Viernes 28 de marzo de 2014,
Bottup.com

La Fiscalía del Estado ‘entierra’ a José Couso ante la próxima visita de Condoleeza Rice

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Pide que se archive la causa porque el disparo no fue “indiscriminado o excesivo”

La Secretaria de Estado de EE UU hará la primera visita oficial de su país a España desde que Zapatero ganó las elecciones

También reclama que se anulen las órdenes de detención internacional a los tres militares estadounidenses

Javier Couso: “Conde-Pumpido se había comprometido con nosotros”

Una visita más que esperada

Image
Moratinos y Rice

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, realizará previsiblemente el 1 de junio próximo su primera visita oficial a España
en este cargo, lo que podría marcar un relanzamiento de las difíciles
relaciones entre los dos países, según fuentes
gubernamentales.

 

Las relaciones entre
Washington y Madrid se deterioraron seriamente cuando el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, retiró las tropas que
había enviado a Irak su antecesor, José María Aznar,
poco después de que los socialistas ganaran las elecciones de marzo de
2004.

El roce más reciente se produjo a finales de marzo, cuando el
ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, visitó Cuba sin
reunirse con la disidencia.

De hecho, la de Rice será la primera visita oficial a España de un
miembro del gobierno de George W. Bush desde que Zapatero asumió el
poder hace más de tres años. Previamente, la jefa de la diplomacia
estadounidense había cancelado a última hora tres viajes a Madrid,
previstos en otoño de 2006 y enero y marzo de este año, aduciendo
problemas de agenda.

 (Agencias / Redacción) La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado el archivo de la causa abierta contra tres miembros del ejército de los Estados Unidos por un delito contra la comunidad internacional y otro de asesinato que habrían cometido, según consideró el juez Santiago Pedraz que les procesó a finales de abril, en el ataque al Hotel Palestina de Bagdad en el que se alojaba la prensa internacional durante la guerra de Irak y en el que resultaron fallecidos el cámara de Telecinco José Manuel Couso y el reportero de la agencia Reuters Taras Protsyuk, el 8 de abril de 2003, informaron fuentes jurídicas.

La motivación

El fiscal Jesús Alonso, que presentó hoy un recurso de reforma y subsidiario de apelación contra el procesamiento, considera que los hechos no son constitutivos de los delitos mencionados ya que el “único y directo” disparo llevado a cabo por el blindado comandado por el procesado sargendo Thomas Gibson contra el hotel donde se alojaban los periodistas tras recibir las órdenes oportunas por parte de sus superiores, el capitán Philip Walford y el teniente coronel Philip de Camp, también procesados, no constituyó un ataque ‘indiscriminado o excesivo’ ni hizo objeto a la población civil de actos cuya finalidad fuera aterrorizarla.

Suspensión de la orden de detención

La Fiscalía solicita, además, que queden sin efecto las medidas cautelares acordadas por Pedraz, que emitió órdenes de detención internacional contra los tres procesados.

El hecho investigado se produce 20 días después de la entrada de las tropas norteamericanas en Irak justo cuando hacen su entrada en Bagdad y se enfrentan de forma violenta con la Guardia Republicana iraquí por la toma del estratégico puente de Jamurohara, describe el recurso. La intervención de las comunicaciones iraquíes puso en alerta a las tropas norteamericanas de que en el Hotel Palestina existía una unidad que dirigía disparos de artillería contra sus tropas, defiende el fiscal.

“Mala fortuna” y “fatalidad”

Image
El cámara asesinado, José Couso

“Tras su aparente localización realizada a gran distancia se dirige un único y directo disparo contra lo que parece ser un puesto de observación y dirección de tiro aunque la mala fortuna y la fatalidad hace que el punto al que se dirige el proyectil se encontrase ocupado por los periodistas fallecidos”, argumenta el recurso.

El recurso presentado por la Fiscalía contra la decisión de Pedraz especifica que la conducta de los tres militares no fue indiscriminada ya que la acción realizada a través del disparo “selecciona un objetivo desde el que se cree que se está llevando a cabo un ataque contra los acusados”. Tampoco fue excesiva, prosigue el fiscal ya que el disparo se dirigió solo contra el lugar desde donde se cree que se encuentra la persona o personas que podían actuar contra ellos.

El fiscal califica así la acción como “un acto de guerra realizado contra un enemigo aparente erroneamente identificado”.

Respuesta “medida” y “contenida”

Image
El Fiscal General del Estado, Conde-Pumpido

Los militares, continúa el recurso, ‘miden y contienen su respuesta’ frente a lo que consideran una agresión y además dirigen su acción contra el foco del que piensan que proviene. ‘De hecho el impacto se produce única y exclusivamente en la planta donde se encuentran los periodistas fallecidos’, agrega el fiscal.

Alonso considera que si la intención hubiera sido aterrorizar a los periodistas residentes en el hotel como defendía Pedraz en su auto de procesamiento, el fuego se habría dirigido contra todo el edificio y no se hubiese parado la acción al tener conocimiento de lo acontecido. “Pensar que una acción de autodefensa ejecutada por unos individuos en un clima de guerra tiene por finalidad aterrorizar a los periodistas es ir más allá de lo que realmente se ha acreditado y justificado’”, añade el recurso.

La Fiscalía pone, además de manifiesto que el disparo se produjo en un escenario de guerra abierta entre Estados Unidos e Irak y que la jurisdicción española no puede entrar a discernir “las facultades legales que la legislación norteamericana confiere a sus gobernantes” para declarar o no un conflicto.

Resalta que estos llevaron a cabo la conducta “típica en una situación de combate donde la guerra tradicional da paso a actuaciones de guerrilla y emboscada”. Este contexto provoca que la respuesta militar sea “más complicada” y presente “más peligro y dificultad”.

La próxima semana, decisoria

Image
Javier Couso

El juez Pedraz, que emitió el pasado 27 de abril el auto de procesamiento, tomará una decisión sobre el recurso previsiblemente el próximo jueves, informaron fuentes jurídicas. En caso de que el magistrado estimara la petición de la Fiscalía, la familia del periodista de Telecinco podrá presentar un recurso de apelación directamente ante la Sala de lo Penal encargada de juzgar a los tres militares.

Los delitos de los que les acusaba podrían ser castigado con penas de diez a quince años de cárcel con que el Código Penal español sanciona a quienes “con ocasión de un conflicto armado realizaran u ordenaran realizar ataques indiscriminados o excesivos o hagan objeto a la población civil de ataques, represalias, actos o amenazas de violencia cuya finalidad sea aterrorizarla”.

En el auto, de cinco páginas, el juez señalaba que las fuerzas militares norteamericanas tenían conocimiento de que el Hotel Palestina no era objetivo militar y tampoco constaba la existencia de francotirador ni disparo alguno desde el tejado u otra parte del hotel contra las tropas norteamericanas. “Al contrario, son múltiples los testimonios que acreditan su inexistencia, teniendo en cuenta que el hotel estaba ocupado por periodistas en cada habitación, planta y tejado”.

Sorpresa e indignación de la familia

Javier Couso, hermano del cámara de Telecinco, explica sus sentimientos tras la noticia en ElMundo.es: “Sorpresa, porque el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, se había comprometido con nosotros
a que si el Tribunal Supremo establecía que la Justicia española es
competente para juzgar delitos de genocidio y crímenes contra la
humanidad fuera de España iba a trabajar en el caso. E indignación, por
el intento reiterado de obstrucción de la Fiscalía,
que asume las tesis de EE UU y no se dedica a defender lo que es su
obligación: la tutela de un ciudadano español que ha sido presuntamente
asesinado”.

{mos_sb_discuss:3}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Somos periodistas, nuestra función en Bottup es editar profesionalmente todas las noticias que producen los usuarios, publicarlas, difundirlas y atender todas las dudas de los autores y del resto de usuarios.

3 Comentarios

  1. Anónimo 21/05/2007 en 8:53

    No es así
    El hotel Palestine de bagdad era el lugar donde estaba la totalidad de la prensa internacional, y así lo conócían los mandos americanos. Tenían sus coordenadas y su posicionamiento desde la llegada de los informadores, y así se notificaron sus posicviones a petición del Pentágono por varios medios, incluido GPS, días antes del asesinato.cosa reconocida publicamente por Colin Powell. Sí, una gerra es un lugar peligroso y los peridistas sabíamos a donde íbamos, pero jamás se nos hubiera pasado por la cabeza que las fuerzas de ocupación utilizasen al personal civil protegido por las Convenciones de Ginebra para evitar que el mundo supuese de sus barbaridades.Yo estaba allí, dentro del Hotel.
    JOSE COUSO CRIMEN DE GUERRA. INVESTIGACIÓN Y JUSTICIA.

  2. Anónimo 20/05/2007 en 10:48

    Error
    Quienes presentaron la querella por “homicidio voluntario” cometieron un error de libro. Para que se acepte un tema tan delicado internacional como este era necesario dejar muchas puertas abiertas a la interpretación y que después en el juicio podrían irse cerrando o componiendo. Sólo faltó “con alevosía” para que le hubieran dado el carpetazo. No hubiera sido mejor iniciar el caso como accidente fortuito de guerra que ya se vería que sale después. Así sólo han demostrado dolor y rabia… y muy poca cabeza fría.

  3. Anónimo 19/05/2007 en 7:15

    La guerra y sus víctimas
    Todo lo sucedido es lamentable. Nadie quiere la guerra, nadie quiere que muera nadie. A medida que pasan los años, las décadas, los siglos, las personas se hacen más humanas.

    Con lo sucedido, no nos dejemos engañar. Seamos frios por un momento; sin apasionamientos. La realidad es esta:
    1. Irak en guerra y las tropas EEUU tratando de dominar la situación contra las tropas seguidoras del sanguinario dictador.
    2. Los tanques habían llegado después de atravesar miles de kilómetros por desiertos y lugares infernales. Estos tanques no eran conducidos por alienígenas, sino por seres humanos cansados, extenuados y nerviosos; que a cualquier lugar que miraban, “encontraban” al supuesto enemigo.
    3. Couso es un reportero de guerra (como lo era Anguita); y como reportero de guerra, tiene que asumir él y su familia las responsabilidades y consecuencias que este trabajo acarrea.
    4. El hotel estaba a unos 500 metros (medio kilómetro) del puente. Couso en un balcón con su cámara de video en el hombro ¿Qué diferencia existe a esa distancia entre una cámara de vídeo como la que enarbolaba Couso y una bazuca?
    5. Todos sabemos que en una guerra, el que dispara primero, tiene más posibilidades de seguir con vida. Y alguien tuvo que disparar primero.
    Repito, los siento enormemente, pero la guerra es la guerra.

Participa con tu comentario