Domingo 20 de abril de 2014,
Bottup.com

La colonia de la paz

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El Naranjo y alrededores hay mucha gente buena y sencilla que vive con mínimos recursos
pero que no vacila en ofrecerte un refresco y darte las gracias
simplemente porque les visitas y compartes con ellos unos minutos

Incluye ‘el artículo en imágenes’

Anterior:
Enfermera sonrisa

¡Alo! ¿Cómo estuvieron? Tras este saludo tan típicamente hondureño paso a relatar mi fin de semana en la Colonia de El Naranjo, situada en el departamento de La Paz, a cinco horas de viaje en carro (ranchera) desde la capital, Tegucigalpa.

En el viaje de ida paramos en Marcala, la capital departamental de La Paz, para aprovisionarnos de agua embotellada, la única que los españoles podemos tomar si no queremos sufrir la turista, o sea diarrea. Un poco antes, aprovechamos a visitar la casa Populorum para chicos y chicas de diferentes comunidades rurales que se inaugurará el próximo año.

“En el viaje de ida paramos en Marcala, la capital departamental
de La Paz, para aprovisionarnos de agua embotellada, la única que los
españoles podemos tomar si no queremos sufrir la turista, o sea diarrea”

El objetivo del viaje a la Colonia de El Naranjo, que apenas dista unos kilómetros de la frontera con El Salvador (país vecino y hermano), era comprobar la buena marcha de la construcción de viviendas nuevas para 51 familias de esa comunidad y las aledañas, que actualmente viven en casas de madera, lodo y ramas. Ninguno tiene luz eléctrica y sólo algunos disponen de agua corriente.

Guille (Barcelona), María (Valencia) y yo nos alojamos con los hondureños Jaime, voluntario de ACOES (www.acoes.org) y coordinador del proyecto, Marcial y el joven Neptalí en la casa de don Pablo, que, a pesar de no ser beneficiario del programa coordina la comunicación entre las familias y ACOES por el mero hecho de beneficiar a su comunidad.

“Los habitantes de las comunidades rurales son personas ingenuas en el
mejor sentido de la palabra, pues la televisión, la radio y el exterior
aún no les ha pervertido”

En El Naranjo y alrededores hay mucha gente buena y sencilla que vive con mínimos recursos pero que no vacila en ofrecerte un refresco y darte las gracias simplemente porque les visitas y compartes con ellos unos minutos. ¡Y eso que no te conocen de nada! Allí la hospitalidad, la ayuda al prójimo, la buena educación, la confianza y el sentimiento de compartir aún perviven. Los habitantes de las comunidades rurales son personas ingenuas en el mejor sentido de la palabra, pues la televisión, la radio y el exterior aún no les ha pervertido.

Y como dijo Jaime: “Gracias a ellos, aún respiramos“, pues contribuyen a preservar la Naturaleza. Es cierto que allá se respira oxígeno, y del más puro. La zona es montañosa y está tapizada por infinitos maizales y otras plantas y frutas que harían las delicias de un ingeniero agrónomo. Durante el día, la alfombra verde se une con el cielo azul y luminoso. De noche, ese mismo cielo se torna en la mejor esfera para contemplar las estrellas ¡sin contaminación lumínica!

El artículo en imágenes

Image
El grupo del viaje en Marcala, capital departamental de La Paz
Image
Exterior de la nueva Casa Populorum, como en la que yo estoy alojada

 

Image
Yo con Juansito y Lucía, dos niños de la comunidad de El Naranjo

 

Image
Uno de los 51 beneficiaros del proyecto de nuevas viviendas

 

Image
Paisaje de la zona

 

Image
La casa modelo: así quedarán todas las viviendas

 

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

2 Comentarios

  1. Anónimo 31/07/2007 en 11:55

    EXCELENTE!!!!
    LOS FELICITO!! POR LA LABOR HUMANITARIA QUE ESTA REALIZANDO, SALUDOS DESDE MARCALA

  2. Anónimo 23/07/2007 en 13:36

    que gusto me da
    me da gusto ke ustedes sin ser de mi pais ayuden a la jente ke en realidad lo nesesita la mayoria de la jente de las montanas de marcala la paz son sensillas pero muy amable a ayudan a los demas desinteresada mente vele los felisito P.D ho yo soy de marcala la paz pero vivo en atlanta georgia usa

Participa con tu comentario