Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Jordi Pujol y el coronel

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Del desfalco y corrupción a la reforma financiera

Barcelona. De lo patético a lo grotesco. Si el pasado 29 en el escrito ‘El rescate y la Diada’ utilizaba el “patético”, hoy ante TV3 o la reforma financiera acudo al grotesco.

Lo más grotesco, además del “coste gratis que promete el PP, radica en el cinismo del resto de los autores del estropicio, el PSOE rasgándose las vestiduras y CIU y PSC lanzándose a la manifestación independentista

Llega septiembre y con el IVA nos trae la reforma financiera, que tras las del PSOE formando un amelé de cajas y bancos camuflando los macro desfalcos de la clase político-financiera, remata la faena y el Estado “comprará” sin límite todos los “activos tóxicos”, base y apariencia del vaciado de las cajas de ahorros. Jugada maestra, el pueblo pagará por mucho que Guindos pretenda vender la burra vieja. Responsabilidades ninguna, el “yo me lo guiso y me lo como” de los triunfadores responsables… o estafadores.

Lo más grotesco, además del “coste gratis” que promete el PP, radica en el cinismo del resto de los autores del estropicio, el PSOE rasgándose las vestiduras y ejerciendo de Oposición contra el banco malo, y en Barcelona CIU y PSC lanzándose a la manifestación independentista.

Tan grotesco como por ejemplo un piso hipotecado en el Gornal y Badia de Vallés, o cualquier barrio-ciudad dormitorio de Barcelona (Meridiana, el Besós, La Mina, Santa Coloma, Bellbitge, San Ildefonso, etc.) por 180.000 euros, ¡30 millones de pesetas! (VPO franquistas, VPO posteriores y ¡a miles y más importe!), se venderá dentro de 10 años a 40 millones de pesetas y el banco malo ganará 10, donde ahora apenas si se pagan los gastos de la escalera. O los mismos que han impagado sus hipotecas en Diagonal Mar y similares por sus desorbitados precios, comprarán de nuevo más caro dentro de unos años, cuando cambie el ciclo. Hay ejemplos más retorcidos, terrenos en principio directa o indirectamente del Estado, recalificados e hipotecados por cifras de escándalo, que tras pasar por ‘sociedades instrumentales’ volverán a su dueño original, y ¿se venderán en una próxima burbuja inmobiliaria? ¿Ciudad Sagrera?

Y convirtiendo lo grotesco en altamente peligroso, Jordi Pujol y secuaces, repito, los recalificadores con Narcís Serra y Pascual Maragall, creando la cortina de humo de la independencia, desatan unas iras que parecían dormidas, y un coronel tan fuera de lugar como el charlatán Pujol, suelta lo de que “pasarán por encima de mi cadáver”. Jugando con fuego.

Y convirtiendo lo grotesco en altamente peligroso, Jordi Pujol y secuaces creando la cortina de humo de la independencia, desatan unas iras que parecían dormidas

Esta noche ante TV3 me decía que todos los caraduras de la vapuleada España pretenden resucitar el fantasma de la Guerra Civil ante sus propias corrupciones. Parece que el ex banquero, cual otro patético Ruiz-Mateos, nos gritara que puesto que no solo no se le deja seguir ganando dinero, o enchufar espléndidamente a los suyos, sino que en Madrid pretenden no cubrir las deudas de la corrupción, y en su osadía fiscalizar el dinero del rescate, pedirá la independencia… lanzará a la calle a su millón de fieles. Un millón ¡a sumar! los convocados por el PSC, la otra pata de la gran estafa barcelonesa, tan bien descrita en el Caso Pretoria o en el juicio del Caso Hacienda de Barcelona. Y si además por efecto mimético a la manifestación se añaden ‘preferentes’, indignados y estafados, parados y ‘recortados’… ¡temblará hasta la Merkel! ¡O eso creen!

“S’ha acabat de fer la puta i la ramoneta” [se ha acabado de hacer la puta y la ramoneta], dice soltando tacos, muy propio de hipócrita y refinado vejete… y vamos a por todas, corea el hijo.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario