Domingo 04 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La crisis española tiene sus orígenes en un déficil multiestructural

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

OPINIÓN / La individualidad y falta de organización ciudadana favorece y refuerza a los poderes político y financiero principalmente, y nos convierte en sus rehenes

Deberíamos ser menos triunfalistas y analizar por qué las crisis económicas nos afectan en mayor medida que a la mayoría de los países avanzados.

Básicamente todo empieza por el sentimiento de identidad nacional y un sistema educativo que no solo fracasa en el conocimiento sino en los valores.

Evidentemente la clase política está corrupta, y le falta preparación. La crisis económica que nos afecta es una consecuencia de todo esto y no la causa

Evidentemente la clase política está corrupta, y le falta preparación. Estos aspectos relacionados forman un caldo de cultivo excelente para ir en picado hacia abajo. La crisis económica que nos afecta es una consecuencia de todo esto y no la causa.

Sí, ya sé que la referida situación es a nivel mundial, debiendo revisar el sistema, pero aún así no a todos les afecta de la misma manera.

España ha de plantearse muy en serio una reforma en profundidad, y eso, no nos engañemos, sólo lo podrá hacer la ciudadanía, pues sus representantes ya nos han mostrado cómo funcionan.

Importante es que nos organicemos por provincias y conseguir un ente nacional para exigir este cambio de rumbo. Somos muy dados al individualismo y esto no nos favorece.

Tenemos miles de organizaciones al respecto, pero no es suficiente, imaginemos una organización ciudadana, libre e independiente con más de cinco millones de miembros. Evidentemente tendría un peso decisivo, sus advertencias y propuestas serían oídas. Otro gallo cantaría, seguro.

La individualidad y falta de organización ciudadana favorece y refuerza a los poderes, digamos al político y financiero principalmente, y nos convierte en sus rehenes.

Tengamos muy presente que nuestros representantes ejecutivos, apenas si nos representan, más bien nos utilizan, es por ello, que hemos de reaccionar con mayor contundencia, al parecer aún no es suficiente con lo que hacemos. El tiempo corre en contra, luego cuesta más volver a la normalidad.

Tal y cómo están concebidos o actúan los partidos políticos, son incompatibles con el Estado de Derecho

Tal y cómo están concebidos o actúan los partidos políticos, son incompatibles con el Estado de Derecho, de esto creo que todos estamos de acuerdo. Por ende, deberíamos empezar por instaurar la democracia, nivel de preparación y verdadero espíritu de servicio a la comunidad en estas organizaciones que acceden al poder representativo como ejecutivo, legislativo y, yo diría que de forma encubierta, en el Judicial. En definitiva, devolver la decencia a este colectivo. A partir de este primer escalón se irían mejorando multitud de aspectos que ahora nos causan desesperación, impotencia e indefensión, y nuestro querido país, o lo que queda del mismo, comenzaría a reflotar.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Funcionario del Estado Hobbys: Componer música, fotografía,escribir, navegar...., maestro de nada y aprendiz de mucho.

Participa con tu comentario