Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

La gran farsa de la democracia española

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

OPINIÓN / ¿Vivimos en democracia?, ¿estamos representados realmente? ¿Quién manda, el pueblo o la clase política?, ¿qué intereses son prioritarios, los nuestros como ciudadanía o los de los partidos políticos?

Estas y otras preguntas concurrentes me hago, pues tras años de democracia, observo que nuestro Estado de Bienestar ha ido hacia atrás de forma vertiginosa, mientras la clase política y su entorno, esos que en teoría nos representan para defender nuestros intereses, progresan personalmente y se han constituido en una clase social privilegiada con muchísimo poder, tanto que dominan todos los ámbitos de nuestras vidas. No existen los tres poderes independientes y fundamentales para que se pueda hablar de democracia auténtica, solo existe uno, el ejecutivo que es hegemónico sobre los otros dos restantes, el poder legislativo y judicial.

Nuestro Estado de Bienestar ha ido hacia atrás de forma vertiginosa, mientras la clase política y su entorno progresan personalmente y se han constituido en una clase social privilegiada con muchísimo poder

La última encuesta del CIS me da la razón en este aspecto, a pesar de que llevamos años denunciándolo una serie de ciudadanos de a pie, observadores y analistas de la situación o fenómeno no deseado que las democracias traen consigo. La izquierda, la derecha, el independentismo… solo han engordado a unos pocos y destrozado a muchos.

Está claro que debemos cambiar y mucho el sistema democrático español a la vista de los resultados y tendencias, una reforma estructural profunda de las competencias de los que nos representan, del sistema electoral, de los órganos de control, de las competencias del Estado y de las CC.AA.

En la actualidad nuestra democracia es de la clase ‘caciquil’ y las autonomías son unos reinos de taifas, como consecuencia, el desastre, más que económico, que existe, considero que lo grave es la falta de moralidad de esta clase política que nos gobierna, junto con una baja preparación en los cargos políticos que rigen nuestros destinos.

Deseo romper el molde y pronunciarme en un aspecto fundamental: “Cualquiera no puede tomar decisiones que afecten a millones de familias”, por lo tanto hace falta la gran reforma que España necesita. Los órganos de decisión claves han de ser regidos por gente sobresaliente en su moralidad y cualificación, y unas leyes que aquel que se porte mal sea apartado de la vida pública con rapidez, por supuesto si incurre en delito se le considera un agravante y pasa entre rejas, no como ahora, lo cesan y le dan otro cargo mejor pagado.

Cuando viajamos en avión preferimos que el piloto sea un buen piloto con mucha experiencia y no un eminente abogado, cuando acudimos al médico preferimos al mejor en vez de un excelente arquitecto, y así sucesivamente. En política puede ser ministro de transportes uno que una vez cogió una carretilla, de sanidad una que pasó una vez por delante de un hospital, etc., esa es la realidad. La figura de esos miles y miles de consejeros sirve para suplir la ignorancia en la materia de la que estos cargos políticos hacen gala, aunque luego ellos se sienten por encima y toman esas decisiones que nos han conducido al fondo del pozo, a la vez que ellos viven con desahogo.

Cualquiera no puede tomar decisiones que afecten a millones de familias. Los órganos de decisión claves han de ser regidos por gente sobresaliente en su moralidad y cualificación

Pongo ejemplos reales. Delegación de Gobierno de Granada (no cito fechas, ni nombres): un vigilante pasa a ser jefe de los servicios; un animador de fiestas infantiles pasa a ser alcalde y posteriormente gerente del campus de la salud; una auxiliar de clínica (grupo D) pasa a consejera de sanidad; el chico de las fotocopias de la Diputación de Granada pasa a teniente alcalde con 44.000 euros anuales; etc.

La crisis económica solo es una consecuencia de… y no el fondo del problema. Vemos cómo el Sr. Zapatero negaba la crisis, cómo el Sr. Rajoy prometía un programa que una vez obtenido los votos cambió por completo, seguimos viendo cómo los órganos de control de cuentas no se habían enterado de la enorme deuda pública que se iba acumulando, de cómo el Banco de España no se enteraba de la crisis bancaria, de los enormes agujeros de las cajas de ahorros, muchas de las mismas al dictado de la política, financiando proyectos inútiles para la ciudadanía y muy útiles para los partidos en la obtención de votos o, lo que es lo mismo, prolongarción en el poder.

¿Por qué tanto dinero nuestro para la banca? Será por el ‘pasteleo’ que hubo y hay entre ambos (banca-política): condonación de préstamos, la no ejecución de embargo de muchos otros, la no petición de responsabilidad a los gestores de las Cajas de Ahorros en banca rota… todo tiene su explicación.

No hay más ciego que el que no quiere ver, y las medidas adoptadas no son para fomentar empleo, todo lo contrario, ya que al despojar a la ciudadanía de liquidez (bajadas de sueldos y subidas de impuestos simultáneamente), y el Estado acaparar el circulante como consecuencia y fin, el paro aumentará al descender la demanda o consumo. Las medidas son solo para pagar intereses de la deuda y no por mucho tiempo. Los únicos capaces de generar empleo son los empresarios y no el Estado, y este tristemente sigue castigando a las empresas, subiendo sus impuestos. Solo si se hace la gran reforma del Estado, administrativamente, la reforma de los partidos políticos, de la Ley electoral y la verdadera independencia de los tres poderes fundamentales de la democracia podremos iniciar o enderezar el mal camino por donde vamos.

Las teorías filosóficas, fueren las que fueren, no se pueden aplicar dentro del marco internacional, donde impera una economía de mercado. Es necesario atraer al capital y fomentar el consumo, por lo tanto el quitar al rico para dárselo al pobre es una equivocación. Se debe atraer al gran capital para lograr inversiones y eso significa facilidades fiscales al que posee ese capital, cómo segunda medida el Estado debe manejar la menor cantidad de circulante, el cual debe estar en manos del consumidor. Otro gran asunto pendiente es el sistema de pensiones y cotizaciones de las empresas por sus trabajadores, pues imposible e insostenible que un trabajador tenga que sostener a otro que no encuentra trabajo o no quiere trabajar y vivir de las subvenciones o del cuento.

No hay más ciego que el que no quiere ver, y las medidas adoptadas no son para fomentar empleo, todo lo contrario. Las medidas son solo para pagar intereses de la deuda y no por mucho tiempo

La jubilación debe ser proporcionada por cada trabajador, ser responsable y suscribir su futuro una vez llegada la edad de retiro y su mutua debe gestionarla de igual manera, de esta forma la empresa no deberá cotizar esas cantidades que el Estado le exige y revertirlas en el trabajador para que él las gestione. El Estado a través de los numerosos ingresos por IVA, IRPF, por incrementos del patrimonio, etc., dispondrá para el presupuesto nacional y CC.AA. Es inviable pretender dar unos servicios a la ciudadanía sin dinero, a base de generar deuda, o emprender proyectos que no nos podemos permitir, ambas causas son el motivo del gran paso hacia atrás que nuestro Estado del Bienestar ha dado. No podemos tener lo que otros tienen si nuestra economía no da para más.

La falta de moralidad de la que hablaba antes, muy común en nuestros gobernantes, que a lo largo del tiempo ha ido creciendo, gracias a nuestra pasividad, hoy se palpa más que nunca, y con toda la cara dura, los que decían no iban a recortar, ahora lo hacen. PSOE en Andalucía no solo recorta salarios, también aumenta las horas de los trabajadores, quita además días por asuntos propios, no suple las bajas por enfermedad o vacaciones. El PP se lleva el premio gordo, nos engañó el SR. Rajoy, cualquier promesa con tal de gobernar.

¿Soluciones? Pues poco margen de maniobra hay, los intereses de la deuda nos ahogan por esa mala gestión unas veces por ignorancia y otras por los intereses partidistas. Hay que desmontar el tinglado político cuanto antes, que esta actividad deje de ser un chollo, luego poco a poco demoler todo el gran cortijo político, me refiero a empresas públicas, fundaciones, institutos, consorcios, organismos públicos que no sirven para nada, solo para lo que sabemos.

La estructura administrativa y política del Estado ha de menguar y mucho, revisar las competencias de las autonomías muy a fondo, solo con esto notaríamos una mejoría a corto plazo. Ni que decir tiene que la Ley electoral y de partidos con urgencia debe cambiarse, sobre todo las listas, deberíamos poder votar individualmente a cada candidato y no al cabeza de lista.

Jamás una democracia ‘tutelada’ es una verdadera democracia, sólo un nido de corrupción. Y el bipartidismo debe acabar, ha sido y es una de las causas de esta crisis

Y por último he de referirme al sistema judicial, cómo es posible que un presidente de comunidad autónoma públicamente eche pulsos al Gobierno de la nación española, que se ponga por montera a la Constitución, no me explico cómo funciona la Fiscalía General del Estado. Entiendo que un país democrático, para que lo sea, ha de ser contundente cuando se de mal ejemplo y más aún cuando se trata de personajes ocupando puestos relevantes. Este y otros muchos ejemplos son las razones por las que me hacen afirmar de la decadente clase política que tenemos que es multitudinaria, prepotente, de bajo nivel en general, poco eficiente y derrochadora.

Cuando nos demos cuenta de que la raíz del problema que nos ocupa es ésta y nos pongamos en serio a enmendar todo esto, empezaremos a ver luz al fondo del túnel. Jamás una democracia ‘tutelada’ es una verdadera democracia, sólo un nido de corrupción. Y el bipartidismo debe acabar, ha sido y es una de las causas de peso de esta crisis, sobre todo la de valores.

Artículo de interés:
Subvenciones encubiertas y condonación de crédito“, cuentas-claras.org


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Funcionario del Estado Hobbys: Componer música, fotografía,escribir, navegar...., maestro de nada y aprendiz de mucho.

Participa con tu comentario