Viernes 09 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La Constitución y la libertad… Ley Sinde, Wikileaks…

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Cuando Zapatero y Rajoy reformaron la Constitución me repetí que continuábamos en el franquismo

Barcelona. Si cuando se reformó la Constitución, en tiempo récord con un simple acuerdo de Zapatero y Rajoy, para contentar a los europeos, pero mostrando excesivo poder, me repetí que continuábamos en el franquismo, con la única diferencia de cierta condescendencia con la ‘disidencia informativa’, ahora ante el abuso y tratamiento de la crisis me temo que la libertad y esa disidencia cuelga de un precipicio. La crisis unifica tanto las portadas y las teles que la realidad del día a día se aplasta, importa poco o nada, o se oculta. Son tantos los miles o millones de afectados que es conveniente que enmudezcan. Nos aplastan a golpe de titulares.

Me alegró que se aparcara la Ley Sinde, ¡solo aparcada!, tanto como me disgusta la presencia continua de la Generalitat y Policía en mi blog (demostrado anteayer) señalando que mi escasa libertad está bien amarrada y vigilada. Sin embargo, me alegra sentir que el poder nos lee aunque sea con torticeras intenciones.

La libertad está en peligro, siempre lo ha estado y estará, no solo ante el excesivo poder del régimen español, sino el superior de los poderes mundiales

Hoy recibo de mi amigo Antonio Marín Segovia un mail que tuerce mi escrito sobre el Día de la Constitución… la libertad está en peligro, siempre lo ha estado y estará, no solo ante el excesivo poder del régimen español (que tuviéramos un catastrófico dictadorzuelo no significa que careciera de poder), sino el superior de los poderes mundiales…

Cercle Obert de Benicalap:

“Ningún hombre libre podrá ser detenido o encarcelado o privado de sus derechos o de sus bienes, ni puesto fuera de la ley ni desterrado o privado de su rango de cualquier otra forma, ni usaremos de la fuerza contra él ni enviaremos a otros que lo hagan, sino en virtud de sentencia judicial de sus pares y con arreglo a la ley del reino.”

Carta Magna de Juan Sin Tierra. 12 de junio de 1215.

En torno al activista Julian Assange se han desencadenado en el último año numerosas campañas, que claramente se deben calificar de difamatorias y cuyo único fin es sembrar la duda y el miedo, en base a unas acusaciones sin fundamento alguno.

Nos jugamos mucho si el ciberactivista Julian Assange es finalmente extraditado a ese falso paraíso de Suecia. Y todo por unas vulgares y no probadas acusaciones, fruto de dos damas con un oscuro y turbio pasado político, donde las intrigas y las mentiras son las únicas verdades en el proceso abierto en Londres a instancias del gobierno de Estados Unidos.

Aquí, en el juicio de Assange y su probable extradición a Suecia, hay mucho en juego. Más de lo que nos imaginamos.”

Continúa en lagrancorrupcion.blogspot.com.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario