Lunes 22 de mayo de 2017,
Bottup.com

La navidad

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)


La verdad es que  los evangelios no mencionan fechas, ya que no es seguro que Jesús naciera el 25 de diciembre

El 25 de diciembre es el día de la Navidad, cuando se conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén, según los evangelios de San Mateo y San Lucas. Después de la Pascua de
Resurrección, es la fiesta más importante del año eclesiástico y se
celebra en todas las ciudades cristianas del mundo.

La verdad es que  los evangelios no mencionan fechas, ya que no es seguro que Jesús naciera ese día. De hecho, el día de Navidad no fue oficialmente reconocido hasta el año 345, cuando, por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno, se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad, de esta manera seguía la política de la Iglesia primitiva de absorber en lugar de reprimir los ritos paganos existentes, que desde los primeros tiempos habían celebrado el solsticio de invierno y la llegada de la primavera.

En 1552 los puritanos
prohibieron la navidad en Gran Bretaña; aunque la volvió
en 1660 con Carlos II, los rituales desaparecieron hasta la época
victoriana

La fiesta pagana más estrechamente asociada con la nueva Navidad era el Saturnal romano, el 19 de diciembre, en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones y banquetes. Al mismo tiempo, se celebraba en el Norte de Europa una fiesta similar, conocida como Yule, en la que se quemaban grandes troncos adornados con ramas y cintas en honor de los dioses para conseguir que el Sol brillara con más fuerza. Esto se realizaba en invierno y se hacía con la esperanza de  la llegada de la primavera.

Una vez incorporados estos elementos, la Iglesia añadió posteriormente en la Edad Media el nacimiento y los villancicos a sus ya extensas costumbres. En esta época, los banquetes siempre eran el punto culminante de las celebraciones, ya se sentía el calor de una fiesta que calaría en los corazones del mundo entero. Todo esto tuvo un abrupto final en Gran Bretaña cuando, en 1552, los puritanos prohibieron la Navidad, consiguiendo con esta prohibición el fortalecimiento de esta fiesta y, aunque la Navidad volvió a Inglaterra en 1660 con Carlos II, los rituales desaparecieron hasta la época victoriana.

La Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del siglo XIX. El árbol de navidad es originario de zonas germanas, se extendió por otras áreas de Europa y América. Los villancicos fueron recuperados y se compusieron muchos más (la costumbre de cantar villancicos, aunque de antiguos orígenes, procede fundamentalmente del siglo XIX). Las tarjetas de saludo navideño no empezaron a utilizarse hasta la década de 1870, y la primera de ellas se imprimió en Londres en 1846.

La familiar imagen de Santa Claus es una invención estadounidense de inicios del
siglo XX, aunque la leyenda de Papá Noel es muy  antigua y compleja

La familiar imagen de Santa Claus, con el trineo, los renos y las bolsas con juguetes, es una invención estadounidense de inicios del siglo XX, aunque la leyenda de Papá Noel es muy  antigua y compleja, y procede en parte de San Nicolás y una jovial figura medieval, el espíritu de navidad. 

Actualmente, la Navidad es motivo de gran actividad comercial e intercambio de regalos, reuniones y grandes comidas familiares en donde sólo regocijamos nuestro ego viendo que los regalos que dimos o recibimos son los mejores, perdiéndose el verdadero sentido de reflexión y alegría que lleva a muchas personas a diferenciarnos de los que menos tienen y se ha convertido en una competencia por demostrar el poderío económico de unos y resaltar la miseria acentuada de otros, en muchos casos la gran mayoría.

Sirva este resumen de para que las próximas fiestas navideñas sean un motivo de reflexión ya que si Jesús la hubiera instaurado, creo que él hubiera buscado la parte más humilde de nuestro ser y no el desenfreno que genera actualmente, en que los que más tienen son felices y los que nada tienen, de seguro que no podrán recibir a éste sublime ser en sus hogares.

Dios quiere que estas fiestas nos llenen de alegría y armonía en nuestra comunidad, se acaben las guerras, que la desunión y la envidia sean materia del pasado y que los odios y rencores queden fuera de nuestras vidas, para poder recibir en nuestro hogar a Jesús, hijo de Dios. Hagamos votos de humildad y mostremos una imagen distinta, porque el blanco y el negro piensan y sienten igual, que estas fiestas no solo nos permitan demostrar bondad un solo día al año, más bien que ésta nos dure de por vida…

Feliz navidad y próspero año nuevo.

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

1 comentario

  1. Karibasi 15/12/2008 en 20:33

    Mis deseos
    Aprovecho esto para desearle a toda la gente de esta comunidad UNA FELIZ NAVIDAD Y UN SALUDABLE 2009

    Hasta prontooooo 😀

    PD: navidad = consumismo…. yo adorooo la NAVIDAD!!

Participa con tu comentario