Jueves 08 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La #acampadasol muta en la una república cívica que aspira a expandirse paralelamente al poder tradicional

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La afluencia de ciudadanos a la #republicasol no para de aumentar

El número de comisiones y de voluntarios crece cada día y ahora el objetivo es extender el movimiento asambleario a los barrios

La afluencia a la plaza cuando cae la noche aumenta de un día a otro, y hoy, jornada de reflexión ante las elecciones de mañana, hay más gente que nunca

INCLUYE: FOTOGALERÍA ACTUALIZADA

Día 5

Faltan menos de diez horas para que abran los colegios electorales, pero hace días que la ciudadanía se cansó de esperar para emitir su veredicto, aunque obviamente no haya sido en forma del tradicional voto. Un voto empaquetado en un sobre, cerrado como las listas de los partidos políticos, y lejano como aquél pariente al que solo ves cada cuatro años, con el que lógicamente no sabes de qué hablar cuando te lo encuentras. Hace seis días ya que la ciudadanía empezó a hablar, espoleados por la manifestación convocada por #democraciarealya, y desde entonces no sólo no ha cesado, sino que ha ido ahondando más y más en un discurso que hoy, día de reflexión en el que la Junta Electoral Central ha prohíbido que pase lo que está pasando, se sigue construyendo con la vista puesta más allá del parcelado día electoral de mañana. Anoche, a las 00.00 horas, cuando comenzaba dicha prohibición, más de 25.000 personas concentradas en la plaza enmudecieron para, pasadas las 12 campanadas, estallar en júbilo. Daban la bienvenida no a un año nuevo, sino a lo que pretenden que sea una sociedad nueva: más humana, centrada en las personas y sus problemas, donde se construya en lugar de destruir y el amor sea un motor tan reconocido como la productividad.

Este periodista no ha escuchado apenas ninguna conversación del tipo: “¿Crees que el PP arrasará?” “Los socialistas lo tienen difícil”. Sí muchas -muchísimas- acerca de problemas reales en torno a la crisis, la educación, los mercados y los partidos, sí, pero de cómo quitarles el poder que les sobra. Es lo más parecido a una liposucción al sistema, y el quirófano principal, la Puerta del Sol de Madrid, el kilómetro cero de España, el epicentro global de la #spanishrevolution que se extiende sin freno por todo el mundo, no para de crecer con nuevos espacios (hoy se han puesto en pie una Biblioteca y al menos un puesto más de enfermería, que se unen a la guardería construída ayer). En total son ya nueve, que contando subcomisiones suman ya 20. Empezaron siendo cuatro. Una de las que estuvo desde el principio, la de Extensión, es la que ha convocado en las plazas principales de todos los barrios de Madrid al sábado 28 de mayo a las 12.00 horas a todos los vecinos para empezar a extender el funcionamiento de la República de Sol a cada zona de la ciudad. Como informa Carmen Pérez-Lanzac en Elpais.com, los vecinos del barrio de Lucero, por ejemplo, ya se han mostrado interesados. También han entrado en contacto con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos.

Si ayer eran los egipicios, hoy es el iniciador de la llamada ‘Revolución Islandesa’ quien muestra públicamente su apoyo a la #spanishrevolution a través de un vídeo

Y mientras tanto, las costuras de la #acampadasol ya han sido desbordadas por una cuestión aparentemente física (no caben en la Puerta del Sol), pero también sintomática de lo que se espera y que en realidad es la pregunta del millón: ¿Qué pasará con la #spanishrevolution después del 22-M? Una de las mayores dudas que se cierne sobre este movimiento cívico que ya ha logrado una victoria aplastante -pase lo que pase a partir del lunes-, es si podrá organizarse para afianzarse mientras crece y se expande. No son pocos los que dudan, entre ellos uno de los iconos de esta revolución, el francés Stephan Hessel, quien dice que el movimiento “necesita un líder”. Y eso es precisamente lo que no hay ni parece que vaya a haber. Todo se organiza mediante asambleas en las que cualquier persona puede solicitar la palabra. Existen líderes, pero son cabecillas organizativos, técnicos, personas expertas en los rudimientos asamblearios, que intervienen unicamente para lograr que las asambleas sean productivas, pero no imponen ideas y direcciones a seguir.

Este periodista lo ha podido comprobar asistiendo a varias de estas asambleas, desde las multitudinarias de la Puerta del Sol a algunas de las sectoriales -asambleas de comisiones- como las que se realizaban esta tarde en las plazas adyacentes (por falta de espacio en Sol) en Jacinto Benavente, Plaza de Pontejos o en la parte trasera del Corte Inglés de Preciados (lugar conocido por ‘Cortilandia’), donde esta tarde se ha celebrado la asamblea de coordinación interna. Este periodista asisitió también el pasado jueves a la asamblea de #democraciarealya en el Centro Social Autogestionado Patio Maravillas y comprobó lo mismo. No hay líderes entendidos desde el concepto político vertical. La horizontalidad reina en un aparnete caos de turnos de palabras, réplicas infinitas y discusiones acaloradas que incluso a veces acaban con caras largas. Pero pese a todo, es este sistema de dirección múltiple, distribuída y horizontal la que ha ganado esta primera batalla al poder establecido, representado en primera instancia por un Gobierno que no se ha atrevido, muy inteligentemente, a impedir que todo esto pasara.

¿Se convertirá la República del Sol en un poder cívico paralelo al oficial? ¿Devendrá en un lobby ciudadano que se asiente en la sociedad para fiscalizar a la política tradicional? ¿O tratará de construir su propia realidad, con sus propios servicios públicos?

A partir de ahora nadie sabe qué pasará, igual que ni uno solo de los 30.000 manifestantes que hace tan solo seis días (¡tan solo seis!) acudieron a la llamada de #democraciarealya sabían que estaban poniendo la primera piedra de una república cívica que hoy está físicamente en Sol y en las principales plazas de la mayor parte de las ciudades españolas, con incluso “embajadas” en decenas de ciudades de todo el mundo y con los medios globales haciéndose eco. El último ha sido The Hufftington Post, que lo llevaba hace unas horas como tema principal. Y ayer eran los jóvenes revolucionarios egipcios quienes saludaban la #spanishrevolution y hoy ha sido otro de los referentes de este movimiento, Islandia. Aquí pueden ver a Hordur Torfason, el hombre que instó a su pueblo a reaccionar ante los abusos de banqueros y políticos animando al pueblo español:

¿Se convertirá la República del Sol en un poder cívico paralelo al oficial? ¿Devendrá en un lobby ciudadano que se asiente en la sociedad para fiscalizar a la política tradicional? ¿O tratará de construir su propia realidad, con sus propios servicios públicos (como estamos viendo a pequeña escala en #acampadasol), en un intento de auogestión global al margen total del Estado? Nadie sabe lo que pasará, ni lo que se intentará, ni cuántas equivocaciones cometerá el movimiento (hoy han cometido una, a juicio de este periodista, al publicar una lista de 16 puntos muy concretos de acción política que un gran porcentaje de los ciudadanos indigandos quizá no quieran hacer suyos. No obstante, estos puntos se pueden votar digitalmente).

Lo que sí sabemos ya es que gran parte de la ciudadanía se ha levantado. Y los que no lo han hecho explícitamente, ven asombrados cómo las personas son capaces de autoorganizarse a pequeña escala, cuidarse, respetarse e ir más allá de meras intencionalidades políticas. En un ejercicio de maximalismo fruto de este momento extremadamente dulce, ahora, como dicen muchos de los carteles que inundan las plazas, “lo queremos todo”. Como en cualquier momento histórico, sólo el minutero nos irá narrando su devenir final. Por ahora, victoria, ilusión y horizonte abierto.


¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Periodista y emprendedor social. Co-fundador de Bottup.

2 Comentarios

  1. Pau 22/05/2011 en 17:54

    Muchísimas gracias Víctor 🙂 Realmente es un momento excepcional, tanto como ciudadano como periodista, abstraerse es imposible y hasta inmoral. Un abrazo

  2. Víctor J. 22/05/2011 en 10:28

    Fenomenal trabajo, Pau. Es de agradecer que medios como Bottup le den la importancia que se merece a un movimiento histórico y social como este, pues por desgracia otros medios de comunicación (incluída la televisión pública, que en teoría debería primar la información de total actualidad por encima de cualquier otra consideración), parece que minimicen un momento tan fundamental e histórico como el que estamos viviendo.
    Este es el principio para empezar por fin a cambiar las cosas, y somos todos los que debemos difundir nuestros pensamientos para crear una sociedad más digna y justa en beneficio de la colectividad. Hay que coseguir que estas demandas perduren en el tiempo, pues de lo contrario el gran poder hará que todo esto se quede en agua de borrajas.
    ¡La revolución del pensamiento ha de seguir!, y somos sin duda todos los que apoyamos esta causa los que a través de nuestra voz, o mediante nuestras palabras escritas en papel, los que contribuyamos a que las ideas y la información lleguen a la ciudadanía en general.
    Sólo seremos más libres si tenemos más información, ya que además, con ella, nos convertiremos en ciudadanos con criterio frente a la sinrazón.
    Ánimo, y a seguir luchando con la palabra y el pensamiento.

Participa con tu comentario