Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Jaime Matas Palou y la Ley del suelo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Ha habido tantas, o modificaciones, fabricando multimillonarios o arruinando… pero la Ley que se propone el Gobierno aprobar el viernes 9 de abril de 2010 superará todo posible y pasado despropósito

Escenifiquemos. Un conseguidor, por ejemplo, el ‘bigotis’ catalán del PSC o el ‘bigotes’ del PP, o tantos y tantos al estilo Maciá Alavedra, compran un terreno rústico a unos kilómetros de cualquier ciudad o pueblo, y hasta en medio de la nada, y con sus amiguetes recalifican. Al día siguiente la tasadora de la caja correspondiente certificará que allí se pueden construir un porrón de viviendas, según los planos de un estudio de arquitectura y lo dispuesto por el municipio y comunidad autónoma, y consiguen una hipoteca por 10, 20, 100 o 1.000 veces más de lo que costó de rústico, que en los ‘buenos negocios’ no se paga hasta el abono de la hipoteca. Reparten.

No soy abogado, pero intuyo que una Ley santificando la estafa no es que solo sea anticonstitucional, es inmoral

Pero el cuento no acaba aquí, el proyecto pasará de grupo en grupo financiero pagándose comisiones y aumentando la hipoteca. Además, cuanta más cifra mejor, más se conseguía en ‘titulaciones’, garantizando préstamos internacionales. Una inmobiliaria ha quebrado con un terreno para una fantasía irrealizable contabilizado por ¡60.000 millones de pesetas!, ¡generoso reparto!, y como sus acreedores son cajas y bancos, se lo tienen que tragar, porque además tiene varias hipotecas.

Y no está de más un recuerdo a Jaume Matas Palou, para el que un amigo ayer depositó tres millones de euros… la corrupción da hasta para crear amigos que depositen tres millones para la fianza. En cuanto a Lluis García Sáez, el ‘bigotis’ del PSE, ‘Caso Pretoria’, en este momento no se sabe si ha ingresado los 500.000 euros para salir de prisión.

Y ahora viene lo mejor del inmenso cuento español de la lechera… revienta la pirámide financiera inmobiliaria, el gran fraude, porque sobran millón y pico de pisos a precios desorbitados, más dos o tres millones mal vendidos, amén de locales, naves y urbanizaciones, se descubre que las cajas y bancos tienen en su activo hipotecas sobre terrenos, o sea, la propiedad, que jamás se construirán por el lugar, la capacidad del mercado, y todas las consideraciones por las que un constructor-inmobiliario tradicional, por ejemplo, Núñez y Navarro, no hubieran comprado ni en los mejores momentos de vacas gordas, y la situación se ha de bendecir con una ley para que las instituciones financieras no quiebren.

¿A cuántos miles o decenas de miles de millones de euros afectará esa Ley?, no se sabe. A tenor del número de escándalos de corrupción urbanística deben ser muchísimos, y en centenares de poblaciones al estilo de la Seseña del Pocero se programaron macro ciudades, al lado o a unos kilómetros…

Solución. Nada de amortizar la desvalorización o la simple estafa tras cualquier hipoteca, el suelo tendrá por Ley cualquier cifra que el banco o caja, o su ‘grupo político-financiero-inmobiliario’, haya asignado en uno de sus juegos malabares. El amañado Monopoly donde los cuatro jugadores hacen trampas a la caja hasta que la quiebran.

¿Para cuando las primarias con listas abiertas y con libertad de votos a los elegidos, una verdadera democracia?

No soy abogado, pero intuyo que una Ley santificando la estafa no es que solo sea anticonstitucional, es inmoral. Como lo es otorgar un crédito hipotecario con esas premisas. Y que nadie conteste que eso es una visión de retrógrado liberal decimonónico… aquí y en la China, aunque se discuta siempre del valor real de cada activo, una bombilla rota tendrá cero valor y se rebajará del inventario a cargo de pérdidas y ganancias. Y si las pérdidas sobrepasan ciertos porcentajes en relación al capital, y posibilidades de recuperación, la entidad está en quiebra y se ha de disolver.

Más soluciones salomónicas a la vista… lo comprará el Estado. Tendrá terrenos recalificados cuyo coste habrá sido varias veces el de las viviendas sociales necesarias para varias generaciones.

Todos los corruptos, con sus políticos recalificadores y banqueros-cajeros, colapsarán la noche del viernes próximo los restaurantes de seis estrellas… más los puticlubs donde cerraban sus ‘negocios’.

Y el Pueblo Español… votará cada uno al mismo club de listas cerradas y obediencia de voto, las mismas listas que manejan y con quien reparten los conseguidores… y ¡dale al burro que es sordo!

¿Para cuando primarias con listas abiertas, y con libertad de voto a los elegidos, una verdadera democracia, para que cómo mínimo levante las alfombras, y conocer la real situación del País?


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario