Viernes 30 de septiembre de 2016,
Bottup.com

La publicidad sexista tiene mucha relación con el tipo de sociedad imperante

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Image

REPORTAJE

Muchas marcas utilizan este tipo de publicidad en busca de notoriedad y polémica


Junto con los medios de comunicación, la publicidad ha jugado, y sigue jugando, un papel muy importante como instrumento de socialización. De esta manera la publicidad es reflejo de la sociedad, y así lo podemos constatar si echamos la mirada atrás.

 

Pero en muchas ocasiones, el instrumento de transmisión de conceptos, valores y actitudes sociales, en que se convierte la publicidad, choca con los intereses de las empresas. Éstas intentan, en un cada vez más complicado mercado de la demanada y la oferta, persuadir al consumidor para que opte por uno u otro producto. Este hecho nos lleva a situaciones como las ocurridas con la marca Dolce & Gabanna, que fue denunciada por la muestra de violencia machista en un anuncio.

Ante tales denuncias surgen las voces de asociaciones de consumidores, así como de mujeres, para que la utilización de la mujer en la publicidad se realice siguiendo las normas y  leyes establecidas, y las directrices de igualdad.

A raíz de anuncios como el anterior, muchos consumidores se preguntan si en la publicidad todo vale con tal de poder vender un producto al consumidor, una cuestión que persigue a la publicidad desde sus inicios.

La publicidad es reflejo, en cierta medida, de la sociedad. Por ello, la publicidad debe adecuarse a la nueva sociedad y evitar anuncios que representen una visión esteriotipada de la mujer, como vemos en este anuncio de esta conocida marca de detergentes.

La publicidad tiene en muchas ocasiones mucho de ficción y poco de realidad, pero hay que tener en cuenta que día a día millones de mensajes son lanzados a través de los medios de comunicación a audiencias masivas, que pueden llegar desde niños a ancianos. La publicidad ya ha dado un paso hacia la autorregulación con la creación de Autocontrol, una asociación de agencias de publicidad, medios de comunicación y anunciantes que trabajan “por una buena publicidad: por una publicidad veraz, legal, honesta y leal.”, como se observa en su página web.

 

El consumidor tiene mucho que decir aquí, puesto que esta asociación pone en manos de los consumidores y usuarios el poder de denunciar cualquier campaña publicitaria que, en su opinión, viole o incumpla las normas y leyes establecidas. La asociación no gubernamental, dedicada a la defensa de los derechos de los consumidor, FACUA, también es otra de las piezas claves para velar por el incumplimiento de las leyes, y así lo ha hecho saber en muchas ocasiones.

Parece que poco a poco la publicidad está cambiando el tratamiento que hace de la figura de la mujer, sobre todo, desde que el Gobierno aplicara una fuerte política de igualdad. En este sentido, la responsabilidad que los medios de
comunicación, y con ellos la publicidad, tienen en la no transmisión de
estereotipos sexistas está recogida en todas las Conferencias Mundiales sobre
las Mujeres y asumida por la Organización de Naciones Unidas de la Unión Europea
. Todos ellos instan a los países miembros a colaborar con los mass media para equilibrar la imagen que se ofrece de hombres y mujeres en sus contenidos.

Este equilibrio en
los contenidos se ha reconocido también mundialmente como uno de los factores
que contribuye a erradicar la desigualdad y frenar la violencia de género. No hay que olvidar que el origen de la violencia contra las mujeres está
en la creencia de que la mujer tiene un papel subordinado con respecto al
hombre, lo que las convierte en un mero objeto de consumo para éste.

Información relacionada

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario