Jueves 23 de marzo de 2017,
Bottup.com

El lobby editorial argentino demanda a un filósofo por divulgar escritos de pensadores en la Red

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
Captura de pantalla de la Web Heidegger en Castellano censurada por la CAL

La Cámara Argentina del Libro inicia una causa criminal contra el profesor de filosofía Horacio Potel

Actualmente, Potel puede sufrir la intervención de
su teléfono, sus casillas de correo electrónico y el allanamiento de su domicilio

El abogado Raúl Alejandro Ochoa, apoderado de la Cámara Argentina del Libro, inició una causa criminal contra el profesor de filosofía Horacio Potel por infracción a la ley 11.723 de propiedad intelectual. Potel es el creador de los sitios ‘Nietzsche en Castellano’, ‘Heidegger en Castellano’ y ‘Derrida en Castellano’.
 

Estos sitios web ofrecían una completa relación de los textos, vida y obra de los tres filósofos, además de fotos, biografías, comentarios y enlaces. El que cuenta con una mayor antigüedad es el de Nietzsche, que, desde su inicio y hasta el día de hoy tiene más de cuatro millones de visitas. El buscador Google posiciona los tres sitios web entre las primeras entradas correspondientes a la búsqueda por el nombre de los antedichos autores.


Potel tuvo constancia de la denuncia contra él al recibir la visita de un agente de policía encargado de ubicar su domicilio, en el barrio porteño de Montserrat. Cuando el agente fue interpelado acerca de la investigación, éste respondió: “Usted sabrá en qué anda”.

La causa lleva el número 57.627 y actúan el juzgado en lo criminal de instrucción Nº 37 y la Fiscalía 49. Los imputados son los sitios sobre Heidegger y Derrida, ya que la investigación preliminar realizada por la Unidad Fiscal de investigación de Delitos Tributarios y Contrabando (UFITCO) estableció –gracias a la lectura de la página web denunciada– que el fallecimiento de Friedrich Whilem Nietzsche ocurrió en el año 1900, superando de largo los 70 años establecidos por la ley para la conservación de los derechos de autor.


Actualmente, Potel enfrenta la posibilidad de sufrir la intervención de su teléfono, sus casillas de correo electrónico (obtenidas por UFITCO gracias a los servicios de la empresa Telexplorer, según consta en el expediente) y el allanamiento de su domicilio. Esto último, so pretexto de “establecer el lugar físico donde se origina el hecho”.

Las páginas ‘Derrida en Castellano’ y ‘Heidegger en Castellano’ fueron desocupadas de los contenidos por el propio Potel. Los enlaces con los textos actualmente muestran la leyenda “Este sitio ha sido desactivado debido a una acción judicial iniciada por la CÁMARA ARGENTINA DEL LIBRO”.


A partir de la publicación de esa leyenda y de una nota informativa en la red social Facebook, los internautas comenzaron a reaccionar. Potel recibe diariamente mensajes de solidaridad de académicos, estudiantes y autores tanto de Argentina como de varios países como Chile, Ecuador, México y España.

A través de Facebook recibe mensajes de solidaridad de académicos,
estudiantes y autores tanto de Argentina como de varios países como
Chile, Ecuador, México y España

La mayoría de estos mensajes hacen referencia a lo imprescindible de las páginas para el estudio, la investigación y la difusión de las obras de Derrida y Heidegger en países en los que el coste de los libros hace muy difícil su adquisición para miles de estudiantes, además de no estar algunos de ellos disponibles en librerías.

 

Potel defiende los sitios web como “Bibliotecas públicas on line”. “Nunca lucré ni tuve la intención de lucrarme con la publicación de las páginas. En 1999, cuando empecé con el sitio ‘Nietzsche en Castellano’, estaba fascinado por las infinitas posibilidades que la Red ofrece para el intercambio de conocimientos. Estos sitios son mi mejor obra, y para mí es trágico haber tenido que removerlos. Son el fruto de muchísimo trabajo y fueron totalmente financiados por mí. No entiendo por qué tanta necesidad punitiva por parte de una corporación (se refiere a la CAL) que dice defender la lectura, la educación y la cultura”.

La Cámara Argentina del Libro ya contaba entre sus acciones el haber intervenido la sede de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA), e incluso condenó a algunos docentes por solicitar a los alumnos que fotocopiaran material bibliográfico, para estupor de la comunidad académica.

FUENTE: María E. Araujo (Facebook) 

 

En apoyo a la labor del docente universitario argentino Horacio Potel, responsable de la creación y mantenimiento de los sitios de difusión gratuita de filosofía en castellano sobre Nietzsche, Heidegger y Jacques Derrida en Internet: critias.rameau@gmail.com

Enlaces de interés:

Carta de Horacio Potel contra la desaparición de sus sitios web

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Escritor, fotógrafo y periodista ciudadano, también escribe en su blog personal Novalis y publica sus libros en Bubok y Editorial Nemira.

2 Comentarios

  1. Anónimo 05/06/2009 en 15:44

    Se me hace que juzgar a un escritos es como… ¿de la antiguedad? Me acordé de Sócrates

  2. Anónimo 05/06/2009 en 0:57

Participa con tu comentario