Sábado 21 de enero de 2017,
Bottup.com

La Europa de la prosperidad

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (1 votos, media: 10,00 de 10)

Image
Banderas de la UE rodeando el Parlamento Europeo

Los ciudadanos somos los que realmente, con nuestros votos, debemos y podemos hacer que los líderes políticos cambien sus idearios

Opinión

El eje económico-político de Alemania y Francia no está funcionado como
debería. Si estas dos naciones se quedan al ralentí… ¡qué Dios
nos coja confesados!

La situación económica mundial es bastante delicada, a buen decir de los gurús económicos, que se manifiestan cuando las aguas han rebasado ya el río. Y este deterioro económico crece día a día. Nos encontramos ante una verdadera recesión económica mundial, cuyo fin nadie lo sabe. Pensemos de verdad que el eje económico-político de Alemania y Francia no está funcionado como debería y, si estas dos naciones, que siempre actuaron como verdaderas locomotoras de la economía de Europa, se quedan al ralentí… ¡qué Dios nos coja confesados! Aquella Europa de la prosperidad de la que tanto nos hablaron, se nos esfuma como el aire temprano de la mañana que se lleva a los pajarillos del cielo.

Los Estados miembros de la Unión Europea se hayan incursos en este organigrama de pérdidas y ganancias: éramos –o eso nos hicieron creer– hombres ricos y, en corto espacio de tiempo, nos hemos convertido en hombres pobres. El pueblo español se conforma con poco: un amor, un amigo/a, un libro… Bueno, ¡qué no nos quiten el fútbol! Es el pan nuestro de cada día. Pienso y reflexiono, ¿qué seré yo? ¿Hombre rico, hombre pobre? ¿No será que soy un pobre hombre?

La UE ha sabido establecer, sin duda, una coordinación monetaria entre los distintos Estados que la forman, pero ha fracasado rotundamente en el establecimiento de una autoridad fiscal común. Y es que, en la práctica y al poseer una moneda única, como el euro, para las transacciones económicas, hemos podido desarrollar pactos de estabilidad y crecimiento más o menos ambiciosos… Sin embargo, las políticas democráticas de los distintos países integrantes siguen parámetros distintos que nos conducen a desarrollar idearios políticos que tienden, alguno de ellos, a nacionalismos exacerbados y excluyentes. Atrás van quedando aquellos soñados Estados Unidos de Europa, ansiados por todos pero buscados por unos pocos. Estos nacionalismos extremistas existen también en España. Ellos priman y piensan en cómo vivir bien o mucho mejor dentro de sus fronteras, aunque estas últimas ya no existan. En cómo expulsar a los foráneos, en cómo potenciar su propias etnias con olvido de lo demás seres humanos…

La UE ha sabido establecer una coordinación monetaria, pero ha fracasado rotundamente en
el establecimiento de una autoridad fiscal común

Comprobamos que Francia camina por su lado, y Alemania por el suyo. Con sus manera de actuar, en cierto modo un tanto separatista, están fomentando el retraso y el crecimiento del mundo laboral: los inmigrantes volverán a sus países de origen para, nuevamente, seguir sufriendo en sus propias carnes, violencias y violaciones que posiblemente las habían enviado al mundo de los olvidos. Ésta no es la Europa que todos anhelábamos, que comprobamos en el día a día que se nos va de las manos… ¡Qué lastima resulta perderla!

Pero esta crisis económica y política por la que Europa está atravesando se le puede y se le debe sacar una enseñanza loable y constructiva: los ciudadanos, como votantes, somos los que realmente con nuestros votos debemos y podemos hacer que los líderes políticos cambien sus idearios políticos. Para, que de esta forma, estos últimos sean más humanos y constructivos en el entorno social, y que, el mundo laboral se estabilice y dejen de sufrir los hombres/mujeres hambre de pan, de paz y de justicia. Así de fácil.

Vamos a decir parte de la verdad. Poniendo la mano sobre nuestro corazón, ese motor de amor y cariño que todos llevamos dentro, la decimos al expresar que existen trucos viables en el sistema capitalista de libre mercado, en el que creo, puesto que los empresarios son capaces de echar a cualquier obrero/a (por productor/a) cuando les venga en gana, aunque estos últimos estén en posesión de los tristemente célebres ‘contratos indefinidos’.

Siempre he creído en el liberalismo político que siembre de
ideales firmes y verdaderos a la juventud, que fomente la actividad económica, y que defiende a
‘la familia’

Y estos son los empresarios (capitalistas) de los que hablo: que atesoran dinero, enormes fortunas con las que pueden comprar el mundo entero pero no el amor, que guardan botellas de vino de marca que jamás catan, que cuentan los billetes por la noche por ver si falta alguno de ellos…; no son más felices que los demás mortales y además no disfrutan de la vida, tal y como debían hacerlo.

Si creo, y siempre he creído, en el liberalismo político que siembre de ideales firmes y verdaderos las mentes de nuestra juventud, que es el futuro del mañana. Si creo, y siempre he creído, en el liberalismo político que fomente la actividad económica en todas sus formas. Si creo, y siempre he creído, en el liberalismo político que defiende a ‘la familia’ como cota superior de la vida asociativa: matrimonio hombre/mujer, uniones de contratos sentimentales hombre/hombre, uniones de contratos sentimentales mujer/mujer, parejas sentimentales… En todo esto creo y mucho más. El concepto de deber y amor debe supervivir en todas las relaciones humanas.

La Coruña, 9 de marzo de 2009
Mariano Cabrero Bárcena es escritor

Ilustración (CC): Amio Cajander

Image
imagen, enlaces

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

(...)He nacido en Madrid, 8 de Noviembre de 1938. Estoy casado y con dos hijos. Soy esscritor, poeta y ensayista. Funcionario de La Administración del Estado(escala Ejecutiva), jubilado, pero con unas ansias enormes de seguir escribiendo para aprender de los demás. Informar, tratar de ilustrar y entretener forman parte de mi bagaje cultural, que renuevo a diario. Y en todo momento trato de transmitir tranquilidad y esperanza a la sociedad actual: todo dentro de una ética periodística adecuada a cada momento. Busco como articulista el informar cuanto antes lo que acontece a mi alrededor. Lo demuestro con mis humildes obras( hijos propios salidos de mis sueños): "Periodismo: ¡Difícil profesión!" (1995) y "Mi compromiso con el periodismo" (1998). Intento penetrar en el difícil mundo de la poesía, y lo lleva a cabo con silencios, diálogos con muertos y con la exaltación del amor a la mujer: el ser más maravilloso sobre la tierra. Trato de demostralo con mis libros de poemas : “Reminiscencias de mi juventud, Poemas" (1994), "Miscelánea de muertes, sueñosy recuerdos, poemas" (1995), "La realidad de mis silencios, poemas" (1997) y "La travesía de la vida, poemas" (2001).Siempre escribo para aprender de los demás, de sus críticas, de sus consejos...He tratado de no mentir, más uno lo haría en dos casos muy concretos: a) para salvar la vida de un ser humano, y b) para elogiar la belleza de una mujer –parto de la base de que para uno existen tan sólo mujeres menos guapas, pues toda mujer tiene su encanto...-.

2 Comentarios

  1. callado 06/10/2009 en 7:39

    Mi agradecimiento más sinceero…
    Editores
    aKasKarLes
    Pau Llopo(brillante periodista)
    Bottup

    Estimado amigo:
    Mi contribución para con vosotros ha sido de manera y forma altruista, por lo que es normal que los artículos de opinión los publique en la web.

    Sin embargo, he de considerar que debo estar agradecido por todas las enseñanzas recibidas por vuestra parte.

    Sin embargo, no es normal que estéis en posesión de nuestros datos particulares, si uno no conoce los vuestros.

    Por tanto, agradeciendo vuestras enseñanzas del mundo del periodismo en el que soy un neófito, os ruego que prescindáis de mi colaboración para cuando me encuentre más preparado para participar en “Bottup”, una plataforma periodística de gran altura.

    Me pongo a vuestra disposición para lo que pueda hacer, y desde mi humilde contribución.

    Un saludo afectuoso,
    La Coruña, 6 de octubre de 2009
    Mariano Cabrero Bárcena
    —original message—

  2. callado 06/10/2009 en 7:22

    Editores
    Bottup

    Estimados amigos:
    Os agradezco la ilustración que sirvió de base para mi artículo de opinión ” La Europa de la prosperidad”, y vuestros desvelos y ayudas en todo momento recibidos.
    Gracias.
    Un saludo afectuoso,
    La Coruña, 6 de octubre de 2009
    Mariano Cabrero

    P.D.Ilustración (CC): Amio Cajander

    —original message—

Participa con tu comentario