Martes 01 de abril de 2014,
Bottup.com

La música puede dinamizar procesos de transformación social

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

El milagro de Candeal‘ es un documental que muestra la historia de una comunidad donde la cultura, en este caso la música, actúa como eje fundamental para lograr establecer un diálogo entre sujetos, empoderarlos y reconocerlos como seres humanos

Trata así, de cómo el trabajo en grupo, la unión y el respeto hacia el otro pueden cambiar y mejorar la vida de una comunidad que lucha por rescatar su dignidad. Esto sucede, a través del viaje de Bebo Valdés, un pianista cubano reconocido, que quiere reencontrarse con sus raíces africanas, por este motivo viaja a Salvador de Bahía, pues ahí se han conservado las religiones, costumbres y música del África.

El documental muestra como las producciones artísticas, en este caso, la música, son una manera de comunicación, que actúan como instrumento para lograr un diálogo horizontal y un elemento facilitador de los procesos de participación comunitaria. El cual aporta al desarrollo humano sostenible y cultural y se ajusta a las necesidades de las personas. Reconociendo sus costumbres, valores y creencias, generando un sentido de pertenencia e identidad. Donde la transformación empieza por involucrar a los habitantes, reconocer sus debilidades, fortalezas e intereses. Haciendo así de ellos sujetos activos en el desarrollo de sus procesos.

Se muestra como el arte puede fomentar la transformación social, a la vez que sus participantes se convierten en ejemplo para los niños

A través de ‘El milagro de Candeal‘ se puede ver cómo las producciones artísticas logran fomentar transformación social, pues promueven el diálogo entre habitantes, alcanzando el empoderamiento y la participación de los sujetos. De este modo, la música tiene un gran significado para los habitantes de Candeal. Por un lado, actúa como elemento dinamizador de procesos y desarrollo en la comunidad, y, por otro, es un sentido de reconocimiento y valor hacia su cultura y sus raíces.

Este proceso artístico logra desarrollar en la comunidad un sentido de responsabilidad social, pues los habitantes tienen claro que en muchos casos ellos son ejemplo para los niños de Candeal y, por esto, el conocimiento que ellos tienen deben multiplicarlo, para hacer de la favela un lugar donde una de las alternativas de vida sea la música. Es así que los habitantes de este lugar se convierten en mediadores y profesores de los niños, trabajando por el surgimiento de centros educativos inspirados en la música, donde los jóvenes puedan tener otras alternativas de vida, encontrando en estos escenarios  un espacio de formación.


Destacado

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario