Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La #acampadasol ensaya su extensión a los barrios, ciudades y pueblos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El campamento crece y ya hay hasta zonas para la intimidadSe crea un evento en Facebook para concentrarse “pacíficamente, sin banderas ni escudos, como siempre” en las escaleras del Congreso de los Diputados este viernes 27 de mayo

INCLUYE: FOTOGALERÍA ACTUALIZADA

Tras el “bajón” que parecía flotar ayer en el ambiente de la Puerta del Sol, en Madrid, tras el baño informativo a cuenta de los resultados electorales, hoy la república ciudadana de la #acampadasol parecía retomar su mejor pulso. El campamento sigue su mutación en busca de formas más complejas, completas y eficaces: se ha inaugurado una nueva guardería (ya son dos), totalmente dotada con material infantil, incluida abundante literatura, y en donde esta tarde varios padres compartían el espacio con sus niños y con los monitores voluntarios. También se ha inaugurado el llamado “Espacio donde se practica el Amor”, especialmente resguardado de las miradas exteriories y poblado de varias tiendas de campaña.

Varios voluntarios estaban también esta tarde quitando de las fachadas y persianas de los comercios de Sol carteles, pancartas y pintadas de graffitis con mucho esfuerzo. Esta mañana, el presidente del CEIM y de la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández, ha dicho -como recoge Elpais.com- que han escrito una carta al Ministerio del Interior para que se resuelva la “prolongada y anómala situación” de la Puerta del Sol “a través de los mecanismos del Estado de Derecho”. Los comerciantes reclaman cuatro puntos fundamentales: que se despejen las calles de tiendas de campaña, que se cree un pasillo para los peatones entre Montera, Preciados y Arenal y que se retiren los carteles y pancartas de los escaparates y vitrinas. Lo único que se ha aprobado en la asamblea de esta mañana es lo respectivo a los carteles y grafitis, pero sólo escaparates de los pequeños y medianos comercios, no en las grandes superficies.

Algunos comerciantes de Sol piden que acabe la situación y hablan de grandes pérdidas mientras los acampados se afanan por limpiar sus escaparates y fachadas

Sin duda, no obstante, el verdadero brillo de esta tarde calurosa y soleada estaba en las plazas y espacios adyacentes a Sol, lugares en los que se ha estado ensayando el ‘gran salto adelante’: la expansión de las asambleas de Sol a los barrios, ciudades y pueblos: de Madrid, la comunidad y el estado entero. Los acampados quieren asegurar la semilla antes de que el campamento muera por las diferentes lógicas que podríamos aplicar según interés: porque los comerciantes de la zona se quejen, como hemos visto arriba, (aunque nos consta que los hosteleros están encantados), porque lo hagan los vecinos, porque presionen a Interior desde mil frentes y este acabe ordenando una evacuación o porque simplemente la gente necesite meter el pie en una rueda que pese a todo, sigue girando -en dirección equivocada, quizá- ahí fuera.

No es lo mismo mantener una ciudad estado -con todos sus servicios, ya no imaginamos cuáles faltan- en el epicentro de Madrid que instaurar en la costumbre ciudadana el acudir regularmente a las asambleas de sus barrios. Van, proponen, discuten, aprueban, lo celebran si se tercia, las decisiones se comunican interasamblea y luego vuelven a sus hogares a estudiar, cuidar de sus hijos, descansar y trabajar al día siguiente. No quiere decir esto que se haya resuelto desmontar el campamento ni ahora ni cuando se consiga esto si finalmente se logra. Por el momento, el último acuerdo al respecto es permanecer hasta el próximo domingo. Ánimos hay de sobra.

Asamblea vs Parlamento
Antes, para este viernes 27 a las 22 horas, un grupo de personas, libremente aunque al margen de las asambleas tanto de #acampadasol como de Democracia Real Ya, han convocado para este viernes este evento en Facebook en el que piden a los ciudadanos que los acompañen en una sentada “pacífica, sin banderas, sin escudos, como siempre” en las escaleras del Congreso de los Diputados. El objetivo, según explican: ” Hacer una sentada pacífica, una asamblea en la que se debatirán puntos sobre economia y educación y proponer el siguiente punto estratégico de la Comunidad para realizar la siguiente asamblea”.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Periodista y emprendedor social. Co-fundador de Bottup.

Participa con tu comentario