Sábado 01 de octubre de 2016,
Bottup.com

La más que ‘tensa calma’ en las calles de Bangkok

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)


El periodista ciudadano Omar Havana nos muestra desde Bangkok, adonde llegó ayer, la situación en las calles de la capital tailandesa, tomadas -y casi fortificadas- por los ‘Camisas Rojas’

(Fotografías: Omar Havana. Texto: Redacción Bottup/Reuters)

El prolongado y cada vez más violento enfrentamiento entre el Gobierno y manifestantes de ‘camisas rojas’ en Bangkok “está empeorando” y podría acarrear una “guerra civil no declarada”, dijo el Grupo Internacional de Crisis. No obstante, nuestro periodista ciudadano Omar Havana se encuentra desde ayer en Bangkok, desde donde ha realizado este set de fotografías que nos transmiten más bien una tensa “calma”, quizá la que precede a la tormenta.

“El sistema político tailandés se ha roto y parece incapaz de sacar al país al borde de un conflicto extendido”, dijo el grupo de resolución de conflictos con sede en Bruselas en un reporte publicado el viernes por la noche. “El enfrentamiento en las calles de Bangkok entre el gobierno y manifestantes de ‘camisas rojas’ está empeorando y podría acarrear una guerra civil no declarada”, añadió.

Enfrentamientos entre el Ejército y las ‘camisas rojas’, un grupo constituido mayormente por pobres rurales y urbanos, han dejado 27 muertos y cerca de 1.000 heridos en una campaña de siete semanas para forzar elecciones anticipadas.

Bangkok espera una operación del Ejército para desalojar a las ‘camisas rojas’ de su ciudad de tiendas, fortificada en seis puntos de entrada con barreras de neumáticos mojados en gasolina, alambres de púas y postes de bambú afilados, que podrían llevar a un baño de sangre.

Las líneas de separación se están ampliando entre las clases dirigentes – grandes negocios, aristócratas, el alto mando militar y una clase media educada – y los manifestantes, muchos de los cuales apoyan al ex primer ministro, Thaksin Shinawatra, derrocado en un golpe en el 2006.

Grupos de la sociedad civil reunieron al Gobierno y los manifestantes pero las conversaciones fracasaron sobre cuándo realizar las elecciones. Las ‘camisas rojas’ ofrecieron un marco de tiempo de 90 días, pero el primer ministro lo rechazó el fin de semana pasado.

La crisis se produce cuando Tailandia enfrenta su primera perspectiva de sucesión real en más de seis décadas. El Gobierno ha aumentado las acusaciones de que el movimiento de las ‘camisas rojas’ tiene inclinaciones republicanas – una afirmación provocativa en un país donde muchos consideran al rey casi divino.


Ampliado: todo el texto; el periodista ciudadano es el autor de todo el set de fotografías y de la fotografía principal de portada

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Anónimo 04/05/2010 en 12:48

    Me comentan que los camisas rojas están comenzando a paralizar el centro financiero de Bangkok, donde impiden que las personas puedan trabajar. La situación está provocando la marcha de las empresas a la periferia de la ciudad, y lo que es peor, que éstas se estén cuestionando la posibilidad de marcharse a países periféricos menos conflictivos. Resulta bochornoso que todo venga provocado por el deseo de algunos de querer instaurar la presidencia de un confirmado mangante…

Participa con tu comentario