Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La lucha de dos gigantes por la hegemonía

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

EE.UU. y China están condenados a entenderse, como las dos únicas superpotencias que se vislumbran en el horizonte

Washington y Pekín tienen sus discrepancias basadas, quizás, en los siguientes puntos, a saber: a) la multimillonaria venta de armas a Taiwán; b) la reevaluación de la divisa china, y c) el próximo recibimiento del Dalái Lama por parte de Barack Obama, Presidente del Ejecutivo norteamericano.

Muchas armas que EEUU ha vendido a Taiwán, y en una época que existe un distanciamiento entre China y la isla. Hacia ésta están mirando ciento de misiles de gran potencia, que, en su día, pueden dispararse, y más bien como mala fortuna.

Los norteamericanos muestran cierta irritación con los chinos, porque China no da su brazo a torcer en relación con la política a seguir por los primeros

Los norteamericanos muestran cierta irritación con los chinos, porque China no da su brazo a torcer en relación con la política a seguir por los primeros. Estados Unidos quiere y desea controlar los regímenes energéticos del mundo: Oriente Medio y Asia Central. Ejemplo de lo que digo se ha desarrollado fehacientemente en sus intervenciones imperialistas, diría uno, en Irak y Afganistán. Sin olvidarnos de la fuerte vigilancia que mantiene sobre Irán.

Los Estados Unidos de América es un país que, respirando armas para matar por los cuatro costados –de norte a sur y de este a oeste–, siembran de muerte el mundo entero, pues es el primer productor y exportador de éstas: las armas, muchas veces, sólo sirven para matar. Matar por matar. Es la triste realidad con la que nos encontramos todas las mañanas, aún con el café humeando de caliente, y abrimos cualquier periódico que nos echamos a las manos… Y ellos, los norteamericanos, al levantarse y leer diarios, sin duda están respirando armas para matar que siembran la muerte en el mundo entero. (Confucio, y en sus Diálogos, manifestó: “El Gobierno es bueno cuando hace felices a los que gobierna y atrae a los que viven lejos”.)

Estamos hablando de dos gigantes –EEUU y China–, cuyas economías capitanearán el futuro del mundo habitable. China ha entendido que, si quiere crecer, ha de establecer un sistema económico basado en el consumo interno, y no tanto en la exportación de productos de poco valor, que generan pocas divisas para su erario económico.

Y es que en Occidente estamos atravesando una crisis –económica y financiera–, que afecta a China como país, que es, eminentemente exportador. Los chinos saben muy bien, y esto es así, que han de estimular su consumo interno si es que quieren crecer. Piensan, y están en lo cierto, que Pekín y Sanghaí no representan al país entero: existen 135 millones de chinos viviendo en los umbrales de la pobreza.

Estamos hablando de dos gigantes -EE.UU. y China- cuyas economías capitanearán el futuro del mundo habitable

La incertidumbre de la economía mundial está motivada, a mi modesto entender, en la falta de información puntual y el ‘paro obrero’. Estaremos siempre mientras nuestro ‘cáncer familiar actual’ –la falta de trabajo– siga afectando a buena parte de la población española, que se encuentra con el agua al cuello para llegar a fin de mes, y abonar las cuotas para la amortización de ese piso que pensaron iba a ser de su propiedad, y con el paso de los años…

Y es que buscamos todos lo mismo: trabajo. Tratamos que sea idóneo y seleccionamos aquel que nos despierte cierto placer al desempeñarlo, para que el rendimiento y el equilibrio estén asegurados. No obstante, algunas empresas suelen cometer el error de colocar al trabajador en un puesto de trabajo superior o inferior a su capacidad. En el primer caso, el contratado responsable se sentirá frustrado, pues no conseguirá más que fracasos y amonestaciones –lógicas– por parte de sus jefes más inmediatos; en el segundo caso, si el empleado está cualificado para desempeñar tareas superiores a las encomendadas, a la larga, se encontrará descontento y no motivado, redundando en su bajo rendimiento.

Pero hoy por la juventud no puede seleccionar el ‘trabajo’ idóneo a sus facultades físicas e intelectuales: se conforma con cualquier trabajo para subsistir, y apartarse de esa marea negra que produjo la recesión actual: verdadera crisis financiera mundial.

La República Popular China –neoliberal y capitalista al mismo tiempo– está dando un giro hacia la izquierda, potenciando un anti-mercado exterior y apoyando a las empresas estatales.

Siempre que un país crece –económicamente hablando–, y de forma y manera ascendente irrefrenable, su política exterior se hace más enérgica e inflexible. Esto es lo que está ocurriendo en China en la actualidad. Los chinos saben, y es obvio, que han de sacar de la pobreza a los 135 millones de hermanos que habitan en la República Popular China.

China -neoliberal y capitalista al mismo tiempo- está dando un giro hacia la izquierda, potenciando un anti-mercado exterior y apoyando a las empresas estatales

Ha de existir entre EEUU y China un espíritu de colaboración ambicioso y responsable, y a corto plazo, en lo político y lo económico, si queremos erradicar del haz de la tierra el terrorismo representado por Al Qaeda, quien está latente en todo el mundo. Los talibanes y los piratas somalíes son buen ejemplo de lo que reseño. Siempre habrá un individuo o pequeños grupos dispuestos a inmolarse, atándose alrededor de sus cinturas granadas-bombas, que sembrarán de sangre inocente las ciudades del Globo Terráqueo.

Vemos y comprobamos que los conflictos armados entre países van disminuyendo poco a poco, pero en cambio las guerras civiles, revoluciones, insurgencias… están al cabo de la calle. Son los países que no acuden a Munich, que proliferan como los mosquitos en épocas veraniegas.

Dos son las monedas que luchan entre sí: el dólar y el yuan. EEUU hace peticiones en el sentido de que los chinos revalúen su moneda, mas éstos no están por la labor. Ambas naciones tienen la palabra…

Existe un programa nuclear secundado por Mahmud Ahmadineyadh, Presidente de la República Islámica de Irán, aunque uno considera que el régimen iraní lleva hace años planteándose poseer armas nucleares. El Reino Unido, Francia,… han intentado  solucionar esta crisis, pero Irán –sus gobernantes– no están por la labor. Sin duda alguna desean cerrarse al mundo occidental, y no marchar por la senda del progreso. Aunque muchas veces, y así lo comprobamos, el último esté bañado de sangre y lágrimas. No obstante, los iraníes están en su perfecto derecho a poseer energía nuclear, pues países como Israel, India, Pakistán… también la tienen. O todos, o ninguno: ¡tremenda realidad!

Mariano Cabrero es escritor


Titular, subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

(...)He nacido en Madrid, 8 de Noviembre de 1938. Estoy casado y con dos hijos. Soy esscritor, poeta y ensayista. Funcionario de La Administración del Estado(escala Ejecutiva), jubilado, pero con unas ansias enormes de seguir escribiendo para aprender de los demás. Informar, tratar de ilustrar y entretener forman parte de mi bagaje cultural, que renuevo a diario. Y en todo momento trato de transmitir tranquilidad y esperanza a la sociedad actual: todo dentro de una ética periodística adecuada a cada momento. Busco como articulista el informar cuanto antes lo que acontece a mi alrededor. Lo demuestro con mis humildes obras( hijos propios salidos de mis sueños): "Periodismo: ¡Difícil profesión!" (1995) y "Mi compromiso con el periodismo" (1998). Intento penetrar en el difícil mundo de la poesía, y lo lleva a cabo con silencios, diálogos con muertos y con la exaltación del amor a la mujer: el ser más maravilloso sobre la tierra. Trato de demostralo con mis libros de poemas : “Reminiscencias de mi juventud, Poemas" (1994), "Miscelánea de muertes, sueñosy recuerdos, poemas" (1995), "La realidad de mis silencios, poemas" (1997) y "La travesía de la vida, poemas" (2001).Siempre escribo para aprender de los demás, de sus críticas, de sus consejos...He tratado de no mentir, más uno lo haría en dos casos muy concretos: a) para salvar la vida de un ser humano, y b) para elogiar la belleza de una mujer –parto de la base de que para uno existen tan sólo mujeres menos guapas, pues toda mujer tiene su encanto...-.

Participa con tu comentario