Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

La ‘Spanish Revolution’: el inicio del cambio social

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

La revolución de la Puerta del Sol se aferra al ‘kilómetro 0’. Retrospectiva del sorprendente y firme movimiento de indignación

Días después de que tomara forma la protesta ciudadana de indignación en la Puerta del sol, son cada vez más los que encuentran su cauce para expresar su más profunda opinión. Un colectivo variopinto, si bien integrado por una mayoría de jóvenes, ha demostrado que en contra de toda arraigada opinión, éstos no están dormidos. Un ‘basta’ a la falta de empleo, la contratación basura, la dictadura de los mercados y la cultura de uniformidad global, suena en gran parte de las ciudades españolas.

Origen del movimiento de indignación

Uno de los orígenes del movimiento se encuentra en el libro ‘Indignaos’ del nonagenario Stephane Hessel, que llama a la insurrección pacífica de la juventud

Stephane Hessel y su libro ‘Indignaez vous!’ (¡Indignaos!) han puesto en jaque a las más retrogradas opiniones acerca de la pasividad de los jóvenes. Este redactor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos llama a la insurrección pacífica así como a la búsqueda de los motivos de indignación. Tal como el nonagenario versa: “La peor de las actitudes es la indiferencia, el decir ‘yo no puedo hacer nada, yo me las apaño’. Al comportaros así, perdéis uno de los componentes esenciales que hacen al ser humano. Uno de sus componentes indispensables: la capacidad de indignarse y el compromiso que nace de ella”.

Este luchador contra el nazismo, cita la desigualdad económica, el actual estado de los derechos del hombre y del planeta, como unos de los puntos clave para revelarse. Eduardo Galeano en su libro ‘Patas arriba: La escuela del mundo al revés’ aportaría el siguiente dato: “En 1960, el veinte por ciento de la humanidad, el más rico, tenía treinta veces más que el veinte por ciento más pobre. En 1990, la diferencia era de setenta veces. Desde entonces, se ha seguido abriendo la tijera: en el año 2000, la diferencia será de noventa veces”.

La no violencia como camino a seguir, la insurrección pacífica

Hessel apelará a lo no violencia y al entendimiento entre culturas como única vía de futuro y de resolución de conflictos. Rebatiendo en su libro al mismísimo Sartre, defensor en sus inicios de la violencia como forma capaz de mediar en un universo de por sí violento. De las palabras de Hessel se extrae la necesidad de una mediación pacífica, esperanzada y negociada como forma fin del terrorismo.

Su llamamiento final se articula entorno a la siguiente frase: “una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas, que no proponen como horizonte para nuestra juventud más que el consumismo de masas, el desprecio de los más débiles y de la cultura, la

La multitudinaria manifestación del 15 de mayo dio comienzo a un movimiento conocido como la ‘spanish revolution’, que tiene su punto neurálgico en la Puerta del Sol

amnesia generalizada y la competición a ultranza de todos contra todos”.

“Crear es resistir, y resistir es crear”, el movimiento del 15 de mayo

Crear es resistir, y resistir es crear. Con esta frase ‘Indignaez vous!’ cierra su edición, poniendo en marcha un movimiento social que solo los más veteranos recuerdan. Las convocatorias oficiales a través de blogs, redes sociales y plataformas sin ánimo de lucro se configuran hoy día como apoyo insustituible del levantamiento.

El 15 de mayo de 2011, día de inicio de las manifestaciones, se convierte en fecha clave de lo que los medios han denominado la ‘Spanish Revolution‘. Extendida a numerosos países y erigiendo la Puerta del Sol como punto neurálgico, el asentamiento en el kilómetro cero toma firmeza día tras día.

En el fin de semana de los comicios, las numerosas manifestaciones convocadas a lo largo y ancho de España hicieron mella en la realidad informativa. Su influjo ha sido notable en las recientes elecciones autonómicas y locales, no obstante las repercusiones en el panorama político se encuentran aún por valorar.

El campamento de la Puerta del Sol

La realidad del asentamiento de la Puerta del Sol, denostaba una solemnidad que a muchos de los presentes hizo estremecer. Conversaciones acerca de la crisis, la reforma de la ley electoral, así cómo del sistema en sí mismo, se entremezclaban y multiplicaban por el lugar, describiendo el inicio del cambio.

Las 00:00 horas del viernes 20 fue uno de los momentos cumbre de la noche. La Puerta del Sol

El campamento de la Puerta del Sol, replicado en casi todas las ciudades españolas, aúna a los ‘indignados’ en el esfuerzo de creación de un nuevo modelo de sociedad

enmudecía. Las miles de personas congregadas emularon un grito silenciado. Silencio de unas instituciones no representativas que no dan sino esperanzas sin solución a un momento económico dramático.

En un gesto tan sencillo como echar un vistazo a nuestro alrededor, encontraremos motivos de indignación. Quizá una reflexión pausada del porqué, despierte en nosotros razones tan vergonzosas que sea preferible continuar enganchados a la ‘fast life’: cultura de consumo, economía de importación, cultura de impostación.

El primer paso está dado. La generación más preparada de la historia de nuestro país se niega a derrotarse y dejar de soñar. Quizá sea hora de canalizar nuestra forma, yo ya he elegido la mía.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Sobre el autor

Participa con tu comentario