Miércoles 02 de abril de 2014,
Bottup.com

La Iglesia: comunión y celíacos

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Año tras año la Iglesia sigue sin comprender la importancia que tiene la ingesta de una mínima cantidad de gluten para los celíacos y por supuesto sin reconocer que están cometiendo un acto discriminatorio.

ImageHa comenzado el tiempo de las comuniones y con ello salta de nuevo la polémica entre la Iglesia y los celíacos (celiaquía). Hace poco pudimos leer la noticia de los padres de Huesca que pidieron que su hijo tomara una hostia de maíz y no de trigo; o mosto en lugar de vino. En Málaga también han denunciado esta situación.

La Iglesia considera que la hostia debe ser de trigo o contener una mínima cantidad de gluten para su panificación, de no ser así resulta inválida para el sacramento. Lo recoge una Carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe, escrita por Joseph Ratzinger.

Aceptan que el celíaco haga la comunión bajo la sola especie del vino, en este sentido no encuentran importancia a que un menor lo tome. Sin embargo contemplan que en el caso de que

La Iglesia se empeña en que la hostia debe ser de trigo o contener una mínima cantidad de gluten para su panificación, si no resulta inválida para el sacramento; pero la forma de la hostia de hoy día tampoco era como antaño

un sacerdote afectado de alcoholismo o de otra enfermedad que les impida tomar alcohol, incluso en una mínima cantidad, puedan solicitar licencia para el uso del mosto. Tampoco pueden ser ordenados si son celíacos.

Echemos un vistazo a cuando la Iglesia considera que se instituyó la Eucaristía: La Última Cena. Jesús junto a sus discípulos tomaron pan y vino. El pan ácimo (harina y sin levadura). No hay constancia escrita de que fuera harina de trigo o cualquier otro cereal, es algo que suponen e imponen. El acto de decirle a sus discípulos: “Esto es mi cuerpo” se considera como algo simbólico; la aceptación de Cristo en sus vidas, sus enseñanzas, de la Fe. Por tanto de lo que estuviera hecho el pan, no es lo importante.

A pesar de todo esto la Iglesia se empeña en que: “hay cosas sagradas que no pueden ser cambiadas”, pero la forma de la hostia de hoy día, tampoco era como antaño.

Aunque no quieran reconocerlo, muchos seguiremos pensando que es un acto discriminatorio, la Iglesia debería ser más comprensiva y tolerante, dar muestra del verdadero sentido de la Eucaristía, su simbolismo y acoger a todo aquel que lo desee por su Fe. Afortunamente existen párrocos que sí admiten las hostias de maíz, así que llegado el momento, preguntadles y las podréis encontrar en las Asociaciones de Celíacos.

Esta noticia concursa en el I Premio  Periodista Ciudadano en la categoría de: Denuncia

 


Image


{mos_sb_discuss:2}

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

6 Comentarios

  1. Anónimo 16/02/2009 en 14:12

    conozco un celiaco y comulga con el vino y sin ningun problema

  2. Anónimo 22/01/2009 en 21:24

    Conozco una celiaca que comulga con normalidad con las formas especiales, tal como se dispone en el escrito de la C. D. F. citado.

  3. Anónimo 15/01/2009 en 11:24

    fasdfasd
    porke no pomneis fotos por ke sin fotos es una mierda en palangana

  4. Anónimo 07/05/2008 en 9:54

    ¿Problema inexistente? Pues el numero de feligreses desciende y de entre todos los motivos hay uno que no quieren ver
    Tengo 25 años y toda una vida de enfermedad celiaca, por “costumbre” me bautizaron, fui a catequesis e hice la comunión… Además estudié en colegio católico, donde me enseñaron valores de integración, igualdad, no discriminación y mucho más. Cada semana iba un dia a misa con todos mis compañeros, era la rara, la diferente. Desde que fui consciente de que esos valores no se tenían en cuenta para mí, me declaro agnóstica, sabiendo claramente de que hablo, en unos meses seré pareja de hecho, si puedo tendré hijos a los que sean celiacos o no, no bautizaré porque 1 de cada 100 personas es celiaca, 1 de cada 100 feligreses tiene que elegir fe o salud, y yo y mi familia elegimos mi salud

  5. Anónimo 06/05/2008 en 13:54

    Bueno, eso de que este articulo trata un problema inexistente…
    Tendrias que pasarte por España, y ser consciente de la problematica . De hecho este año han tenido que traer “obleas· desde Alemania por que segun la Jerarquia española las que se pueden obtener en España, no cuentan con el trigo aceptado (!)
    No se si sabes, que la celiaquia es una enfermedad cronica, cualquier minima ingestion de gluten ·es· muy perjudicial para los celiacos, a veces, el daño ocasionado puede ser irreparable.
    Veras, yo soy agnostica, tambien mi hija y mis nietos ( celiacos), por lo tanto este tema no me afecta en cuanto a salud se refiere; mis nietos no estan bautizados y como es natural tampoco haran la comunion.
    Pero si me causa “sorpresa y desagrado” ver como la Iglesia Catolica se aleja cada vez mas de la sociedad en la que vive, quizas seria importante, que los sacerdotes ( si realmente desean aumentar el numero de feligreses) se preocuparan de los problemas de estos celiacos/catolicos que ….o, renuncian a su fe o ven peligrar su salud.

  6. Anónimo 05/05/2008 en 7:54

    Este post trata de un problema inexistente. En mi parroquia se da la comunión con las dos especies. Los alcohólicos sólo toman el pan y los celiacos solo el vino. En los años que llevo dando la comunión nunca he tenido el más mínimo problema ni con celiacos ni con alcohólicos. El Salvador ya lo tenia pevisto e instituyó la Eucaristía con las dos especies.

    Con pan de maíz, simplemente se come pan de maíz, pero no se comulga el cuerpo y la sangre de Cristo.

Participa con tu comentario