Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La batalla de las 500 firmas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Le Pen, el segundo más votado en 2002, y otros candidatos corren el riesgo de no poder presentarse a las elecciones francesas por falta de apoyos

Image
Le Pen, en su último mitin

(París) Un año más, Jean-Marie Le Pen dice correr el
riesgo de no poder presentarse a las elecciones francesas. El motivo no sería
otro que la ley electoral, que exige el apoyo de 500 cargos electos para poder
ser candidato a la Presidencia de Francia. Lo cierto es que, si bien nadie duda
de que el líder ultraderechista acabará consiguiendo sus 500 firmas, hay otros
candidatos que sí podrían quedarse fuera de la carrera por el Elíseo.

Ayer jueves comenzó la carrera para
conseguir las 500 firmas, que pretenden evitar la masiva asistencia de pequeños
partidos a unas elecciones presidenciales ya de por sí numerosas. La última
reforma prohíbe el anonimato de los apoyos, lo que, según algunos políticos,
les ha puesto las cosas todavía más difíciles.


A la cabeza de las protestas contra el
sistema se sitúa Jean Marie Le Pen, que es el que más fácil lo tiene pero el
que más levanta la voz. Según el líder del Frente Nacional, algunos de los
alcaldes que le habían prometido su apoyo han sido presionados y amenazados con
represalias
. Entre los culpables sitúa
al radical Philippe
de Villiers
, aunque sus protestas se extienden hasta los grandes grupos
políticos, a los que acusa
de organizar un complot en su contra.


Aunque las dificultades de Le Pen
parecen ser reales (afirma que le faltan 100 firmas), lo cierto es que la
situación era mucho más crítica en 2002, cuando un 60% de ‘sus’ alcaldes le
dejaron en la estacada en el último minuto. Tal vez sea cierto que ahora
necesita movilizar más medios de los esperados, pero nadie se imagina estas
elecciones sin la presencia del segundo hombre más votado en 2002 (como él
mismo se encarga de repetir en cada intervención).


Otros candidatos
atraviesan problemas
graves
y sí podrían quedarse fuera de la carrera presidencial, entre ellos el
líder anti-globalización José
Bove
, que por el momento dispone de tan sólo 330 promesas. También a la
izquierda, los ecologistas Dominique Voynet y Corinne Lepage no llegan
a las ansiadas 500 firmas. Estos candidatos, que tienen hasta el 16 de marzo
para conseguir sus apoyos, esperan que los grandes partidos den más libertad a
sus alcaldes para que todos los candidatos puedan finalmente presentarse.

 

Recursos:

Le Figaro sigue
la evolución de la campaña por las 500 firmas

Foto 1: AFP, vía
Le Figaro

{mos_sb_discuss:2}


¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 02/03/2007 en 7:39

    Me parece muy fuerte que exista ese requerimiento simplemente para concurri a las elecciones. Una cosa es el tope del 5% para entrar en el parlamente (q tampoco es que me apasione), pero es que esto es antidemocrático, si 500 personas que ya tienen un cargo de poder no te avalan no te puedes presentar, que mierda de democracia es esa? En España esto no es así, ¿no? (Por favor, corregidem si me equivoco, me gustaría saberlo)

Participa con tu comentario