Jueves 29 de septiembre de 2016,
Bottup.com

Obama frente a la industria del billón de dólares

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Valora el artículo)

Su plan para extender la atención sanitaria choca contra un poderoso Lobby que deja sin atención a más de 45 millones de norteamericanos

Los ciudadanos arruinados por deudas médicas aumentaron un 2.200% entre 1981 y 2001

REPORTAJE: Un profundo repaso al sistema actual

 

[…] Entre 2001 y 2005 el número de personas sin seguro de salud creció un 16,6%. Las primas medias de un seguro de salud para una familia de cuatro miembros es de 10.800 dólares, lo cual excede el total de ingresos anuales de un trabajador con el sueldo mínimo a jornada completa, 10.712 dólares”. Vía Alternet.

“Desmayarse en la calle [En EEUU]  y ser atendido por una ambulancia, trasladado a un hospital e internado unas horas puede costarle a un ciudadano promedio unos 2.000 dólares”. Vía Observador global.

Barack Obama parece haber abierto la caja de los truenos al considerar necesaria una urgente mejora del sistema sanitario público en EE UU para extender su cobertura. Las paradojas del sistema sanitario en el país más poderoso del mundo causan rubor en la proteccionista Europa. La resistencia exacerbada de los grupos de poder que se lucran con el negocio de la vida y la muerte llena de sorpresa y algo de vergüenza.

La crisis ha hecho que un número ingente de norteamericanos carezca de seguro, y a pesar de que hasta un 15% del presupuesto de EE UU se gasta en este concepto, parece que la reforma es imprescindible para hacer la sanidad extensiva a mayor número de personas, más eficiente y menos costosa. De hecho, se dan intervenciones costosas frente a baratas por criterios económicos. La situación de pobreza y de falta de seguro hace que algunos piensen que la primera potencia del mundo aboca a algunos de sus ciudadanos con su política de seguros privados a una sanidad de país africano o asiático en crisis.

Un simple desmayo en la calle puede costarle 2.000 dólares a un norteamericano

Se está conduciendo el mismo debate para la reforma sanitaria que ya intentó sin éxito Bill Clinton hace quince años. Parece que es necesario tomar acción en relación con la sanidad pero la gran pregunta es hacia ¿donde? y con qué profundidad.

“El sistema de salud de EE UU ocupa actualmente el puesto 37 en el ranking mundial, por detrás de Colombia y Portugal; EE UU ocupa el puesto 44 en mortalidad infantil, detrás de muchos países empobrecidos de Latinoamérica”. Vía Alternet

45 millones de personas sin médico
Los números indican que un 15% de los norteamericanos no tiene ningún seguro médico, lo cual supone que más de cuarenta y cinco millones de personas están en situación de “indefensión sanitaria” en estos tiempos de crisis y de pandemia de gripe. Y de acuerdo a informaciones recientes, parece que este hecho, el no disponer de cobertura médica, parece aumentar la mortalidad en el país hasta en 45.000 personas al año, incrementando la probabilidad de fatal desenlace en caso de enfermedad hasta en un 40%.

“El sistema de salud estadounidense cuesta casi el doble por cápita que los sitemas públicos en Europa, Japón y Canadá; en EE UU, la Sanidad costó 5.635 dólares por persona en 2005. Por contra, en Japón, donde la esperanza de vida es 4,6 años superior a la de EE UU (un factor que en principio debería encarecer el gasto sanitario), la Sanidad costó 2.139 dólares por persona; en el Reino Unido, 2.232; en Suecia (el país con un estado del bienestar modélico), 2.520 dólares; en Francia 2.903 y en Canadá 3.001 dólares”. Vía Alternet.

“[…] la sanidad privada norteamericana presenta un mayor índice de mortalidad que la sanidad pública. La sanidad privada posee un menor ratio de personal sanitario (médicos, enfermeras, auxiliares), junto a una menor riqueza de infraestructuras”. Vía Noticias de Navarra.

Pese a que no cubre ni un 40% de lo que nuestra Seguridad Social, el gasto sanitario norteamericano es de casi el doble por ciudadano que los de Europa, Japón o Canadá

El modelo sanitario de EE UU tiene algunas particularidades: La sanidad en EE UU está cubierta por sanidad privada que pagan las empresas. Sin embargo, desde que el pago de seguros privados se dejó a la potestad de las empresas, poco a poco la cobertura del ciudadano medio ha ido decreciendo y, al tiempo, aumentando sus costes, generando un negocio pingüe que, ahora, se siente amenazado con este proyecto de reforma.

El modelo sanitario
En este tiempo se ha constatado cómo las empresas no cubren el seguro médico para los trabajadores, ya sea por falta de fondos, falta de interés o simplemente por no existir una inspección fuerte de la administración. Para los pobres de solemnidad existen dos programas: Medicare y Medicaid, que les asegura un tratamiento médico. Pero entre ambos grupos, los cubiertos por el seguro y los “sin-seguro” pero con cobertura federal existe un grupo, cuantificado hasta en 45 millones de personas, sin ningún tipo de cobertura, ya que el derecho de seguro médico se adquiere mediante las cuotas del propio trabajador y, lo que tampoco es desdeñable, con una posibilidad muy alta de entar en quiebra económica e incluso en marginación por causas médicas.

En este sentido, cabe recordar la película ‘John Q’, protagonizada por Denzel Washington, donde se presentaba el secuestro de un hospital por parte de un padre para poder llevar a cabo una operación vital a su hijo enfermo.

Más del 50% de los norteamericanos tiene problemas con deudas médicas; entre 1981 y 2001, las quiebras económicas debidas a deudas médicas se incrementaron un pasmoso 2.200%, y un 55% de las quiebras personales son causadas ahora por enfermedades o deudas médicas, a pesar del hecho de que el 75% de las quiebras tenían seguro al comienzo de la quiebra y la enfermedad.” Vía Alternet.

El 64% de los norteamericanos tienen cobertura sanitaria a través del mundo del trabajo, y la amplitud de dicha cobertura depende de la fuerza sindical que se tenga en la empresa“. Vía Noticias de Navarra.

La feroz oposición al plan

Los ciudadanos arruinados por deudas médicas aumentaron un 2.200% entre 1981 y 2001. Este tipo de ruina hoy representa ya el 55% de las quiebras personales

A la oposición a la reforma de Obama se unen no sólo los lobbys involucrados: médicos, hospitales y aseguradoras, sino también el Partido Republicano y algunos sectores del Partido Demócrata. También han encontrado apoyo entre los más partidarios del liberalismo económico en Europa, pero de una forma u otra parece necesario reformar un sistema caro y que deja a un grupo importante de población fuera.

Entre los votantes de la encuesta de ‘Greensberg Quinlin’ de noviembre de 2006, el 22% calificó a la Sanidad como el asunto más importante; igualmente, MoveOn.org ha encuestado a sus miembros, recibiendo 100.000 respuestas, y la Sanidad ha sido calificada como la preocupación número uno“.  Vía Alternet.

“El ánimo de lucro con que se mueven estas entidades privadas hace que se realicen un número excesivo e innecesario de intervenciones quirúrgicas. Son innecesarias el 40% de las histerectomías, el 48% de los cateterismos cardíacos o bypass, el 28% de angiografías…, según propios informes médicos de la sanidad norteamericana.“. Vía Noticias de Navarra.

Obama propone un modelo sanitario público universal “a la europea” que amenaza el negocio, estimado en 2,5 billones de dólares al año.

Los más contrarios a la reforma sostienen que existe riesgo de desaparición de esos seguros privados en el presupuesto general que pague la sanidad pública y universal. También se arguye que disparará el déficit público, el coste estimado en diez años sería de 900.000 millones de dólares, lo que supone el 20% del PIB, y que deberá ser sufragado además con los seguros privados por aumento de impuestos,  y que expulsará a las compañías privadas, así como detendrá la investigación y desarrollo médico.

El plan de Obama amenaza un negocio de 2,5 billones de dólares

Los republicanos consideran este paso como un hecho alegórico del aumento del estatismo, incluso tildado de “socialismo” de , y de la amenaza federal frente a las libertades individuales. Incluso como efecto llamada frente a inmigrantes ilegales o el aumento de permisividad frente al aborto o la eutanasia. La resistencia feroz y agresiva que está enfrentando la iniciativa ha ocasionado algún desliz en forma de insulto a Barack Obama, algo que es totalmente desconocido en la democracia estadounidense.

El Gobierno norteamericano financia dos programas para personas mayores: Por un lado, Medicare, que cubre el 52% de los gastos médicos de los ancianos, pero el otro 48% restante lo debe aportar el propio anciano. Por el otro, Mindicaid, que cubre las necesidades de los indigentes, siendo cada Estado el que fija las coberturas que tiene. Este programa beneficia sólo al 22% de los pobres del país.“: Vía Noticias de Navarra.

Vivir o morir por un sólo voto
La situación actual es que a Obama le falta un solo voto para llegar a la mayoría absoluta, por lo que tendría o bien que buscar el consenso con los reticentes republicanos o bien intentar aprobarlo ‘a la brava’ con mayoría simple, lo que le abocaría a un desencuentro con el Partido Republicano por años.

La resolución de este enigma lo tendremos en las próximas semanas. Lo que parece claro es que si Obama quiere llevar a cabo esta iniciativa en estos tiempos de ‘bail out’ y crisis deberá reducir costes en otros emplazamientos, puede que reduciendo el programa nuclear militarla presencia norteamericana en Irak.

“En la situación actual hay en los Estados Unidos unos 50 millones de norteamericanos que no tienen ninguna asistencia sanitaria, y otros 100 millones con unas prestaciones muy básicas, llegando escasamente al 40% de lo que nos presta nuestra Seguridad Social. Sin embargo, no deja de llamar la atención que la sanidad norteamericana gasta el 16,5% del PIB, mientras que el gasto sanitario de la OCDE es escasamente del 9% del PIB”. Vía Noticias de Navarra.

Para ampliar información:
-En 2007 llegó a las pantallas el documental del polémico director Michael Moore sobre la sanidad en EEUU: “Sicko” donde se reflejan la situación y casos de la sanidad estadounidense. Ver Trailer y testimonios en Youtube.
-Principios básicos de la reforma de Barack Obama: http://www.medicalnewstoday.com/articles/140494.php
-Claves de la reforma sanitaria en EEUU: http://www.bbc.co.uk/mundo/internacional/2009/07/090723_0023_claves_reforma_eeuu_jg.shtml

Fotografía 1


Traducidos al castellano todos los extractos citados en inglés procedentes de la fuente ‘Alternet’.
Maquetación, destacados, ladillos, subtítulos y titular.

 

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

Participa con tu comentario