Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La Ley Sinde y Artur Mas

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Carambolas del destino. Artur Mas empieza bien, sus diputados se han opuesto a la Ley de Economía Sostenible, que por otra parte no sostendrá nada

Barcelona. Dicen las noticias que no ha funcionado el ‘toma y daca’, lo que significa que a CIU le importa un rábano la libertad en Internet. La gobernabilidad, teoría pujolista con Felipe González y José Maria Aznar, que tantas corrupciones solucionó, por el momento se atasca con Mas. Ya puestos podrían iniciar una moción de censura para echar a Zapatero, aunque estoy convencido que Rajoy tampoco es la solución. No existe la solución, la quiebra del país (el expolio a cajas y bancos por zapateros y rajoyes) no la tiene, y en manos de un Régimen de reyezuelos y líderes, sin primarias, listas cerradas, y el voto cautivo de los elegidos, menos aún.

Una cuestión técnica, cientos de miles o millones intentando que el Gobierno no cuele gato por liebre no es un ataque, sino el reclamo de la Libertad

Acusan a los blogueros y hakers de colapsar las webs del Congreso. Una cuestión técnica, cientos de miles o millones intentando que el Gobierno no cuele gato por liebre no es un ataque, sino el reclamo de la Libertad.

Parece que la Ministra no tendrá la tijera para decidir quien no cumple con la ley de ‘derechos de autor’. Por el momento, si a alguien no le gusta lo que escribo, o se siente copiado, o simplemente meten escritos y fotos inadecuadas en mi blog, será un juez quien deba valorar si he incurrido en un delito. Y como tengo mucha experiencia en denuncias falsas, me sería relativamente fácil demostrar que yo no delinquí. Hace tiempo que voy sobre aviso, pero si actúan como en lagrancorrupcion.com usando la tijera sin acusarme… contra la arbitrariedad fascista toca la resignación.

La Ministra, con su cara de buena persona, pretende convencernos de que se actuaría poco menos que como un juez: primero llamaría a declarar al denunciado, y tras oírle, decidiría. Para eso está la Justicia, que con todas sus deficiencias y corrupciones, cumple esa misión. ¡Demasiado que el Estado juega a juez y parte como para que nos prive de un sumario público y recurrible! Nos dice que EEUU y demás países se quejan de la total libertad con que en España se bajan películas y canciones. ¡Que acudan a los tribunales! Y en lugar de reclamar unas tijeras para la ministra, que obliguen a España a democratizar su Justicia desprendiéndola del Gobierno, como exigen los más elementales cánones de la Democracia. Separación de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Nuestros oficiales y subvencionados artistas y creadores, ahora cobijados bajo la bandera USA, en lugar de exigir la creación de una oficina especial para defender sus derechos, deberían exigir una Justicia y Fiscalía que con independencia y agilidad velara por sus justos intereses. ¡Quizá sea precisamente lo que no interesa a la ‘oficialidad’ española!

Mi último tropiezo con esas oficinas siniestras donde tan a menudo tiene el ciudadano que irse con el rabo entre las piernas, vejado, fue con el dichoso automóvil que ni compré ni jamás tuve, SEAT 5773BMD, con la respuesta en Tráfico y Ayuntamiento de que acudiera al Juzgado, y con una sentencia anularían inscripciones, embargos y multas. Por la edad que tengo me moriré antes. Igual pero al revés, pretenden que sea una oficina parecida a esas, en que te envían a hacer puñetas, quien dirima la reclamación contra los derechos de autor. Estos fascistoides españoles no tienen remedio, lo de la separación de poderes solo les entra en la cabeza para fastidiar al ciudadano. ¡Arbitrariedad y corrupción!

Nuestros oficiales y subvencionados artistas y creadores, en lugar de exigir la creación de una oficina para defender sus derechos, deberían exigir una Justicia y Fiscalía que con independencia y agilidad velara por sus justos intereses

Se decía que la Ley pasaría de puntillas por el Congreso, que se aprobaría casi clandestinamente, como una coletilla de la Ley de Economía Sostenible, pero se demuestra una vez más que Internet es algo más que una pantalla de televisión para distraer o chatear y delinquir. Además de representar la Libertad de Expresión como jamás existió, sabe reclamar su existencia. Ya sucedió en el Parlamento Europeo, pero no se cansan de intentarlo.

El Gobierno y los suyos deberán continuar con los tijeretazos clandestinos, o copando con miles de blogs y webs las etiquetas de Google para que las voces discrepantes no encuentren cabida. En Barcelona el abuso socialista con dinero público es abrumador. Otra de sus muchas fórmulas de atentar contra la Verdad, la Democracia, y su más preciada conquista La libertad de expresión.

¡Y hasta el próximo intento en el Senado, o donde sea!


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario