Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Datos demoledores de Eurostat

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

OPINIÓN / España continúa a la cabeza en desempleo y desempleo juvenil, mientras ocupa los últimos puestos en cuanto a poder adquisitivo

Es recomendable hurgar en los datos que nos ofrece el Eurostat para, sin ser un lince, contemplar la tendencia hacia la que nuestro bienestar navega con rumbo fijo.

Ya escribí un artículo en marzo de 2011 y posteriormente otro sobre déficit estructural.

Los datos cuantitativos son más fiables que los discursos y las promesas, por ello he recopilado unos cuantos Eurostat para ir analizando paso a paso nuestra situación económica, de paro, de poder adquisitivo, en definitiva, de lo que nos espera. La crisis, efectivamente, indica por su generalidad que el sistema está agotado y necesita un profundo remodelamiento, también es verdad que a esta crisis hemos de añadir el gran despilfarro del que España hizo gala en el mundo entero.

Comencemos por el primero (GR1):

[blockquote]Pincha para aumentar el gráfico:{webgallery}{/webgallery}[/blockquote]

Observamos que la tasa de paro respecto a Europa es una locura, incluso Portugal está muy por debajo, la curva ascendente es vertical y arroja una tasa de desempleo como nunca hemos conocido.

Casi un 25% a noviembre de 2011.

El siguiente gráfico es el mismo, pero lo he ampliado en el periodo para poder observar la curva de tendencia más horizontal y verán lo curioso de este invento.

[blockquote]Pincha para aumentar el gráfico:{webgallery}{/webgallery}[/blockquote]

Observamos que la tendencia al alza de tasa de paro es igual a la de la intervenida Grecia, pero con el agravante de que tenemos mayor paro del 18,5% de Grecia, el 23,2% de España.

Portugal está en aguas de nadie con un 13%, y luego están agrupadas el resto de los principales socios de la U.E., sus líneas son muy uniformes, significan estabilidad dentro de la crisis.

A primera vista observamos cómo están agrupados y sin variaciones (estabilidad) la gran mayoría de naciones que están en la U.E. (parte de abajo del gráfico), arriba los magníficos, a la cabeza nosotros mismos y bien destacados en la carrera hacia el desastre.

El siguiente gráfico muestra el futuro de nuestros hijos/as.

[blockquote]Pincha para aumentar el gráfico:{webgallery}{/webgallery}[/blockquote]

Seguimos en cabeza, de lo malo, incluso le ganamos a Grecia, el problema es que siempre andamos destacados, miren Portugal que está muy por debajo nuestro 30,2%, mal dato también, pero peor es el casi 50% de España. Hemos condenado a una generación, los tenemos sin futuro y lo peor, sin esperanza. Mientras nuestra clase política inepta y triunfalista con el discurso demagógico.

Otro factor importante que mide el bienestar, es el poder adquisitivo, pues vamos a ello.

[blockquote]Pincha para aumentar el gráfico:{webgallery}{/webgallery}[/blockquote]

Tampoco en este dato salimos bien parados, en lo positivo estamos debajo y en lo negativo somos los primeros destacados.

Un caso sin igual es Andalucía, ya que sus datos están en límites del desastre inminente. Veamos más datos.

[blockquote]Pincha para aumentar el gráfico:{webgallery}{/webgallery}[/blockquote]

Andalucía, según estos datos, se está convirtiendo en la región más pobre o entre las pobres de España. De nada sirvieron la lluvia de millones recibida de Europa. Mientras España bate récords en Europa con el 25% de paro, Andalucía se va hasta el 33%. Increíble con la cantidad de ayudas que ha recibido.

Por último en cuanto a datos, veremos las previsiones que se asignan a España, vamos a verlos.

[blockquote]Pincha para aumentar el gráfico:{webgallery}{/webgallery}[/blockquote]

Se comienza, según los expertos, a producir empleo cuando el PIB crece por encima del 1,5%, la previsión más generosa es del 1,1%, que quiere decir que el desempleo sigue aumentando para 2012. Todavía no hemos empezado la curva de recuperación.

En relación a estos datos cuantitativos irrefutables, la conclusión es que España debe seguir sufriendo, y los numerosos cambios profundísimos estructurales deben hacerse ya.

Una de las cargas que soportamos es la cantidad de cosas inútiles que mantenemos, y voy a entrar someramente a ilustrar este apartado.

Hay que desterrar la mala escuela política de nuestros representantes, conseguir una verdadera separación de poderes, adelgazar la infraestructura del Estado y profesionalizar la política

En base a estos datos, la Caja de Pensiones del Estado, ésta que funciona de forma piramidal, ilegal a mi juicio, ya que se dispone del esfuerzo contributivo de la persona, para asignarlo a otra, además de ser obligatorio. No sé cuanto tiempo aguantará, creo que está vacía y son los préstamos los que maquillan esta situación de fraude al trabajador/a.

Para no reiterarme, ya comenté con anterioridad los profundos y numerosos cambios urgentes que necesita España en sus estructuras.

Con la Democracia llegó la clase política que poco a poco fue creciendo en poder, en prebendas y blindaje, hasta el punto de que hoy supera al propio Estado, por ello los intereses colectivos o generales están supeditados a este poder que surgió, al parecer, del infierno.

Lo primero es desterrar la mala escuela política de la que hacen uso nuestros representantes, porque de esos usos y costumbres provienen la mayoría de los problemas que acosan a nuestro país. Es un tumor a extirpar.

La segunda parte, es conseguir la verdadera independencia del poder Judicial y Legislativo del corrupto poder Ejecutivo.

La tercera, dar mayor protagonismo y control a la ciudadanía sobre nuestros representantes.

La cuarta, un adelgazamiento de la infraestructura del Estado y de sus miembros políticos, menos aficionados y más profesionales.

A partir de ahí, veríamos una mejoría y a lo mejor venceríamos esta maldita crisis.


Subtítulo y destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Funcionario del Estado Hobbys: Componer música, fotografía,escribir, navegar...., maestro de nada y aprendiz de mucho.

Participa con tu comentario