Miércoles 18 de enero de 2017,
Bottup.com

Estrategia de estado

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La posibilidad de un polo soberanista asusta a los partidos estatales, y por eso Rubalcaba no quiere a Herri Batasuna en las instituciones

Opinión

Hubo estrategia cuando Terreros y Oreja, cuando EHAK y cuando ANV. Pero lo que verdaderamente
les funcionó fue quitar de un plumazo de dudosa legitimidad a una parte
importante del electorado

El pasado 1 Marzo, los resultados electorales de las elecciones en la Comunidad Autónoma Vasca dieron la posibilidad de gobierno a las fuerzas constitucionalistas. Y por muy antagónicas que sean en el resto del estado, no les costó firmar un pacto de legislatura basado en la destrucción de todo símbolo que pueda recordar las ansias independentistas de Euskal Herria.

 

Hubo estrategia de estado cuando Terreros y Oreja. Hubo estrategia cuando EHAK y cuando ANV. Pero lo que verdaderamente les funcionó fue quitar de un plumazo de dudosa legitimidad a una parte importante del electorado.

Una parte importante, por la cuantía, aproximadamente un 15%, y por lo relevante de su ausencia en el computo postelectoral. Esta estrategia de aniquilación política dio los resultados necesarios, por los pelos, para que el PSE y el PP pudieran hacer un gobierno de contención constitucional en contra de Euskal Herria.

 

Pusieron la bandera rojigualda en Ajurienea, cambiaron el mapa del tiempo, quitaron el euskera del currículo educativo… Querían provocar, querían que Euskal Herria se radicalizara, que las fuerzas democráticas de índole independentista, autonomista, soberanista… nos echáramos al monte. Pero les está fallando la estrategia de provocación. Han visto que el polo soberanista se está conformando sobre bases sólidas y se han asustado.

 

Pero tiene una ley, ahora avalada por Estrasburgo, que les da la posibilidad de manipular el electorado de vasco conforme a su estrategia de estado y ayer salió Rubalcaba para anunciar que HB, diga lo que diga, no va a ser legalizada, que no va a estar en las elecciones, que eso los sacaría del gobierno de contención y no están dispuesto a salir.

 

Ayer, el Estado español legitimó a HB, espero que solo a ellos porque cuando se deja de lado la democracia para imponer las ideas y los modos de gobierno, salen etarras, maceros de Lazkao y pirómanos de casas de presos…

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario