Viernes 24 de marzo de 2017,
Bottup.com

La cumbre del G-8 empieza con serias divergencias sobre el cambio climático

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Los países más ricos del mundo inician mañana en Alemania la cumbre del G-8 en la que, entre otros asuntos, hablarán del cambio climático. Pero pocos esperan compromisos vinculantes y las conclusiones finales se pueden quedar en buenas intenciones.

La Unión Europea, con la canciller alemana, Angela Merkel, a la cabeza, quiere que el documento final de la cumbre recoja, entre otros, dos objetivos vinculantes: reducir la emisión de CO2 hasta el 50%, en relación a 1990, para el año 2050, y mejorar la eficiencia energética en un 20%, respecto a 2005, para el año 2020. Y una condición no baladí: que estos acuerdos se gestionen en el marco de las Naciones Unidas.

Durao Barroso, calificó la postura estadounidense de “poco ambiciosa” y Cristina Narbona, ministra de Medio Ambiente, señaló la “preocupación” existente en la UE de que la propuesta de Bush “abra una vía diferenciada “

Las intenciones de EE UU no van por ahí y será muy difícil que cambien hasta el día 8 en que finaliza el encuentro. El presidente Bush anunció la semana pasada proponer ante el G-8 la celebración, a finales de 2008, de una cumbre de los 15 países más contaminantes para abordar este problema. Y su secretaria de Estado, Condoleezza Rice, defendió que “puede haber diferentes soluciones para diferentes países“.

China sostiene que por encima del calentamiento global está su “desarrollo económico y la eliminación de la pobreza”

El presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, calificó la postura estadounidense de “poco ambiciosa” y Cristina Narbona, ministra de Medio Ambiente, señaló la “preocupación” existente en la UE de que la propuesta de Bush “abra una vía diferenciada y al margen de los esfuerzos emprendidos bajo el paraguas de la ONU”.

Pero las reticencias a compromisos vinculantes también aparecen en el lejano Oriente. China sostiene que por encima del calentamiento global está su “desarrollo económico y la eliminación de la pobreza“, según dijo ayer Ma Kai, responsable de la planificiación económica china. Y añadió un argumento cada vez más empleado por los países en desarrollo: la lucha contra el cambio climático -vino a decir- debe ser liderada por los países ricos, ya que han sido ellos los principales causantes.

En la misma línea se manifestó la pasada semana el secretario del Ministerio de Medio Ambiente indio, Pradipto Ghost: India no aceptará límites a sus emisiones de CO2 porque “tendrá un impacto negativo en nuestro crecimiento que impediría desarrollar los programas de reducción de la pobreza, y ése no es el camino que queremos seguir”.

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario