Martes 23 de mayo de 2017,
Bottup.com

¿Una nueva era en el capitalismo?

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Viñeta sobre las hipotecas subprime (metrodcliving.com)

La crisis en las bolsas, la caída de los bancos y el rescate de los bancos centrales y los gobiernos marcan una situación novedosa de esta crisis que es reputada como de mayor entidad que la del 29. ¿Son los signos de un nuevo de capitalismo estatista?


En estos días donde las bolsas suben y bajan sin orden y los bancos centrales tienen que inyectar dinero ‘de verdad’ para enjugar la crisis del sistema financiero, donde el dinero ‘de mentira’ ha hecho que todos desconfíen. Es el momento en el que todos vemos la enésima cara conocida del capitalismo: las situaciones flagrantes de peligro permanente.

En
la actualidad, sostiene el economista británico, nos hemos metido
nosotros mismos en un desorden colosal, fallando en el control de un
mecanismo delicado, cuyo funcionamiento no comprendemos” . John Maynard Keynes, 1930. Vía El confidencial.

Image
Explicación del modelo ‘subprime’

De cuando en cuanto, el devenir del sistema de libre mercado, siempre inestable, pasa por un bajón terrible y ahí todos y cada uno de los principios liberales clásicos se vienen abajo. El “adelgazamiento” saludable que significa este darwinismo económico no es querido por nadie: los empresarios ven como su dinero se volatiliza, el paro aumenta y la economía se descompensa. Es el tiempo de intervenir y de sustituir esa fobia al leviathan por un amor algo aterrorizado por sus millones –millones que son nuestros-. El sistema económico lo agradecerá al instante, metabolizándolo y asumiéndolo como un valor más de ese mercado que queda estabilizado y tranquilo hasta la próxima crisis.

“Hay que hacer un paréntesis en la economía libre de mercado” Gerardo Días Ferrán, Presidente de la patronal española. Sin embargo es sorprendente que los bancos centrales, los estados, y los gobiernos tengan que salir a socorrer a esos apóstoles del libre mercado. Es decir, consideran que las ganancias no deben intervenidas por nadie, pero las pérdidas a medias con todo el mundo. Lanzarse al malabarismo aéreo con red puesta por el Estado.

En otras ocasiones las crisis del capitalismo se lavan con sangre, sangre de guerras, como la de Irak, que reactivan la economía
enterrando a miles de personas, en esta simplemente acaba siendo un
parámetro más que sirve para enriquecer a unos pocos a costa de otros
con unas reglas que cambian por la coacción terrible de sus consecuencias sociales y políticas.

“El mega-rescate financiero en EEUU costará de inicio 1,2 billones a los contribuyentes”. Vía Libertad digital. El capitalismo evolucionado que llamamos globalizado y que tiene el mayor porcentaje de de economía especulativa frente a la productiva de la historia y, de esta forma da lugar a estos engendros que amenazan y muerden, se llevan por delante bancos centenarios y los ahorros de cientos de miles de personas. El valor social de la economía, aquel que olvidó quien vendió y revendió paquetes de hipotecas subprime, hace que las diferentes instituciones no puedan dejar caer al sistema hasta llegar a un nuevo equilibro: sería una catástrofe para todos.

“El amor al dinero es la raíz de todos los males”. Benedicto XVI. Vía Público.

Es un sistema sorprendente
que respira para agonizar, por suerte o por desgracia, cualquier otro
no da mejores soluciones aunque nos obliga a hacer acto de fe para
creer en él, da poco a pocos y, muchas veces, como ahora, nos pide
mucho a la primera de cambio. Esta crisis financiera, la mayor desde la de 1929, hace que se piense que el capitalismo conocido hasta ahora ha muerto, ahora tendremos otros, sospecho que aún más inmisericordes y, también, jugados en mayor proporción con el dinero de los ciudadanos: Un capitalismo “socialista”, el comienzo de una nueva era. “Esto es solo el principio de la crisis”. Joseph Stieglitz. Vía Público.

En España esperamos que empiecen a verse los efectos de esta crisis del sistema financiero donde, además, los bancos han tenido una actuaciónse niega hasta el nombre para intentar eludir, con el silencio, el contenido semántico de la palabra. estado de muchos empresarios que abominan del mucho más allá del apoyar la inversión en la construcción, por ahora.

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

1 comentario

  1. Anónimo 14/10/2009 en 20:31

    la nueva era capitalista
    bueno primero k todo el documento esta bien pero creeo k hay algo mas profundo y kiero k me ayuden en eso gracias y si pueden enviarmen algo en 5 minutos mucho mejor gracias

Participa con tu comentario