Jueves 08 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La dulce estrategia del cambio

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El éxito del movimiento nacido el 15M podrá llegar mientras continue siendo apartidista y logre incluir en su sento a todos los ciudadanos, unidos por el bien común

Las más grandes estrategias de cambio en las naciones se inician desde la perspectiva consciente de una mentalidad amplia y comprometida civílmente con nuestra sociedad, alejándose por completo de coqueteos políticos que puedan desviarse del fin que les insta.

En la actualidad, en la mayoría de las plazas españolas se encuentran en genuinas conversaciones para dar paso a los acuerdos de nuevos eventos de exposición a gran escala para hacer sentir aún con mayor fuerza la voz que comienza a centrarse en las afueras de la tierra ibérica.

¿Cómo se puede dar esa dulce estrategia del cambio?

Para no perder el norte deben mantener los constantes diálogos informativos con cada una de las personas y ciudadanos que día tras día han mantenido su apoyo fiel

Manteniendo el control sobre los participantes de todos estos movimientos, esto por parte de sus dirigentes, que son capaces de repartir tareas y ser aceptados como líderes entre líderes, cuando este primer paso se ejemplifica en lo que la prensa mundial proyecta, quiere decir que se está logrando el objetivo principal de la organización. Napoleón nos legaba la siguiente frase, que sin duda alguna debe hacer eco en medio de todos los que alimentan esos movimientos del 15-M: “La victoria pertenece al más perseverante”. Ciertamente para no perder el norte deben mantener los constantes diálogos informativos con cada una de las personas y ciudadanos que día tras día han mantenido su apoyo fiel en todas las áreas de desarrollo de las acampadas.

Desde el que ha tomado en sus manos la fregona, desde la joven o dama que sacó de su tiempo para cuidar a los peques de sus compañeras, desde el que va a buscar el alimento, desde aquellos que no han pegado ojo por mantener la paz y el sosiego, todos, asbolutamente todos son importantes y necesarios, y sobre todo aquella ciudadanía que en su conciencia se ha despertado el poder de la lucha y librar una guerra con principios comunes y el talante de la lealtad de convicciones, porque se afianzan en el presente, en la lucha del hoy para poder ver que sus hijos no tengan el sufrimiento en el mañana de ver que se sienten asfixiados por las crisis.

Bajo ningún criterio debe permitirse que las grandes empresas bancarias pretendan establecer un sucio juego que exprima el sudor de la población, pagando como siempre los errores y desmanes que ellos han creado desde sus grandes y lujosas oficinas a costas de engrandecer sus bolsillos.

Aquel matemático y escritor británico, Lewis Carroll, decía que “puedes llegar a cualquier parte, siempre que andes lo suficiente”. Ciertamente con todo este movimiento se ha hecho camino, pero no se puede permitir que nada ni nadie lo politice por ninguna parte, que no se contamine, que sea un movimiento firme, alto y claro, de perseverancia en la lucha justa y, sobre todo, con esa determinación de participación sociocomunal exacta y contínua.

La democracia envuelve a todos aquellos que estemos comprometidos con honrarla, respetando nuestros puntos de oposición y tambien los del objetor, pero sin ceder a lo impropio o a lo que retrase el proceso de buen juicio.

Bajo ningún criterio debe permitirse que las grandes empresas bancarias pretendan establecer un sucio juego que exprima el sudor de la población

Bajo ningún cocepto se debe actuar bajo la sombra de ningún espíritu ‘idealista’ de aquellos que simplemente buscan intoducir sus políticas partidistas a través de personas que pueden resultar no de apoyo sino de agente disociador aún cuando parezcan estar de acuerdo.

Decía Chaplin que “el tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto”. Ese final tiene su tiempo, mientras se continua trabajando mano a mano, esfuerzo a esfuerso y, sobre todo, sustentando con base y buen fundamento del porqué de la perseverancia de un final definido y sólido.

Un segmento de mucha sustancia que reafirma el Manifiesto de este movimiento ‘Democracia Real YA! dice: “los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo”.

Desde el 15 de mayo de 2011 ese grupo ha salido del anonimato, la sociedad civíl se ha impuesto con su voluntad de salir de ese anonimato y hacer valer sus derechos de saberse escuchados, tomados en cuenta, así que por medio de ese Manifiesto, que también reafirma el inicio que nos refleja lo que realmente no debe perderse de norte: “somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean. Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie”. Así, que para poder subsistir se tienen que mantener esas convicciones libres de ataduras políticas y sin dejar espacio para que ninguno de esos segmentos pueda ser contaminado con ella.

Para poder subsistir se tienen que mantener esas convicciones libres de ataduras políticas y sin dejar espacio para que ninguno de esos segmentos pueda ser contaminado con ella

Están logrando captar la atención de miles de líderes mundiales que ya comienzan a establecer sus estategias de apoyo a través de algún evento colectivo masivo y simultáneo en todos los países donde se desee llevar con firmeza en la voz el no dejarse amilanar por los grandes tentáculos empresariales o bancarios, y mucho menos polítizados por aquellos que pretenden captar el voto pero no la voz del ciudadano.

Así que firmes como buenos soldados y enfilando las convicciones y la leltad a los principios que nos mueve allí en nuestras comunidades, en nuestros países y allí donde se pueda respirar sin el temor a ser oprimidos, no dictaduras, no ataduras, simplemente llevando el mensaje con la claridad de unidad genuina y sólida que llegue sin obstáculo alguna a la mente de aquellas personas receptivas al cambio.

Para cerrar comparto una frase de Cristian Sentandreu Maño, un amigo de Alzira, Valencia, que en agosto de 2005 me enviaba un mensaje que siempre llevo presente, y que en un segmento hoy me hace recordarlo y reafirmarlo: “en esa lucha enciendes una mecha que se extiende por todo el mundo y no hace más que encender otras, hasta explotar en la mente de un joven, o alguien que lo necesita”, y qué razón lleva cuando podemos encender esa mecha que se extienda más allá y que puede definir el trabajo mano a mano de una sociedad sin miedos y sin perjuicios.

Así que para una democracia real ya, es necesario poder mantener esos principios sabios de no dejar entrar nada que atente contra el fin buscado y, sobre todo, mantener una mente clara y precisa de que la ciudadanía estriba en toda desición que se tome en cada nuevo movimiento y que el respeto y excelente organización continue siendo la base principal de todo. Solo así podremos disfrutar de la dulce estrategia del cambio.


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario