Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

Jaime Llopis Casellas: rectificación

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Un error al cruzar nombres en Google conduce a un fatal cambio en el segundo apellido. Jaume Llopis Casellas por Jaime Llopis Domenech

El enfado del Sr. Llopis Casellas no es gratuito, la actuación de Llopis Doménech como testigo en el juicio del caso Hacienda es tan lamentable, por sospechosa falta de memoria, como lo fuera su paso por Kepro-Diagonal Mar sustituyendo a John Rosillo, historia truculenta donde las haya. (Ver escrito de fecha 23 de noviembre de 2009, XXI. Juicio a la corrupción en la Delegación de Hacienda de Barcelona. La natural evolución de la simple corrupción a la extorsión y el puro gansterismo.

Se achaca a Internet, por su rápida difusión y casi eterna memoria, los irreparables daños que este tipo de errores pueden acarrear a excelentes profesionales como Jaime Llopis Casellas

Reproduzco el mail recibido:

Sr. Del Barco,
Leo con sorpresa que Ud. me cita en la corrupción de Hacienda, cuando nunca he ido a declarar a ningún tribunal, ni nunca he tenido nada que ver con lo que Ud. Cita.
Usted confunde a Jaime Llopis Doménech conmigo, que soy Jaume Llopis Casellas. Con el Sr. Llopis Doménech, casualmente coincidimos en Sarrió cuando yo era Consejero Delegado y él Director Financiero y fue él el que trabajó en Diagonal Mar y La Seda, no yo.
Comprenderá que sus acusaciones me perjudican personalmente y le ruego que rectifique o me veré obligado a demandarle por falsos testimonios, daños y perjuicios.
Estoy a su disposición para aclararle todo lo que le haga falta.
Saludos,
Jaume Llopis Casellas (no Jaime Llopis Doménech)

Se achaca a Internet, por su rápida difusión y casi eterna memoria, los irreparables daños que este tipo de errores pueden acarrear a excelentes profesionales como Jaime Llopis Casellas. En descargo a las nuevas tecnologías, y sin intento de disculpa por mi parte, es más fácil y efectivo paliar este tipo de errores en la red que los de la antigua Prensa. Jamás célebres periodistas (primeras figuras) y todos los grandes medios que mintieron por publicidad, créditos o simples sobornos, han publicado no ya mis quejas, sino rectificado errores intencionados comprobables en registros y juzgados. Crearme administrador de Alianza Financiera SA (El Periódico), achacarme intimidad y orgías con Antonio De la Rosa, o que era su secretario y hombre de paja, son noticias que permanecen en todas la hemerotecas, y ni existieron ni pudieron existir, porque son inventos publicados por dinero al dictado de Javier De la Rosa para zafarse de su culpabilidad, objetivo cumplido gracias a la corrupción judicial.

En el mail se podría ahorrar el “demandarle”, pues “pleitos tengas y los ganes”.


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario