Lunes 14 de abril de 2014,
Bottup.com

La ética de Ana Pastor o la violación del juramento hipocrático

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La candidata del PP divulgó en directo un problema de salud del diputado socialista Antonio Hernando durante el programa ’59 segundos’ pese a que aquél pidió que no se dijese nada

Opinión

* Carmen Sánchez Carazo es Doctora en Medicina, Concejala del Ayuntamiento de Madrid y bloguera

Image
La médico y diputada Ana Pastor

Ana Pastor, candidata a diputada por el
PP, es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Salamanca. Y ella, como cualquier otro médico, ha hecho el juramento
hipocrático. El secreto profesional es uno de nuestros máximos deberes y del que
todo médico debería estar orgulloso. La dirigente del PP vulneró el secreto médico
el miércoles 13 de febrero de 2008, en el programa ’59 Segundos’.

Uno de los
contertulios, Antonio Hernando, candidato a diputado por el PSOE, tuvo una
subida de tensión en el plató y rogó que no se comentara nada en el programa,
para evitar preocupación a su familia y amigos. Al reiniciarse la retransmisión
en directo, la doctora, Sra. Pastor, la única profesional sanitaria que había
en el plató, lo comentó, lo difundió en la televisión a miles y miles de
personas.

Ana Pastor ha vulnerado el derecho de
confidencialidad sobre determinados aspectos relativos a la salud que tiene todo
ciudadano; ha vulnerado el secreto médico y además difundió datos especialmente
protegidos, por tratarse de datos de salud. Afirma el Juramento Hipocrático al
que nos comprometemos todos los médicos: “Y si en mi práctica médica, o aún
fuera de ella, viere u oyere, con respecto a la vida de otros hombres , algo
que jamás deba ser revelado al exterior, me callaré considerando como secreto
todo lo de este tipo”.

Puede que Ana Pastor ahora diga que no
estaba allí como médica, pero el Juramento Hipocrático no sabe de paréntesis, y como éste afirma, también ante hechos “conocidos
fuera de la profesión” relacionados con la salud de cualquier persona, tiene la
obligación de guardar sigilo. ¿Quién puede fiarse de una persona que no cumple
con su secreto profesional? No olvidemos que Ana Pastor es médica y,
circunstancialmente, política.

¿Quién puede fiarse de una persona que no cumple
con su secreto profesional? No olvidemos que Ana Pastor es médica y,
circunstancialmente, política
Ana Pastor  ha demostrado muy poca humanidad y muy poca
profesionalidad. Ha vulnerado lo más sagrado que tenemos en la profesión: el secreto médico

No hay que olvidar que la difusión de
datos de salud sin el consentimiento de la persona interesada esta tipificado
en el Código Penal. Afirma el artículo 199 del Código Penal:


1.El que revelare
secretos ajenos, de los que tenga conocimiento por razón de su oficio o sus
relaciones laborales, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años
y multa de seis a doce meses.

2. El profesional que, con incumplimiento
de su obligación de sigilo o reserva, divulgue los secretos de otra persona,
será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, multa de doce a
veinticuatro meses e inhabilitación especial para dicha profesión por tiempo de
dos a seis años”.


La revelación de secreto que ha realizado
Ana Pastor no sé si es delito o no, pero lo que si sé es que el Código
Deontológico y la propia Ley de Protección de Datos de Carácter Personal exige
secreto y establece como falta la difusión de información de una persona sin el
consentimiento de ésta y más cuando son datos de salud, datos especialmente
protegidos.

Es más, hay que señalar que la Sentencia del Tribunal Constitucional 292/2000 establece el derecho a la
protección de datos de carácter personal y a que todas las personas decidan a
quién dan su información y a quién no. Y esto no lo ha respetado Ana Pastor.

¿Quién
se podrá fiar de Ana Pastor como profesional de la medicina y como política? No
sé cuál fue su intención, dado que se le había pedido expresamente que no lo
comentara. Pero además, esta vulneración del secreto profesional causó enorme
preocupación a la familia de Antonio Hernando.

Ana Pastor  ha demostrado muy poca humanidad, y muy poca
profesionalidad. Ha vulnerado lo más sagrado que tenemos en la profesión; el
Secreto Médico. La confianza que depositan en nosotros los pacientes está
sustentada en el principio de confidencialidad. ¿Qué se puede esperar de
alguien que lo vulnera para tener algo que decir en un debate televisivo? En
fin, se equivoca la Sra. Pastor, si cree que
puede prescindir de los principios según le convenga.

La ética es la mejor
parte de la medicina, pero también de la política.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

10 Comentarios

  1. Anónimo 26/02/2008 en 0:57

    Lo que aprece lamentable es el hecho que los polícos recurran a la vida privada para atacar al oponente. Se está atravesando la delicada línea del respeto y del saber estar. Si esta mujer ha hecho eso es reprobable y sancionable. No justifico a otros de ideología diferente ni quito quites a nadie, tampoco digo blanco cuando es negro. Hagamos una valoración de nuestros actos y seamos sensatos y veraces. Un saludo

  2. Anónimo 26/02/2008 en 0:21

    PSOE?? Que parte no ha entendido de P y P??

  3. Anónimo 26/02/2008 en 0:18

    #7 Alberto, creo que deberías volver a leerte el texto porque hay algo que se te ha escapado ;-)

  4. Anónimo 25/02/2008 en 23:51

    de piedra me he quedado, ésta señora del PSOE va a hacer que cambie mi voto, mira que me cae simpático ZP, pero con éstos colaboradores nunca tendrán mi voto

  5. Anónimo 25/02/2008 en 14:13

    #4, qué manera de salirse por la tangente, como si usted cuando tiene problemas con la hipoteca no hace caso a los problemas del coche. Es usted un demagogo y por supuesto que hay millares de problemas mayores que si Ana Pastor obvia sus propios juramentos, pero las cosas claras y el chocolate espeso, y decir las cosas claras siempre. Si una política se olvida de lo que ha jurado para ganarse la vida, la confianza que puede dar a alguien es nula, por lo menos a mi.

  6. Anónimo 25/02/2008 en 12:06

    menuda pieza.

  7. Fernando_Solera 20/02/2008 en 0:05

    Redacción Bottup:

    Disculpad, porque a lo mejor me he expresado mal. Sé que es un artículo de opinión, pero pretende convertir en noticia un hecho que, a mi juicio, carece de la menor importancia. Me parece lamentable que los políticos se dediquen a escribir artículos sensacionalistas, como si no hubiera asuntos graves que denunciar.

    Un saludo y gracias por vuestra labor

  8. Anónimo 19/02/2008 en 8:39

    La Redacción quiere recordar que esto no es una noticia sino un artículo de opinión, por lo que no editamos más allá de faltas de ortografía y/o gramática.

  9. Fernando_Solera 19/02/2008 en 6:02

    El titular no me puede parecer más exagerado y sensacionalista, después de haber leído detalladamente la noticia. Me parece darle una importancia que, francamente, no tiene. Los dos grandes partidos ya no saben qué sacar para atacarse mutuamente, la verdad. Todo menos hablar de los verdaderos problemas de los ciudadanos.

  10. Anónimo 19/02/2008 en 3:50

    Cierto, yo lo vi en directo y me pareció indignante.

Participa con tu comentario