Domingo 30 de marzo de 2014,
Bottup.com

¿Tendremos una mejor televisión sin publicidad?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
La aprobación del anteproyecto de ley se enfrenta a los consumidores.

La medida adoptada por el Gobierno ha provocado un revuelo en el sector, en el que incluso los trabajadores de TVE han propuesto una alternativa

Opinión

“Cuando TVE no tenía los índices de audiencia que tiene ahora las privadas no criticaban tanto a la pública”

La publicidad en una televisión pública como la nuestra siempre ha estado cuestionada por las televisiones privadas, que ven como la pública se lleva gran parte del pastel publicitario. Hace tiempo que UTECA , la unión de las televisiones comerciales, ejercen como lobby de presión y a través de sus diferentes plataformas audiovisuales envían a la población mensajes sobre el fin del modelo de financiación de RTVE.

Es lógico que ante la actual coyuntura económica las privadas presionen más al Gobierno y exijan la eliminación del actual sistema de financiación. Y digo lógico, porque cuando TVE no tenía los índices de audiencia que tiene ahora, siendo líder indiscutible por delante de las privadas, éstas tenían más reparos en dirigir sus miradas y críticas a la pública, a la cual veían indefensa, incapaz de reaccionar.

El éxito de la televisión pública desde la llegada del Gobierno socialista no ha pasado desapercibido, y este mismo éxito es excusa para pedir la total retirada de la publicidad por parte de UTECA.

Entonces, el Gobierno de Zapatero tomó una medida revolucionaria en el sector audiovisual: la total supresión de la publicidad en TVE. Una medida que tendrán que pagar las privadas, destinando el 3% de sus beneficios a la financiación de la pública, y las operadoras de telecomunicaciones, que aportarán un
0,9% de los suyos. Se garantiza la aportación del Estado a cargo de los Presupuestos Generales, que
buscará otras fórmulas como la recaudación del 80% de las tasas por el uso del
espacio radioeléctrico, así como la comercialización de servicios y productos.

La propuesta de los trabajadores de TVE:

  • Se evita que sean las TV privadas quienes financien parte de RTVE.
  • Estabiliza el precio publicitario en TV, amortiguando los incrementos previstos.
  • Se apoya el consumo de las “marcas”, de su consumo y de las empresas.
  • Sostenibilidad de la inversión publicitaria en el medio, en el presente y en el futuro.
  • Facilita la viabilidad del sector juguetero, que sólo dispone para comunicar del medio TV.
  • Se ofrece una alternativa propia en Canarias por su idiosincrasia.
  • Permite emitir en todas las CCAA campañas de Sensibilidad y Servicio Público.
  • Evita la competencia desleal de las empresas Nacionales sobre las Regionales.
  • Mantiene Acuerdos Institucionales, tipo ADO (Apoyo a los deportistas olímpicos).
  • Admite la emisión de programas, principalmente deportivos, con patrocinios comprometidos.

La aprobación del anteproyecto de ley se enfrenta con la oposición de consumidores
y usuarios
que temen que esto suponga una subida de las tarifas de telefonía
y banda ancha para que las teleoperadoras compensen el ‘canon’ que han de pagar
a RTVE, así como de los fabricantes de juguetes, y de los anunciantes, que ven como esta medida provocaría un encarecimiento de las tarifas, limitando el mercado publicitario.
Aún así, las privadas están satisfechas, porque el 3% les sale aún rentable, en comparación con el dinero que recibirán de la publicidad.

Con todo este panorama, un grupo de trabajadores de la Dirección Comercial de RTVE ha planteado una ‘Propuesta de Futuro‘ para intentar frenar la decisión del Gobierno
de eliminar completamente la publicidad de la televisión pública. La idea es sustituir la aportación que deberán realizar las privadas por el mantenimiento de un mínimo de publicidad en TVE que conllevaría una financiación mixta, máxima del
10% del total del presupuesto de la Corporación RTVE (120 millones).

Está bien que los propios trabajadores se involucren con la empresa para la que trabajan, y los Gobiernos deberían de tomar nota, si es verdad que apuestan por una televisión pública. De hecho, sólo se habla de televisión pública, por lo que la publicidad en la web se supone que seguirá vigente.

El modelo de la BBC es uno de los modelos de televisión pública mejor valorados, y al que TVE pretende llegar. Un primer paso es el de la eliminación de la publicidad, pero no creo que lleguemos a alcanzar el nivel de producción y realización de este canal, falta dinero y cultura audiovisual. Ahora mismo TVE es líder, pero, ¿con qué programas?: telenovelas, programas de baile…

No creo que la medida adoptada por el Gobierno sea la más rentable. No porque no quiera la eliminación de la publicidad, sino porque los consumidores tendrán que pagar el pato. Sólo esperamos que la calidad de la programación mejore, pero viendo al segundo canal, La 2, mis esperanzas se desvanecen.

“El actual modelo televisivo tiene fecha de
caducidad, y la publicidad será necesaria para poder mantener todos
los canales de TDT previstos”

Si a esto además se le une la caída de la televisión analógica, la fragmentación de audiencias que conlleva la TDT, y los cambios en los hábitos de consumo a la hora de ver la televisión, que están siendo sustituidos por Internet, la medida del Gobierno se pone en duda.

El tiempo nos dirá como será el futuro de la televisión pública y privada. Lo que parece claro es que el actual modelo televisivo tiene fecha de caducidad, y que la publicidad será necesaria para poder mantener todos los canales de TDT previstos.

Ilustración (CC): kethera

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario