Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La abandonada Terraza Colors en Manzanares el Real

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

En estado de abandono completo se pueden ver los restos de una actividad hostelera de otra época

Dando un paseo por la avenida de la Pedriza, paralela al río Manzanares en el casco urbano de Manzanares el Real, un pequeño pueblo en la sierra de Madrid, podéis encontraros con la Terraza Colors, en estado de abandono completo, se pueden ver los resquicios de una actividad hostelera de otra época.

Aún quedan los carteles que publicitaban los bocatas de tortillas de todo tipo que podías degustar en la terraza Colors, con nombres tan peculiares como el Pastor, Albañil o el Hortelano. Da la impresión de que esta terraza tenía mucha actividad, sobre todo en verano, su situación a orillas del río Manzanares la convertían en un sitio de referencia a la hora de tomarse un pinchito en un lugar tan fresquito como Manzanares el Real

La entrada al local era estrecha, la pintura rosácea se estaba descascarillando y el suelo lo cubría un manto de hojas, la flora se estaba apoderando poco a poco del edificio que sucumbía al paso de los años de abandono…

Un detalle que me resultó muy curioso, fue ver unas sillas metálicas incrustadas en el hormigón, parece que el respaldo lo habían cementado en la roca para tener un asiento un tanto incómodo pero funcional…

Daba la impresión como que los dueños del local tuvieron que abandonarlo rápidamente, aún quedaba allí la barra con la plancha de gas butano para freír raciones y las sillas que parecían que acababan de ser utilizadas…

Como sacado de una película de terror, en la terraza principal aún seguían las mesas y las sillas, todas ordenadas, y la gente parecía que se había esfumado en un abrir y cerrar de ojos, el verde crecía bajo las patas metálicas que, cubiertas de hoja,s daban un aspecto urbanita en mitad de la maleza que poco a poco se iba apoderando de los utensilios creados por el hombre…

La oxidación se abría paso en el horno de Fagor abandonado en la trastienda de la Terraza Colors, mientras que las enredaderas se encaramaban en los rincones más insospechados, aún quedaban cascos de cerveza Alhambra esperando a ser algún día recogidos para su reciclaje…

Como si de un solárium se tratase, ahí estaban viendo pasar los años todas las sillas en fila apiladas contra la pared, sillas de plástico, sillas de hierro y también las curiosas sillas cementadas en la roca, otro detalle que me pareció realmente llamativo fue la maquina cortacésped, oxidada y vieja el césped se la iba comiendo poco a poco…

Sin cristales, rotos por el viento y las lluvias, la ventana de la trastienda permanecía abierta dando cobijo a muchas aves que habitan en la zona…

Bajo el lema ‘Comidas y Cenas en 30 minutos’ la vieja y abandonada Terraza Colors tuvo que tener una gran afluencia de domingueros y sábaderos que disfrutaban del día a orillas del río Manzanares, una pena que se haya convertido en lo que es ahora.

Espero que os haya gustado y si algún día pasáis por Manzanares el Real no dudéis en ir a verla, porque merece la pena estar allí y sentirse como en una época pasada.

Más fotos en este set de Flickr: La abandonada Terraza Colors en Manzanares el Real

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario