Sábado 10 de diciembre de 2016,
Bottup.com

La milla roja

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

 

Al desoír a La Junta Electoral Central (JEC), Pérez Rubalcaba supuestamente facilitó el desenlace de ‘la milla roja’ de Barcelona

El vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, con su falta de intervención y desoyendo a ‘La Junta Electoral Central (JEC)’, quien decidió que “Así pues, desde las 00.00 del sábado y hasta el domingo, las acampadas del movimiento 15-M de la Puerta del Sol en Madrid y otras ciudades quedan prohibidas”, permitió que las mismas se celebrasen.

Al desoír a La Junta Electoral Central (JEC) el señor Pérez Rubalcaba -ministro del Interior del ejecutivo español- supuestamente facilitó el desenlace de ‘la milla roja’ de Barcelona. Las decisiones políticas mal tomadas, y en algunas ocasiones, traen consecuencias irremediables para el mantenimiento del orden público en las naciones donde se toman.

Esta aptitud propició que los indignados del 15-M de la plaza de Cataluña (Barcelona), traspasasen ‘la milla roja’, que separa la libertad de poder manifestarse con el libertinaje de poder ejercer la violencia, la coacción y el impedimento de tratar de ejercer la actividad parlamentaria en el Parlamento Catalán, a los parlamentarios catalanes elegidos democráticamente, en las pasadas elecciones del 22-M (elecciones municipales y autonómicas españolas). Indignación e indignidad jamás deben caminar juntas en cualquier democracia legalmente constituida (la joven democracia española fue instituida por la Constitución Española de 1978, BOE núm. 311.1,de 29 de diciembre).

La pasividad del conseller de Interior Felip Puig, más que arrinconamiento o negligencia fue una maniobra política sutil e irresponsable

Desafortunada fue la actuación del conseller de Interior, Felip Puig, el pasado día 27 de mayo, quien ordenó la operación policial que permitió la limpieza de la plaza de Cataluña, no interviniendo, sin embargo, el 15 de junio, cuando se llevaron a cabo presuntos delitos por los indignados, previstos en los artículos 494 y 498 del Código Penal, los cuales prevén la pena de hasta cinco años de cárcel para aquellos que empleen la fuerza, la violencia o la intimidación para impedir a un diputado asistir a sus reuniones. Felip Puig no sabe dirigir ni coordinar a los mossos d’esquadra (policía autonómica catalana).

Estrategia política de nuestro buen amigo, Felip Puig, sin duda alguna. La pasividad del conseller de Interior Felip Puig, más que arrinconamiento o negligencia puede decirse y lo digo… que fue una maniobra política sutil e irresponsable: no quiso ni supo defender a los parlamentarios para proteger su derecho y su deber de acudir al Parlamento a discutir la Ley de Presupuestos. De hecho, entiende uno que las alarmas y dispositivos policiales se debían haber tomado un día antes del contratiempo -supuestamente delictivo- usado por ‘los indignados catalanes’. Desde hacía días tanto Felip Puig como el resto de lectores de periódicos y medios audiovisuales sabíamos que había una concentración programada para impedir el acceso al Parlamento el día del debate del presupuesto.

Y continúo afirmando: la violencia nada tiene que ver con la indignación de aquellos que promulgaron con anterioridad propuestas coherentes y razonadas. Pasamos por una democracia próspera para los políticos de turno españoles: ellos no quieren ver que la prosperidad del pueblo -sus votantes- está de capa caída; ellos no quieren ver que los recortes sociales para el pueblo -libre y soberano- corren como un tren de alta velocidad; ellos no quieren la cota de desempleo alcanzada en España: 4,9 millones de parados según estadísticas al respecto y tampoco quieren ver las reducciones de salarios o las rebajas de los servicios en general.

Pero es curioso observar que ‘estos indignados’ no han mencionado ni por asombro que la verdadera crisis económica española se debe, principalmente, al mal gobierno del POSE. Presuntamente, y puede ser que me equivoque, los indignados del 15M fueron impulsados por IU, que obtuvo los votos de los españoles que jamás esperó conseguir. Si hubiera sido un movimiento puntual y real, se podían haber presentado a las elecciones como un partido más, con sus símbolos correspondientes y programa explicativo de lo que ofrecían al electorado español.

La violencia nada tiene que ver con la indignación de aquellos que promulgaron con anterioridad propuestas coherentes y razonadas

Yo estoy indignado por la falta de defensa de la dignidad humana, yo estoy indignado porque casi la mitad de muchachos/muchachas menores de 25 años están en paro, yo estoy indignado porque esta generación está perdida y sin futuro, yo estoy indignado porque la mitad de los pensionistas cobran una pensión que está por debajo del umbral de la pobreza, yo estoy indignado porque los políticos se jubilan con maravillosas pensiones por ellos creadas, yo estoy indignado porque cuando salen los políticos de esos lujosos edificios donde se asientan las autonomías españolas (en número de diecisiete, que existen en nuestra España pobre) ellos y ellas van elegantemente vestidos como jamás pensaron: con trajes de alpaca los primeros, con modelos Loewe las segundas: todos, desde luego, últimos modelos, y pagados con los dineros de los contribuyentes españoles. ¡Bonito panorama el que describo! Son, sin duda, historias para no dormir.

Y uno sigue indignado: porque ningún político se ha planteado suprimir ayuntamientos y autonomías -innecesarios unos y otras-, que son terriblemente gravosos para la economía española; porque ningún político quiere reconocer que las diputaciones provinciales son inútiles por su falta específica de funciones, ya que existen las autonomías y porque ningún político suprime la ley injusta y desmesurada que les permite a ayuntamientos y autonomías (alcaldes y presidentes de unos y otras) elevarse sus propios emolumentos en las cuantías que crean conveniente…

Ésta no es la España democrática en la que todos creíamos y por la que todos votamos en su día. Y es que el primer gobierno de la democracia española salida de las urnas (15 de julio de 1977), fue presidido por Adolfo Suárez (UCD, verdadero artífice de la transición española). Pero en mi humilde opinión se pagó un precio muy alto: la creación de las 17 autonomías españolas, cuyos presidentes actuales los considero como ‘Virreyes de Nueva España‘: la democracia tenía un precio. Sé que para aceptar nuestra incipiente democracia nacida en 1978, y todos lo sabemos, hubo que aceptar el establecimiento de 17 autonomías y dos ciudades autónomas (Ceuta y Melilla), las cuales han resultado ser, económicamente hablando, nefastas para España y sus ciudadanos. ¡Qué costosas nos están saliendo unas y otras! Y lo vuelvo a repetir: tenemos 17 virreyes en la Península Ibérica.

Ésta no es la España democrática en la que todos creíamos y por la que todos votamos en su día

Y, al final, hemos de comprender que entre los indignados del 15-M hay de todo como en botica. Hecho que también podemos comprobar entre los políticos: imputados, corruptos, y otros que cumplen con su deber honestamente. Han de entender los movilizados que por el camino de la violencia nunca se consigue nada (¡violencia engendra violencia!, que nadie se asombre por lo que deseo dar a entender), dado que la violencia ejercida contra los parlamentarios catalanes fue -mírese por donde se mire- una conducta y forma de proceder antidemocrática y delictiva…

Todos esperamos que el espectáculo desagradable y fuera de todo contexto del ‘miércoles negro barcelonés’ (15 de junio del año actual) nunca jamás se vuelva a repetir: la Ley debe defender a todos por un igual, ya sean estos indignados o parlamentarios, pero en cualquier estado democrático nadie debe saltársela.

La Coruña, 20 de junio de 2011
Mariano Cabrero es escritor


Subtítulo y destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

(...)He nacido en Madrid, 8 de Noviembre de 1938. Estoy casado y con dos hijos. Soy esscritor, poeta y ensayista. Funcionario de La Administración del Estado(escala Ejecutiva), jubilado, pero con unas ansias enormes de seguir escribiendo para aprender de los demás. Informar, tratar de ilustrar y entretener forman parte de mi bagaje cultural, que renuevo a diario. Y en todo momento trato de transmitir tranquilidad y esperanza a la sociedad actual: todo dentro de una ética periodística adecuada a cada momento. Busco como articulista el informar cuanto antes lo que acontece a mi alrededor. Lo demuestro con mis humildes obras( hijos propios salidos de mis sueños): "Periodismo: ¡Difícil profesión!" (1995) y "Mi compromiso con el periodismo" (1998). Intento penetrar en el difícil mundo de la poesía, y lo lleva a cabo con silencios, diálogos con muertos y con la exaltación del amor a la mujer: el ser más maravilloso sobre la tierra. Trato de demostralo con mis libros de poemas : “Reminiscencias de mi juventud, Poemas" (1994), "Miscelánea de muertes, sueñosy recuerdos, poemas" (1995), "La realidad de mis silencios, poemas" (1997) y "La travesía de la vida, poemas" (2001).Siempre escribo para aprender de los demás, de sus críticas, de sus consejos...He tratado de no mentir, más uno lo haría en dos casos muy concretos: a) para salvar la vida de un ser humano, y b) para elogiar la belleza de una mujer –parto de la base de que para uno existen tan sólo mujeres menos guapas, pues toda mujer tiene su encanto...-.

Participa con tu comentario