Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Jorge Fernández Díaz, candidato del PP por Barcelona

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Lo he contado demasiadas veces, pero si los políticos insisten en eternizarse, debo repetirme

Barcelona. Le conocí, él a mí a buen seguro no me recuerda, de ordenanza en el locutorio de ‘Jueces’ de La Modelo de Barcelona (mejor de ‘abogados’, porque ‘jueces’ creo no acudió ninguno por el año 1982-83, por más que las declaraciones rezaran “ante mí juez-magistrado del Juzgado…” las tomaba un oficial o interino cualquiera, y por supuesto sin presencia de abogado defensor) visitando a alguno de los acusados por el entonces célebre caso de la estafa a la Seguridad Social. Importantes empresarios compraban las liquidaciones debidamente selladas por el 10% del valor a liquidar. Infinidad de empresarios conocíamos el rumor por los últimos 70. Fernández había sido delegado de Trabajo en Barcelona, y el caso entraba de lleno en su etapa, afectando a compañeros. Ver currículo en Wikipedia.

Le conocí de ordenanza en el locutorio de ‘Jueces’ de La Modelo de Barcelona visitando a alguno de los acusados por el entonces célebre caso de la estafa a la Seguridad Social

Un caso que para mí tomó vital importancia puesto que mi abogado entonces Luis Pascual Estevill y su único compañero de despacho Eduardo Soler Fisas, representaban alguno de los 40 detenidos, hubo 100 implicados. Fueron los meses que más veces me entrevisté con ellos en La Modelo. El grueso más importante lo defendía Juan Piqué Vidal, por desgracia mi primer abogado en el caso Consorcio de la Zona Franca, y las falsedades, estafas, e incluso el importe e importancia de los empresarios, yo consideraba que sobrepasaba en mucho mi posible implicación en el tema Zona Franca. ¡Agravio comparativo repetía ingenuo de mí! Repito por millonésima vez, condenado a los tres años pasados en La Modelo por, según la sentencia, encubrir y conocer la procedencia de los dineros (sic) de Antonio De la Rosa, padre de Javier De la Rosa. ¿Alguien cree, y hasta sentencia, que un abogado del Estado y funcionario cuenta la procedencia del dinero que invierte?

Que en un plazo máximo de cuatro meses los 40 obtuvieran la libertad con fianza, cuando yo ya arrastraba dos años de preventivo (repito, caso único entonces en Barcelona) aumentó mis reticencias con Pascual Estevill. Hasta que colmó mi aguante la pérdida (contó El País que tirados los documentos a la papelera por una mujer de la limpieza) de un recurso al Supremo. Mi versión, enviado otro abogado a Madrid, fue que nunca se presentó tal recurso, inventándose la pérdida y noticia periodística. Cambié de abogado, otro error, también se vendió.

Fernández Díaz representó para mí a través de los años uno más de los tristes rostros de mi triste historia. Saberle amigo de Pascual Estevill empeoró mis sospechas. Le catalogué entre la mayoría de los políticos que conociendo el Caso Consorcio, calló y encubrió a Javier De la Rosa. Y ni que decir tiene que se magnificaron mis sospechas de su relación en el caso de los Seguros Sociales.

Sin necesidad de demasiadas elucubraciones, leyendo al periodista Félix Martínez en ‘Estevill y el Clan de los Mentirosos’, Editorial Mondadori, 2002, se amplían referencias sobre las relaciones entre Fernández Díaz y Pascual Estevill:

“La relación con Oliart también le sirvió para establecer una buena relación durante la transición con algunos de los chicos de la UCD, como el actual dirigente del Partido Popular Jorge Fernández Díez”, pág. 82.
“Nota. 10, pág. 83. Los hermanos Jorge y Alberto Fernández Díaz aseguraban a finales del 1995 y principios del 96 a sus correligionarios del PP de Barcelona que iban a fichar a Estevill para el partido y presumían de que le iban a convertir en fiscal general o, incluso, ministro de Justicia, según afirma la ex concejal popular Marta Vila y el ex presidente del PP catalán Aleix Vidal-Quadras”.

Enrique Lacalle, los Fernández Díaz… siempre me he preguntado qué indisolubles lazos les atan con Madrid para que entre tanto posible candidato se repitan los mismos

Repito que por los años 95-96 el “todo Barcelona” conocía ¿y participaba? o encubría las hazañas del juez y su principal colaborador Piqué Vidal. Pero el caso Seguros Sociales tiene más connotaciones personales y familiares con los hermanos Fernández Díaz, como cuento en ‘Barcelona, 30 años de corrupción’. El principal implicado, Vicenç Cardellach, con importante gestoría y presidente del Colegio de Graduados Sociales de Cataluña, es además de íntimo y cliente muy especial de Juan Piqué Vidal, familiar de Alberto Fernández Díaz.

Enrique Lacalle, los Fernández Díaz… siempre me he preguntado qué indisolubles lazos les atan con Madrid para que entre tanto posible candidato se repitan los mismos, y sin grandes ni especiales ‘luces’, más bien todo lo contrario.

Continuará…


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario