Sábado 03 de diciembre de 2016,
Bottup.com

¿Responderá el Presidente Cascos al ultraje a la bandera asturiana?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

FAC empieza a decir a la opinión pública astur que son un “país”

Uno espera de alguien que es político profesional y tiene tablas para llegar a ser estadista, que sea honesto con sus votantes. El Presidente del Principado de Asturias ha hipnotizado a sus votantes, que fueron menos de los previstos y trata de hipnotizar a sus súbditos jugando con vocablos que ocultos bajo significados trascendentes ya encendieron la mecha en los Balcanes hace pocos años y hace unos cuantos en Europa salpicando al resto del mundo.

En lugar de soluciones nos llega un viejo dinosaurio político que ha descubierto que si fortificas tu jardín, te conviertes en emperador de un parque

Y es que el señor Francisco Álvarez Cascos y su franquicia FAC venden una demagogia que raya en lo obsceno y en lo pornográfico desde un prisma político. Si ya en Asturias está el cotarro alterado con memorias históricas interesadas y partidistas que lo mismo añoran al comandantín casado con la burguesita de provincias que se hace un homenaje republicano al oso que mató al rey Favila pasando por la Revolución de 1934 o la gloriosa resistencia de Oviedo a las tropas republicanas, sin olvidar la rivalidad Real Sporting de Gijón – Real Oviedo. Y llega FAC y su deslumbrante estrella de mismas iniciales y empieza a bombardear a la opinión pública astur con que somos un país, anuncia a bombo y platillo “gira por el país” para las anticipadas elecciones generales de noviembre, aparte de otras perlas que si no se modera cualquier día quita al principito su Principado y se proclama César.

La realidad es que Asturias está más dividida que nunca, con una derecha desorientada de ver a uno de sus primogénitos comportarse como un rojo y a la izquierda boquiabierta de la cantidad de votos que un titiritero de derechas ha logrado del potencial voto de izquierda.

Y pondré un ejemplo conocido: la jodida Semana Negra, cuyo jefe se ha pasado 24 años lamiendo el culo del gobierno socialista en la ciudad y que en cuanto se cambia de colores en el gobierno de la misma, unos dicen que es cara y trastornante y los otros que es un espacio socio cultural ferianteloide y que se van a otro municipio…

Para los demócratas de verdad, la situación actual suelta tal tufillo a totalitarismo reciclado en técnicas de marketing electoral con dosis de demagogia terruñera bien calculada que uno no puede evitar pensar en Hitler y cómo encandiló a los votantes. Si en 1933 era el miedo al comunismo y un puñado de veteranos insatisfechos con la derrota, en Asturias tenemos a un tipo que habla de nacionalidad rodeado de resabiados del PP, ignorantes ilustrados e intelectuales y cierta gente de origen electoral de izquierdas que gastan y viven el ‘consumer way of life’ imperante. Por supuesto es un truco electoral, pero ver a sus huestes manifestarse en Internet con un cacao de pseudo ideologías de siempre aderezadas de una falsa solidaridad con los oprimidos produce arcadas.

Asturias está más dividida que nunca, con una derecha desorientada de ver a uno de sus primogénitos comportarse como un rojo y una izquierda boquiabierta de los votos que un titiritero de derechas ha logrado del potencial voto de izquierda

Pero, mira por donde, ahora tenemos la oportunidad de calibrar la coherencia de nuestro flamante presidente Cascos: la bandera asturiana, esa del país astur, creo, porque tampoco deja claro si somos país de paisanaje, paisanos o ambas tres, ha sido vilmente ultrajada. Hitler por menos anexionó los sudetes.

Si tras publicar esta crónica delirante, el Presidente del Principado de Asturias no lanza un ultimátum al gobierno central exigiendo que junto al himno nacional de nuestro antiguo país España, supongo que ahora estado porque país es Asturias, ha de sonar el glorioso ‘Asturias patria querida’, himno de borrachos primero que del país y muy jolgorioso el himno para celebraciones, Cascos ha de exigir a Zapatero y Bruselas declararnos país independiente autonomical de la Unión Europea y estudiar una alianza que nos lleve a ocupar un asiento en el consejo de seguridad de la ONU con traductores de Llingüa asturiana, antes bable, como país de pleno derecho en el plano internacional.

Si no lo hace, estaremos a salvo y FAC sólo será una anécdota dentro de tres lustros.

Si me denuncian por alterar el orden del país, lo mejor será emigrar antes de ser catalogado sub hombre y enviado a las minas de carbón de Hunosa como alborotador y apátrida del nuevo país que está forjando el Paco.

Otro Paco, vaya cruz en Asturias con los Paco.

Muy mal suenan los vientos en esta Asturias azotada por la crisis, una clase política que se perpetua a sí misma y un encantador de serpientes que aún no ha hecho nada que mejore las cosas, porque el diálogo es agresivo, rimbombante, demagógico y los partidos de siempre están como siempre haciendo el gilipollas.

Hay un viejo dicho que solíamos decir en Asturias de que “Asturias es España y lo demás tierra conquistada”. Espero que en el futuro no sea que “Asturianos del país son los de FAC y los demás carne calcinada en los hornos de Arcelo, antigua Ensidesa.

En lugar de soluciones nos llega un viejo dinosaurio político que ha descubierto que si fortificas tu jardín, te conviertes en emperador de un parque.

Descorazonador.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario