Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

Juan Laporta y la independencia de Cataluña

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Mientras el presidente del Barça, Joan Laporta, se interesa por la política apoyando el independentismo, otras personalidades ligadas al Club visitan los juzgados

Me alegró que alguien ajeno a la tradición barcelonesa de la corrupción alcanzara la Presidencia del Barça… o eso creí. En realidad, no me ha interesado nunca ni el Barça, ni el fútbol, más allá de mi adolescencia cuando jugaba por el campo ‘dels Penitens’ con el ‘Nuestra Señora del Coll’, y de eso hace 50 años. Pero me llamó la atención un personaje de su entorno y equipo, su cuñado Echevarría (ferviente franquista). Y no por él mismo, sino por su padre, Juan Echevarría Puig y el caso de la Mutua Universal, por tratarse de un ex del Consorcio de la Zona Franca por los 70. Ver más en La gran corrupción sobre Mutua Universal y Juan Echevarría Puig.

Que la palabra ‘independencia’ nos suene a guerra a todos los viejos, ni es nuevo, ni gratuito. Mi madre, mi padre, mi abuela… no se cansaban de repetir las penurias con el hambre y la muerte rondando, de antes, durante, y el después, que recuerdo demasiado bien.

No es mi intención declararme ni anti ni independentista, tengo preocupaciones más allá de sentirme de una u otra nacionalidad. Me sucede al igual con el Barça: me importa un pito, pero me alegra que gane. Y me sucede lo mismo con el Español, y hasta con el Madrid por Europa. Pero que Juan Laporta promocione la independencia, no solo me predispone en contra, sino que arrugo la nariz. Todos los políticos barceloneses me han parecido más adictos a la pela que a sus ideas, y tras sus luchas, más que luchas, discursos, solo he descubierto el dinero, y la irrefrenable ambición de poder, y en el caso de obtenerlo, multiplicar sus sueldos, cargos y negocios… y lo que es peor, librarse de monumentales estafas.

Parece que la Fiscalía tiene la mosca tras la oreja y de nuevo observa al Barça y a su Presidente

Mi primera impresión sobre la corrupción y Laporta surge de mis batallitas, y por aquello de que uno no se ha de fiar del dictado de sus sentimientos, me olvidé. Pero él traspasó su mundo familiar, y hasta lo anuló, para lanzarse de lleno al juego propio de los triunfadores y patricios barceloneses que, obviando las amantes, es, o era hace un par de años, el ladrillo: fórmula segura de enriquecerse, aunque de hecho ya no se vendiera un piso. Pero sin consolidar, o al contrario, sus pelotazos de Bellvitje o el Miniestadi, ya se le sabe tan rico que compra un ático en la alta Diagonal por tres millones de euros, y La Caixa, o sea, el todopoderoso núcleo duro barcelonés, reconociendo sus éxitos, más que sus activos, le concede una hipoteca de dos millones, en plena crisis.

La Fiscalía parece que también tiene la mosca tras la oreja (aunque en definitiva, decida la política), y de nuevo sobre el Barça y su presidente, y sobre Cruiff, que ya visitó los juzgados hace 30 años, librándose más por corrupción que inocencia… Y actualmente está muy presente y citado el Club en el juicio por la corrupción en Hacienda, y como acusados su ex presidente Núñez y asesor fiscal (personal y del Club) el ex abogado del Estado, Juan José Folchi, consellé en la primera Generalitat, con petición fiscal de doce años, y que para no desentonar obtiene el tercer grado a solo un mes de entrar en prisión condenado a tres años y medio, un récord de concesión imposible si nos atenemos al Reglamento Penitenciario y su aplicación práctica.

Ver imágenes de su mitin en la Junquera publicadas por Girona Noticies en La gran corrupción y los artículos de As y El Confidencial sobre la Fiscalía, Cruiff y Mediapro.

Fotografía (CC): Mutari


Subtítulo, destacade e imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario