘juzgarán’ a los actuales líderes.

En una especie de ‘visualización futurista’, fundamentada en la información disponible en el presente acerca del impacto de la actividad humana sobre el medio ambiente, el también profesor asociado de Chatham House respondió al siguiente cuestionario:

En 2010 estaba claro que el consumo excesivo de recursos naturales y la ilimitada producción de residuos estaban minando los cimientos del futuro del ser humano y el medio ambiente

Michelle Simpson Alemán: ¿Por qué resulta tan apremiante que, entre 2010 y 2012, los líderes del mundo actúen de forma inaplazable frente a lo que usted ha denominado “los retos interconectados del Desarrollo Sostenible y el Cambio Climático”?

Paul Hohnen: En este período crucial, la humanidad tomará, o no tomará, decisiones que determinarán nuestro destino común. Pensemos en cómo podrían juzgarnos los futuros historiadores. En 2010 los seres humanos sabían que: nuestras actividades económicas y nuestros estilos de vida habían desencadenado cambios trascendentales en los ecosistemas y los procesos atmosféricos mundiales. Estos cambios estaban perfectamente documentados, habían conducido a importantes compromisos internacionales en 1992 y 2002 y eran cuidadosamente supervisados; estaba claro que el consumo excesivo de recursos naturales renovables y no renovables y la ilimitada producción de residuos estaban minando los cimientos del futuro bienestar del ser humano y el medio ambiente; el verdadero valor de los activos y los servicios de la naturaleza no estaban debidamente reflejados en su precio, lo cual generaba tendencias insostenibles de producción y consumo; las respuestas (política, institucional y económica) no eran proporcionales a la magnitud de los problemas. La transición a una economía ecológica con un uso sostenible de los recursos ya no era una opción sino una necesidad imperiosa.

M.S.A.: Situándonos en la historia más allá de 2012, y haciendo una mirada retrospectiva, ¿qué tipo de decisiones fueron adoptadas durante el período 2010-2012 de cara a lograr el bienestar humano y a la vez, asegurar la supervivencia de los ecosistemas?

P.H.: Resulta desafiante pensar en lo que los historiadores podrían identificar como algunas de las respuestas opcionales que se adoptaron o podrían haberse adoptado a tiempo para alinear el bienestar del ser humano con el de los ecosistemas. Bajo el liderazgo de los gobiernos, todos los sectores de la sociedad dieron prioridad al cambio climático y a la sostenibilidad. Por fin se reconoció que los cambios en los sistemas naturales de la Tierra ‘cambiaban las reglas del juego’ y de nada servía hacerles frente con las políticas y las instituciones habituales. Se procedió a integrar las respuestas políticas. Se reconoció que no era posible dar una respuesta eficaz al cambio climático sin una respuesta igual de eficaz al desarrollo insostenible. Se prestó especial atención a asegurar que el comercio mundial y las políticas de inversión favorecieran y fueran coherentes con los objetivos en materia de cambio climático y de sostenibilidad. Se consideró que era crucial aprovechar al máximo el potencial de la libre empresa con el fin de desarrollar nuevas tecnologías, ayudar a moldear el comportamiento de los consumidores y los inversores, y crear nuevos modelos empresariales. El sector privado lideró el cambio computando y reportando su contribución a la protección del clima y el desarrollo sostenible.

La transición a una economía ecológica con un uso sostenible de los recursos ya no era una opción sino una necesidad imperiosa

M.S.A.: ¿Cuál era el panorama en esa etapa respecto a las acciones para el desarrollo con sostenibilidad en los países pobres y en vías de desarrollo?

P.H.: Las estrategias de respuesta buscaban beneficiar a todas las partes incentivando aquellas actividades que pudieran conducir a un menor consumo de energía y materiales, al mismo tiempo que expandían enormemente las inversiones en educación, salud y otros cimientos de la prosperidad futura. Las regiones del mundo más pobres, las de mayor crecimiento y las más necesitadas se convirtieron en los primeros en adoptar esas estrategias. Una Conferencia de la ONU celebrada en 2012 sentó las bases de un impulso mundial decisivo hacia el desarrollo ecológico y equitativo, alcanzando compromisos relacionados con el cambio climático en un contexto que aceleró la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, a través de una combinación de políticas que favorecieron la transparencia de los niveles de emisiones y la rápida adopción de tecnologías basadas en el rendimiento energético y en energías no contaminantes.

M.S.A.: ¿Cuán determinante fue entre 2010 y 2012 el rol de la institucionalidad local, nacional e internacional para el logro de los objetivos trazados?

P.H.: Se desarrollaron activamente nuevos mecanismos para facilitar la toma de decisiones. Reconociendo que las respuestas a los problemas del siglo XXI no se producían con la suficiente rapidez o eficiencia, se adoptaron planteamientos innovadores que sustituyeron a agrupaciones y procesos diplomáticos que en muchos casos eran inflexibles y anticuados. Profesionales con experiencia, incluidos expertos financieros, sociólogos y expertos en comunicaciones aportaron sus conocimientos en materia de gestión de los cambios. Los gobiernos y las instituciones internacionales promovieron, respaldaron y se sirvieron activamente de estas iniciativas.

M.S.A.: Reservando la conclusión de nuestra historia hipotética a las futuras generaciones, ¿qué aspectos considera que serán tomados en cuenta para valorar la respuesta de la humanidad contemporánea a la crisis climática?

Las regiones del mundo más pobres, las de mayor crecimiento y las más necesitadas se convirtieron en los primeros en adoptar esas estrategias

P.H.: Sin duda los anales de la historia mostrarán que en un momento de crisis inminente aprovechamos los conocimientos, las tecnologías y la financiación a nuestra disposición para reaccionar ante los retos a los que nos enfrentábamos. Es posible que los historiadores también lleguen a la conclusión de que la decisión más importante que hubo que tomar entre 2010 y 2012 fue si responder o no de manera proporcional a la magnitud de los problemas. Esa parte de la historia aún está por escribirse y será la manera cómo lo hagamos la que determinará nuestro futuro y vindicará nuestro calificativo de ‘homo sapiens’.

___________________________________________________

Paul Hohnen es abogado, experto en Derecho Internacional. Se ha desempeñado como Asesor Especial del Pacto Global de las Naciones Unidas. Es estratega y consultor ambiental y en cuestiones de Responsabilidad Social Empresarial. Es considerado uno de los conferencistas más cotizados en eventos de alto nivel sobre Sostenibilidad y Cambio Climático.


Titular, subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

The fantastic world of Cinema using a different point of view about the best films based on books.

1 comentario

  1. Anónimo 22/10/2010 en 6:39

    Realmente, leer este artículo resulta muy esperanzador, pero en ningún caso creo que estemos preparados para asumir ese reto. Los más necesitados poco pueden hacer (más allá de actuar local) y los poderosos aún viven demasiado comodamente como para querer comrpender que un cambio es necesario ya. En cuanto al resto de ciudadanos, supongo que a la mayoría les da igual. Piensan que su actuación no va a cambiar nada. Después de dos guerras mundiales y millones de muertes, aún hay gente que sigue llorando porque se le ha roto una uña o se ha quedado sin vacaciones. Ante este panoráma de estupidez generalizada, veo pocos recovecos para ser optimista. Aún así, hay que seguir luchando.

Participa con tu comentario