Lunes 26 de septiembre de 2016,
Bottup.com

La realidad de la comuna 15 de Cali contada por sus jóvenes

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Los jóvenes integrantes de esta comuna hablaron acerca de ella, contaron lo bueno y lo malo, lo que les gusta y lo que no, y además expresaron vivencias significativas acerca de este lugar

Dianita cuenta que lo que más le gusta de su comuna son los actos culturales que se realizan en distintas ocasiones. Dice que uno de los hechos que recuerda con mayor cariño fue cuando llevaron una tarima de danzas a la comuna e hicieron concursos. Ella recuerda que ese día se presentaron unos muchachos con mucho talento del colegio Gabriel García Márquez que hoy en día tienen CD y se están dando a conocer. Dianita dice que el muchacho vocalista de este grupo “es muy picadito a lindo, pero canta bien“. Otra actividad que le gusta a ella de su comuna es cuando en la cancha hacen los torneos de integración y todos participan.

Desde el año pasado la inseguridad comenzó a incrementar, llegó gente rara. No roban por necesidad, sino porque quieren robar

Cuenta que lo que no le gusta es la inseguridad, dice que “uno ya no puede salir como antes a la calle, siempre uno esta pensando que lo van a robar. Desde el año pasado la inseguridad comenzó a incrementar, llegó gente rara. No roban por la necesidad, porque sea como sea no les falta la comida, sino porque quieren robar. Nos roban a los de la comuna, sabiendo que nos conocen y a veces nos golpean y eso no me gusta“.

Diana comenta que el lugar en donde se siente más tranquila de la comuna es en su casa o en el parque de la cuarta, porque este está abierto hasta las seis de la tarde, el portero sabe quién entra y quién no. Ella dice que a este parque “los marihuaneros no entran y que por eso es un parque seguro.

La comuna de día y de noche
Dicen los jóvenes que durante el día en la comuna hay menos robos y que, además, como la 32 es una zona comercial, los robos se efectúan después de las nueve de la noche.

Jenny, también cuenta que en la comuna hay mayor número de robos en la ‘hora boba’. Ellos han llamado la ‘hora boba’ al transcurso de tiempo entre las 12:00 pm y las 2:00 pm, porque es cuando la gente esta almorzando y las calles están solas. Ella dice que “a las 4:00 pm se calma la marea y a las nueve de la noche se vuelve a subir, aunque siempre roban“.

También, ella cuenta que mucho joven es el que roba, entre los 10 y 14 años. Justifica que esto se debe a que los niños están dejando de estudiar, se meten a bandas que se tienen rabia unas con otras y ahí comienza todo. A Jennifer, el barrio ‘El Retiro’ le da escalofríos, dice que “se siente la mala energía apenas uno entra. Al final ella cree que esta situación se va a volver a calmar porque “siempre es lo mismo, todo se calma cuando matan al duro.

Los niños están dejando de estudiar, se meten en bandas que se tienen rabia unas con otras y ahí comienza todo

Lucho dice que él considera que a la policía lo que le toca hacer es meterse a esos barrios con camión y fusil motorizado, para que la ‘pm’, como ellos han llamado a la policía militar, se pueda defender.

Los muchachos dicen que este tipo de situaciones son frecuentes en la comuna y que la gente ya se acostumbró, pero que lo más triste es que las personas dicem que “si no hay sangre no es nada, es puro alegato no mas“.

Por otro lado, Lucho sostiene que lo que más le gusta de la comuna es el talento que existe. Dice que “en Mojica hay unos peladitos que juegan con unos balones todo feos, en unos peladeros enormes y hacen unas maromas todas bacanas. Uno dice que esas jugadas solo las ve en los grandes equipos europeos, pero estos peladitos descalzos juegan que dan miedo, y son del Depor de Aguablanca.

Jenny también rescata el talento que existe en su comuna. Dice que “el baile también es fuerte, que en todos estos barrios hay niñas que bailan muy lindo reggae y reggaeton y que además ella queda impresionada de cómo se parten y menean ese cuerpo.

Finalmente, todos llegan a la conclusión de que a pesar de que en la comuna 15 se respire un ambiente de violencia y malestar, lo más significativo son los lazos de amistad que se tejen unos con otros.

Lucho sostiene que “esa amistad es así tan fuerte, que yo me hago matar por mi amigo, si a él lo tocan a mí también“.

John Harris, por otro lado, dice que “lo bueno es que hay personas que sí valen la pena y que donde comen uno, comen dos, tres, cuatro y hasta cinco“.

Tati comenta que la amistad siempre esta ahí, la preocupación de uno es la preocupación de todos, y que una vez hasta rifaron un pollo para ayudar a un compañero, pollo al que le pusieron el nombre del ‘pollo fantasma’, porque nunca se puedo rifar debido a los problemas económicos, y todos sueltan la carcajada“.


Destacados

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario