Lunes 07 de abril de 2014,
Bottup.com

La ética de las ONGs debe ir más allá del discurso: el caso PNP Colombia

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

El divorcio entre el discurso y la acción perjudicó a más de 100 niños colombianos que contaban con el apoyo de una organización luxemburguesa

En medio de los laberintos legales y las cifras bancarias, con el tiempo se desvanece la confianza en la cooperación proveniente del Gran Ducado de Luxemburgo

A finales de los noventa la organización Pro Niños Pobres – Fir d’Kanner a Latäinamerika A.s.b.l. (PNP) se ocupó de un proyecto de ayuda para niñas y niños de zonas vulnerables de Bogotá (Colombia). PNP asumió esta tarea por un periodo inicial de cuatro años por solicitud del Gran Ducado de Luxemburgo, con el fin de reemplazar a La Bergerie’. Ésta última también era financiada en gran parte con recursos públicos, pero fue retirada de Colombia luego de verse involucrada en un escándalo financiero. En ese momento, tanto los activos como los pasivos de ‘La Bergerie’ fueron traspasados a PNP.[1]

El ciudadano francés Luc Claude Schneekloth fue encargado desde 1998 para coordinar esta nueva etapa de cooperación luxemburguesa en Colombia. Luego de cuatro años de una labor reconocida por la comunidad, el Consejo de Administración de PNP decidió dar por terminada su presencia en Colombia, justificándose en la situación política “extremadamente compleja y peligrosa”, según carta enviada el 25 de septiembre de 2001 por Fernand Entringer, representante legal de PNP en Luxemburgo al Ministro de Relaciones Exteriores de ese país.

Sería un acto de irresponsabilidad negar la crisis de orden público en Colombia. Pero también sería un acto de complacencia aceptar sin mayor explicación este argumento, ya que esta decisión contradice lo estipulado como una de las prioridades de PNP: “El eje fundamental de su misión lo constituyen los niños, niñas y jóvenes del continente, de los sectores sociales más desfavorecidos y en situación de riesgo social” (el subrayado es nuestro). El riesgo social se incrementa en países con complejidades políticas, y Colombia es uno de los mejores ejemplos.

Los últimos años han sido de desgastantes batallas legales en Luxemburgo, con las que Luc Schneekloth busca reanudar la cooperación de ese país en Colombia. La orden dada por los directivos desde Europa, más que un simple trámite administrativo, significó dar la espalda a cerca de 125 niños de zonas vulnerables de Bogotá.

Una de las cosas más inquietantes del fin de PNP en Colombia, fue la decisión adoptada de liquidar esta organización, dando paso a Nouvelle PNP manteniendo el mismo domicilio, cuenta bancaria, consejo de administración, pero dejando de lado las obligaciones adquiridas previamente por la liquidada PNP.

Este es el punto de partida del lío jurídico en Luxemburgo. Las leyes que regulan el patrimonio de las asociaciones sin ánimo de lucro, ordenan cumplir con las obligaciones pendientes de una organización en liquidación antes de traspasar los activos a cualquier otra institución. Sin embargo, el patrimonio de PNP se transfirió a Nouvelle PNP sin haber cumplido con las obligaciones pendientes. Cuando Schneekloth acudió a los Tribunales en Luxemburgo, el pasivo de PNP en Colombia superaba los 500.000 eruos, provenientes entre otros de obligaciones tributarias y del mantenimiento de los inmuebles de la fundación. Para 2010, esa suma ha crecido considerablemente.

El 20 de marzo de 2008, el semanario luxemburgués ‘Le Jeudi’ bajo el título “Solidaridad maltratada” se ocupó de estos lamentables episodios, haciendo una síntesis muy completa de lo sucedido. De la lectura de este reportaje surgen cuestionamientos cómo por qué ante una gestión exenta de cualquier reproche, las directivas de PNP decidieran retirar su ayuda a Colombia escudados en la difícil situación política. Además, la confusión de patrimonios entre PNP en liquidación y la Nouvelle PNP, puede llegar a calificarse como una ‘situación escandalosa’ que afecta la imagen de la cooperación luxemburguesa.

Cuando Schneekloth pidió que la liquidación se ajustara a las legislaciones luxemburguesa y colombiana acudiendo a la justicia para hacer valer los compromisos pendientes, fue revocado de su cargo como liquidador. En su reemplazo, el abogado Jean-Jacques Schonckert presentó el desistimiento de las acciones iniciadas por su predecesor. Los incansables alegatos de Luc Schneekloth fueron escuchados parcialmente por la justicia el 13 de mayo de 2009, cuando el Tribunal de Apelaciones de Luxemburgo negó el desistimiento presentado por el nuevo liquidador, por lo que debe darse continuidad a las acciones iniciadas desde Colombia. Sin embargo, quedó en firme la revocación del cargo de Schneekloth, pero hasta ahora no hay muestras del pago de las deudas de PNP en Colombia.

En una carta abierta dirigida a la Ministra de Cooperación de Luxemburgo, publicada en la prensa local el 14 de enero de 2010, Luc Schneekloth reafirma su esperanza en encontrar una salida amigable a esta dificultad, a la vez que confía en que la ley proteja a los niños y niñas que necesitan la continuidad de una cooperación generosa y responsable. En julio de 2010, luego de casi un año de notificada la sentencia del Tribunal de Apelaciones, Luc Schneekloth solicitó la intervención del Procurador del Estado, para que se dé cumplimiento al mencionado fallo judicial.

Por ahora siguen vacías las casas donde hace un par de años se brindaba a más de cien niños la oportunidad de formarse en un entorno amable y de respeto.

Viendo esto es inevitable preguntarse sobre el sentido de la cooperación a niños en situación de riesgo social, si las condiciones políticas complejas y peligrosas de un pais en crisis tienen la capacidad de disuadir a quienes firman documentos desde “paises desarrollados”. ¿Cuál es el sentido de retirar la ayuda a las personas que la necesitan?


[1] «Fin de course pour le foyer?» En: La Voix du Luxembourg. Mayo 23 de 2003. Pg. 2

Fotografías: Archivo PNP- Colombia

Andrés Monroy Gómez es investigador del Grupo
‘Derecho Ciudadano a la Información’

[blockquote]Pincha para ver cada uno de los documentos:{webgallery} {/webgallery}[/blockquote]

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Proyecto Sociedad Informada. Intereses: Libertad de Expresión

Participa con tu comentario