Sábado 21 de octubre de 2017,
Bottup.com

La ‘información sesgada’ de las guarderías

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image
La guardería privada cuesta unos 240 euros, y la pública en Bilbao 198 euros.

Estamos en fechas propicias para volver a tocar el tema de las guarderías. ¿Ocultan información o no les corresponde darla?

Opinión

“Para el próximo curso los padres y madres se tendrán que organizar para
contratar el servicio de comedor y gestionar todo el servicio”

En un periódico gratuito he leído una noticia que junto con lo vivido este fin de semana me he visto empujado a volver a escribir sobre el tema de las guarderías en Bilbao.

Hablando este fin de semana con padres que estaban en la misma situación, con la diferencia que el próximo año nuestro hijo pasará al colegio y el suyo estará en el aula de cunas, me he dado cuenta que desconocen que para el próximo curso los padres y madres se tendrán que organizar para contratar el servicio de comedor y gestionar todo el servicio: contrato, recibos, condiciones, etc. No tengo muy claro de quién es la labor de aportar esa información, pero no creo que sea de las propias familias.

En el artículo en cuestión, basándose en información citada de otro medio, da cuenta de los precios de las guarderías públicas y privadas, pero sin hacer mención a los servicios. Por ello hago esta ligera explicación, para que los que estén en la disyuntiva tengan más información, aunque no sea toda.

Y es que en Bilbao los precios para el próximo curso escolar 2009/2010 rondan, aproximádamente, en la guardería privada los 240 euros, y en la pública los 198 euros. Hay que tener en cuenta que la pública no incluye la comida, y su horario es mucho más limitado que el de las privadas.
Como ya he comentado, desde este curso pasado son los propios padres y madres los que deben organizarse y contratar el servicio de comidas, cobrar los recibos, etc.

Por lo tanto, trabajo extra, horarios más limitados y precios finales muy muy similares a las privadas, eso es lo que ofrecen las guarderías públicas.

Eso sí, nunca he querido quitarles el mérito de crear la oferta de esas plazas, que de otra forma no existirían, es su único (no pequeño) mérito.

Ilustración (CC): Karina I

Image
imagen

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario