Domingo 25 de septiembre de 2016,
Bottup.com

La aventura de llegar al trabajo el día de la nevada en Madrid

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Carreteras heladas, líneas regulares de autobuses sin servicio y estaciones de tren con vías llenas de nieve esperaban en Madrid el pasado 11 de enero a los trabajadores

Lunes 11 de enero de 2010, Moraleja de Enmedio amanece cubierta por un manto blanco por la nevada caída en la tarde/noche anterior. Lo que en un principio era fina y blanca nieve polvo se había convertido en placas de hielo que hacían muy peligrosa la circulación. Para colmo era día laboral, muchos viendo el panorama, optaron por quedarse en casa. Algunos valientes nos las apañamos para llegar a la oficina aunque fuese tarde…

Tras coger el coche con las cadenas puestas, salí hacia la estación de cercanías más cercana, Parque Polvoranca. Las líneas regulares de autobuses de Moraleja no circulaban, en la rotonda de la Avenida de Fuenlabrada se acumularon los autobuses a la espera de algún quitanieves que limpiase la carretera. En la M-407 quité las cadenas, ya que habían limpiado con quitanieves el asfalto.

La carretera urbana del barrio de Parque Polvoranca estaba impracticable, mucha nieve y mucho hielo, me

Tras la odisea del coche, las cadenas y el trayecto en tren, llegué a la Estación Sur de autobuses para comenzar un blanquito día de trabajo

entró pereza tener que poner de nuevo las cadenas y decidí llegar hasta el apeadero de Cercanías muy despacio, sin tocar apenas el freno y con mucho cuidado. El aparcamiento estaba totalmente cubierto de nieve y había muy, muy pocos coches, la gente había optado por quedarse en casa.

La megafonía en la estación de Parque Polvoranca indicaba que, por las inclemencias del tiempo, podrían efectuarse retrasos ajenos a la empresa. Había mucha nieve acumulada en las vías que tendrían que haber quitado con algún tren quitanieves.

En trayecto de tren fue más largo de lo habitual, con paradas intermitentes, conversaciones de la gente por teléfono dando explicaciones de por qué llegaban tarde a sus puestos de trabajo, que si no había autobuses, que si mi coche no andaba sobre el hielo, etc. También había unas vistas preciosas desde el tren, pena que estén todos los cristales de los trenes rayados por incivilizados para poder sacar alguna foto más.

Tras la odisea del coche, las cadenas y el trayecto del tren, llegué a la estación Sur de Autobuses para comenzar un blanquito día de trabajo.

Las calles de la zona de Méndez Álvaro estaban totalmente cubiertas de nieve y muchos niños, al no tener colegio, desempolvaban sus trineos y se acercaban al parque de Tierno Galván a disfrutar de la nieve en la gran ciudad. Las aceras estaban heladas y había que caminar con mucho cuidado para no resbalarse, aunque poco a poco el hielo y la nieve se estaban descongelando por el sol que pegaba con fuerza, dejándonos una luz muy interesante para sacar estas bonitas fotografías. Un muñequito de nieve muy gracioso y bien abrigado aguardaba en la entrada del edificio.

Espero que os haya gustado, tenéis más fotos en este set de Flickr: Nevada 2010 en Madrid

Tenéis también el fotorreportaje completo en La aventura de ir al trabajo el día de la nevada en Madrid


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

2 Comentarios

  1. Jexweber 18/01/2010 en 13:11

    Gracias, me gusta plasmar mis experiencias con fotos y coletillas…

  2. Anónimo 16/01/2010 en 17:43

    Muy bien contado y muy bien ilustrado, la verdad es que tiene mérito pensar en ir haciendo fotos mientras uno va a trabajar un lunes por la mañana con tantas incomodidades. Enmhorabuena!

Participa con tu comentario