Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Jordi Hereu, candidato por el PSC a la alcaldía de Barcelona

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Hereu gana las primarias. Creí que ganaría Montserrat Tura, por presumiblemente ajena al desastre de eso que Hereu llama ‘Proyecte Socialista’ para la ciudad, o por ser mujer con lo que conlleva el eslogan de primera alcaldesa en la historia de Barcelona

Barcelona. Alardear de heredera de los grandes del socialismo barcelonés no ha influido en sus compañeros de partido. Dicen que los de San Gervasio se decantaban por ella, pero por lo visto los de Serra y Maragall, los del 68, más enriquecidos que sus padres, a los que tanto preocupó la ‘angustia vital’ de sus hijos sumada a alguna visita de la Secreta, ya no dominan. Andan más enzarzados y atrapados entre sus múltiples ingresos en regresión por la crisis, que preocupados por reconquistar el poder perdido.

Me imagino a Serra luchando para mantenerse en Telefónica o Gas Natural o a Maragall para que no se les ocurra a los de la nueva Generalitat recortar los gastos de su oficina de jubilado de lujo

Me imagino a Serra luchando para mantenerse en Telefónica o Gas Natural (cientos de miles de euros al año o quizá más de un millón con Sudamérica incluida, y varias visas oro sin límite) o a Maragall para que no se les ocurra a los de la nueva Generalitat recortar los gastos de su oficina de jubilado de lujo por haber sido dos años presidente, o las subvenciones al proyecto redimiendo a todos los afectados del mundo por el alzeimer. Y peor, esa conversión de las caixas en bancos levantando en un futuro próximo créditos injustificables o sospechosos saldos remansados en ‘sociedades instrumentales’.

Me ha sorprendido, por bajo, el número de afiliados al PSC barcelonés, poco más de 4.000. A tenor de la elefantiasis a dedo de todas las administraciones públicas, creí que serían no menos de 100.000. Otro fallo de mis percepciones políticas, aunque entre familiares y amigos la suma de 100.000, viviendo y enriqueciéndose de las quebradas instituciones barcelonesas, se queda corta.

A partir de ahora hasta mayo los barceloneses oiremos lo del ‘Proyecte’ hasta la saciedad. Un proyecto, repito, que ha construido una ciudad para ricos que no existen, y los que existen jamás vivirán en Diagonal Mar. O el fantasmagórico 22@, aniquilando Poblenou, todo un barrio popular que entre sus viejas industrias, ramblas y tradiciones, que si más no (porque las industrias se perdieron sin remedio) hubiera podido mostrar a los millones de turistas (la nueva industria barcelonesa) una parte de la ciudad industrial y menestral complementaria y creadora del espectacular modernismo catalán del Ensanche con Gaudí de estrella. Un barrio cuyos viejos habitantes aún pretenden que no se destruya más ¡inútilmente!

Mi siempre atenta malicia con el partido de mis desgracias piensa que Hereu y sus ‘patrocinadores’ deben haber repartido más cargos, enchufes, presupuestos y subvenciones, entre esos 4.000 afiliados que la Tura y los suyos. Pero lo que le haya conducido a la victoria en esta reducida elección no dirimirá ante el ambiente que parece contrario a su reelección. El deterioro de su imagen política, envuelto en fracasos como la consulta por la Diagonal, y corrupciones, Palau de la Música, Ciutat Vella, o la prostitución con gente de su entorno no solo facilitando permisos sino propietarios de macro burdeles y “salas, pisos y hoteles” a lo Bailén 22, más lo que parece cuenta atrás de ese llamado socialismo de cargos y especulación.

Mi siempre atenta malicia piensa que Hereu y sus ‘patrocinadores’ deben haber repartido más cargos, enchufes, presupuestos y subvenciones entre esos 4.000 afiliados que la Tura y los suyos

Me siento bien releyendo mis escritos de hace cuatro años, en plena euforia socialista antes que estallara su ‘Burbuja Inmobiliaria’… respecto a los inicios del entonces minúsculo PSC… y soñando ¡que pueda incluso desaparecer! nunca me repetiré demasiado…

“Pero si en 1979 nadie detuvo al padre, menos al hijo, que financiaba a la UCD de Adolfo Suárez en Barcelona a través del Noticiero Universal (perdidos 2.000 millones por el Banco Garriga) con Carlos Güell de Sentmenat delegado del Estado, conociendo la directa participación de Javier De la Rosa, sin denunciarle. A esa ubre se añadió el socialismo catalán de Narcís Serra y Pascual Maragall, que ascendidos colocaron a Carles Ponsa Ballart, socio de José Maria Sala Grisó en Time Export, de la trama de extorsiones Filesa. Y saltando a 1991, desde Madrid donde residía el Vicepresidente Serra le imponen al adicto y amigo José Aureliano Recio, otro de los hombres de Filesa según el denunciante contable Carlos van Schouwen.
Izquierda y Derecha, en Barcelona “vidas paralelas” juntándose en Javier, revueltos en su Banco, en su KIO, y el Gran Tibidabo. Recomiendo leer en Internet los nombres y carreras del socialista Carles Ponsa Ballart, en la actualidad miembro de honor del Consorcio de la Zona Franca, y por la derecha Enrique Lacalle Coll, otro ex delegado del Estado, y la de Joseph Piqué Camps, o Abel Matutes, que además de cuatro meses de ‘consejero’, en una extraña operación de compraventa de acciones del Banco de Ibiza Gran Tibidabo pierde 1.000 millones de pesetas. ¡Eso sí eran orgías, y no las que le atribuyeron al padre! ¿Negociaría Ponsa el crédito por 396.000.000 que el día 26 de abril de 1983, un mes antes de salir yo de la Modelo, tras la condena a los tres años pasados por ‘encubrir’ al padre, otorgaba el Banco Garriga Nogués, léase, Javier, al Consorcio de la Zona Franca? Pobre banco financiando a la Alianza Popular de Fraga y su hombre Eduardo Bueno Ferrer (el presidenciable “bueno para Cataluña”), a los de UCD de Suárez, y a los socialistas de Serra y Maragall, ¡con razón quebró!”.

Y revueltos estos días en la prensa y noticiarios: los 30 años del 23 F; Rumasa y su más que posible segunda quiebra con titularidades en paraísos fiscales; Josep Piqué Camps, recién nombrado presidente del selecto Círculo de Economía; de nuevo Jordi Pujol y su catarata de gestos y palabras; o Aureliano Recio asociado al ex Ministro de Hacienda Solchaga, ‘conseguidores’ en las corrupciones andaluzas; y en general el desastre de aquellos ‘sociolistos’ barceloneses, siento que se comprimen en el tiempo los años de ‘Barcelona, 30 años de corrupción’; mi ínfimo intento por reventar la inventada Historia de los ‘vencedores’, ahora en desbandada, creando la “opinión pública”. Diría que he conseguido que desaparezcan comentarios como “que díu aquet boix” ¡loco!…

Veremos si se puede engañar a tantos durante tantos años, rebasado el vaso de su avaricia…


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario