Jueves 23 de marzo de 2017,
Bottup.com

La independencia de Kosovo

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)
Image
Escena pro independencia en Pristina

Análisis
Kosovo amenaza con una independencia unilateral en muy corto plazo de tiempo, la Serbia que ampara a los genocidas de Bosnia se encuentra entre la disyuntiva de aceptar la independencia y entrar en la Europa rica de la Unión Europea o ceder ante la presión nacionalista y animar a su socio y aliado tradicional ortodoxo, Rusia, a vetar la independencia en el consejo de seguridad de las Naciones Europeas. La diplomacia intenta buscar un escenario posible en este universo de posiciones encontradas.

Image
Composición étnica de Kosovo (2005)

Kosovo se dirige hacia la independencia. En este camino se une el pasado: el castigo a la Serbia que quiso ser imperial y acabó siendo genocida,
y el futuro de una población mayoritariamente albanesa que niega ser
referente de una Serbia que les condenó a ser moneda de cambio de radicales asesinos.

La separación imposible de serbios y albanokosovares en Kosovo junto con una susceptibilidad común macerada en los rescoldos de la sangrienta y vergonzante guerra de Kosovo añade algo más de pimienta a este puzzle político-geográfico.

Tanto el presidente de Kosovo, Fatmir Sejdiu, como el presidente del gobierno, el ex guerrillero Hashim Thaci, aseguran que su intención es proclamar la independencia incluso unilateralmente aunque no antes del próximo 10 de marzo, para crear un país que es de los más pobres, contaminados y corruptos de Europa.

Para los serbios esta separación es muy dolorosa, tanto por la historia común -el corazón de la “nación” serbia quedaría
fuera de sus naciones-, como por la sensación de que el mundo les ha
hecho culpables de todos los asesinatos, genocidios y muertes de las guerras de los Balcanes en los noventa.

Rusia y Serbia amenazan con una nueva revisión de la guerra de los balcanes o, incluso, con una ‘Berlinización’ de Kosovo como si fueran nuevas RFA y RDA
La ONU gobierna el país desde 1999, e incluso emplean monedas diferentes: los serbios la moneda de la vecina Serbia y los albanokosovares el euro

En la práctica ambas comunidades, serbios y albanokosovares, viven de espaldas desde hace años. La ONU gobierna el país desde 1999, e incluso emplean monedas diferentes: los serbios la moneda de la vecina Serbia y los albanokosovares el euro.

Sin embargo la independencia de Kosovo, unilateral, pondría en problemas a toda Europa. Rusia, aliado tradicional de Serbia, y la propia Serbia amenazan con una nueva revisión de la guerra de los balcanes o, incluso, con una ‘Berlinización’ de Kosovo como si fueran nuevas RFA y RDA. Para Serbia el hecho es tan grave como para plantearlo en términos dicotómicos: o Serbia o Kosovo y, en último término, llevarlo al consejo de seguridad de Naciones Unidas donde Rusia, casi de manera segura, plantearía el veto.

Parece que Europa pone encima de la mesa un apetecible postre para esta mínima Serbia depauperada y rodeada de países que convergen a velocidad de vértigo con la Europa de las libertades, derechos y riqueza: La integración en la Unión Europea. Sin embargo hay otra condición sine qua non:
La colaboración para apresar y poner frente a la justicia a los
genocidas de la guerra de Bosnia.

Sin embargo la política serbia, su
economía, el ejército y parte de los ciudadanos están por mantener ese espíritu de la gran Serbia, reducido al mínimo, aún a costa de mantener a unos asesinos genocidas, Mladic, Karadzic, etc, paseando por las calles de Belgrado.

Desde el resto de Europa se mira con desconfianza
un proceso que, a fin de cuentas, es la secesión de una parte de un
país en el corazón de Europa: quien más y quien menos tiene algún
problema secesionista histórico.
Foto:1
Foto: 2

{mos_sb_discuss:2}

¿Te gustó este artículo? Compártelo

2 Comentarios

  1. Anónimo 12/01/2008 en 23:29

    Gracias

  2. Anónimo 12/01/2008 en 12:50

    Muy buen análisis, la verdad. Los nacionalistas están encantados con todo esto, pues les da la razón en cuanto al derecho de autodeterminación, y encima en plena Europa

Participa con tu comentario