Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

¿Qué tipo de informativos televisivos tenemos?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

OPINIÓN / Probablemente podría referirme a todos los medios de comunicación convencionales, pero al tratarse la televisión de un medio de masas, valoraré tan sólo la ridícula y a menudo manipulada información que se nos da a través de ‘la caja tonta’ (posiblemente ahora más tonta que nunca)

Hace ahora aproximadamente un año, recuerdo que el titular del informativo de la primera cadena (en teoría, la más objetiva de todas las que tenemos) se centró en que uno de los ministros de Zapatero iba a dejar su puesto para formar parte de las listas electorales en las elecciones autonómicas de Cataluña. Pero no es que tan sólo fuese un simple titular, sino que dicha noticia ocupó una gran parte del telediario. Que si a los miembros de su partido les parecía bien, que si a los miembros de la oposición les parecía mal, que si a los políticos catalanes les parecía una cosa, que si a los no catalanes les parecía otra, que si patatín, que si patatán, que si… Bueno, en definitiva, nada de nada de lo que este señor podía aportar según su ideario político tanto a los ciudadanos de Cataluña, como a los de España en general, ya que si la noticia hubiese consistido en algún tipo de propuesta real para la ciudadanía, pues evidentemente no sólo lo hubiese entendido, sino que hubiera dado las gracias a Televisión Española por habernos mostrado a un político hablar sobre las soluciones que iba a aportar como consecuencia de su inclusión en unas listas electorales.

En este artículo no pretendo hablar de los políticos, sino de los medios de información, del poco criterio que suelen tener al dar las noticias… Bueno, ese tipo de criterio al que muchos denominamos manipulación

Pero no, como comprenderán, esta noticia, a pesar del tiempo que ocupó, a la ciudadanía no nos aportó nada nuevo, sino más de lo mismo, es decir, políticos de altos vuelos que van y vienen pero que casi nunca muestran a las claras qué es aquello que quieren hacer y, sobre todo, qué consecuencias prácticas obtendrá la ciudadanía tras su gestión.

En fin, supongo que no les estoy diciendo nada nuevo, ¿no es así?, ya que por desgracia están acostumbrados a insulsas noticias de los políticos en cada uno de los informativos. Eso, cuando no les da por insultarse entre ellos o por acusarse de mentir (sin que paradójicamente casi nunca vayan al juzgado por haber sido acusados públicamente de mentirosos), o incluso insinuar, sin ningún tipo de vergüenza, que al menos su partido no es tan corrupto como el de su oponente (parece que algunos ya tienen asumida una cierta corrupción, por decirlo de una forma amable, en sus propios partidos).

¡Ah!, ¿y qué me dicen del informativo del domingo a mediodía? Toda una joyita informativa, ¿verdad? “El señor presidente del gobierno o el líder de la oposición son aclamados en los mítines de sus partidos en…” bueno, y qué más da en qué lugar, suelen decir lo mismo allá a donde van, que si acabarán con el paro, que si subirán la economía, que si bajarán los impuestos y… ¡sorpresa!, que aumentarán o conservarán el Estado del Bienestar. Pero… ¿con qué dinero si bajan los impuestos? Pues supongo que con el dinero del ‘tío Gilito’ o con el del conejo que sacarán de la chistera que, por cierto, debe de estar ‘forrao’ el condenado conejo para hacer todo lo que ellos ofrecen a la ciudadanía a través de ese maravilloso ‘piquito de oro’ del que suelen hacer gala frente a sus votantes.

Pero bien, en realidad en este artículo no pretendía hablar de los políticos, sino de los medios de información, de ese poco criterio que suelen tener al dar las noticias… Bueno, en realidad a ese tipo de criterio al que muchos denominamos manipulación, pues con las noticias de verdad no se suele profundizar. Y como ejemplo, y por no extenderme demasiado, no tienen más que valorar toda esa ‘grandííííííísima’ información que nos dieron en su momento de la Revolución Social de Islandia. Sí, nos dieron tanta información sobre aquel país y lo que estaba sucediendo, que yo por un momento pensé que mi apellido en vez de Maicas, era Maikelssen. Que si Islandia por aquí, que si Islandia por allá, ‘tooooodo’ el día hablando de lo ocurrido en Islandia.

Si se me hubiera ocurrido hablar de algunas televisiones autonómicas o privadas, más que hablar de cierta manipulación encubierta quizá les hubiera tenido que hablar de otras cosas

¡Ah!, y eso que ocurrió a miles de kilómetros de aquí, así que imagínense ‘lo hartitos’ que ya debemos estar toda la ciudadanía de este país de la ‘tantíííííísima’ información que se nos ha ofrecido sobre el 15-M. ¡Las veinticuatro horas del día hablando sin descanso de la revolución pacífica en España! ¡Ni fútbol, ni deportes, y ni tan siquiera anuncios daban ya por la tele! ¿Y culebrones y tele-basura?… Pues tampoco, los grandes profesionales que organizan la comunicación televisiva tan sólo emitían a todas horas noticias del movimiento 15-M.

En fin, y ahora hablando en serio y sin ironías, estoy convencido de que más de un buen profesional de la información está sintiendo una dolorosa vergüenza ajena al ver todo lo que están haciendo algunos de sus colegas, pues pienso que el espantoso ridículo que algunos (evidentemente no todos) están haciendo no lo cura ni tan sólo un buen sueldo, siempre y cuando, claro está, uno estudiara la carrera de periodismo por convicción y por amor a una profesión, y no por otro tipo de cuestiones (no obstante, hay que dejar bien claro que por suerte existen muy buenos profesionales que anteponen su profesión a cualquier otro tipo de cuestión, o por lo menos lo intentan según sus posibilidades).

Y ya para acabar, simplemente indicarles que les he hablado en un determinado momento de este artículo de la Televisión Pública Española, probablemente una de las menos manipuladas tal y como he dicho anteriormente, puesto que si se me hubiera ocurrido hablar de algunas televisiones autonómicas o privadas, más que hablar de cierta manipulación encubierta quizá les hubiera tenido que hablar de otras cosas.

¡Ah!, y que no se me olvide, ¿sabían que al renunciar a la publicidad, la televisión pública ha dejado de recaudar unos 400 millones de euros que han ido a parar a las televisiones privadas? ¿Y sabían también que, según diversas informaciones, con aproximadamente esos 400 millones de euros sería posible paralizar durante unos tres años los embargos de las personas que de momento no pueden pagar su hipoteca? ¿Creen que es normal que cuando se está pidiendo sacrificios a los ciudadanos, dejemos de ingresar unos 400 millones de euros a cambio de no tener publicidad en la televisión pública?

Por cierto, y esta vez sí que termino ya, ¿creen realmente que vivimos en una democracia real, o que desde hace muchos años se están sentando las bases de algo a lo que podríamos denominar ya hoy en día como ‘la dictadura de la información’ o, mejor dicho, ‘de la desinformación’?

Víctor J. Maicas es escritor

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Viajero incansable y escritor, mis novelas publicadas son “La playa de Rebeca”, “La República dependiente de Mavisaj”,“Año 2112. El mundo de Godal” y "Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad". Son, principalmente, novelas comprometidas y de crítica social. Además, he escrito artículos para la prensa escrita así como también para diferentes publicaciones digitales. En la actualidad soy miembro del Consell de Cultura de la ugt-pv y socio o colaborador de diferentes ONG’s

Participa con tu comentario