Miércoles 07 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Josep Borrell Centelles citado como testigo en el juicio por la corrupción en Hacienda de Barcelona

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Está citado el día 28 y con él se cierran las testificaciones

Insisto, no se trata de un testigo más, de los muchos que tan poco o nada han aportado con el ‘no recuerdo’; se trata de quien en el año 1982 (ganadas las elecciones por el PSOE) ocupa un altísimo cargo en la Hacienda socialista, Secretario de Estado de Presupuestos y Gasto Público del Ministerio de Hacienda. De 1984 a 1991 fue Secretario de Estado de Hacienda (ascendiendo a sus íntimos amigos Huguet y Aguiar, que se libra hasta de testificar en este juicio por ser ciudadano británico, y que transformarán la Delegación de Hacienda en Barcelona de un ‘nido de astillas’ a de ‘grandes negocios’), en 1991 nombrado Ministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, y, posteriormente, su mujer, Cristina Narbona, Ministra de Medio Ambiente. Lo de Presidente del Parlamento Europeo, o ahora del Instituto Universitario Europeo de Florencia, son anécdotas respecto al presente juicio.

‘No recordará nada’: es lo que tiene juzgar delitos de hace veinte años

Si sus más preciadas virtudes fueran su ‘lucha contra el fraude fiscal’ (sentando en el banquillo a Lola Flores) o sus encendidos discursos cuando siendo Ministro de Fomento recomendaba a los contratistas y subcontratistas no pagar comisiones en negro por las obras públicas; se puede asegurar, que vista la corrupción en aquel Gobierno de Felipe González con astillas, mordidas y ‘convolutos’ (juzgadas y sentenciadas) en las obras del AVE a Sevilla y en su EXPO, etc., etc., y ahora el juicio en Barcelona, donde su sombra aparece tras sus ‘íntimos’; su pregonada integridad, o sus aciertos políticos, y hasta su biografía, pueden ponerse en total duda. Ver su biografía en Internet o en La gran corrupción.

Y reafirmándome, a suponer ‘no recordará nada’, es lo que tiene juzgar delitos de hace veinte años, y también a suponer, que si se hubieran juzgado en su día y tiempo, el país España se hubiera ahorrado quizá hasta la total corrupción, abocándola a la peor de las crisis de su Historia, la ‘Gran burbuja financiero inmobiliaria’.

Me pregunto quien de los defensores (clásicos abogados de la ‘Gran corrupción’) o acusadores (funcionarios del Gobierno socialista) le ayudarán u obligarán a recordar hasta el punto de enviarle al forense, por presunto perjurio, al igual que a la secretaria del acusado Juan José Folchi Bonafonte.


Titular y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario